Skip to content
 

3 claves para estar en armonía con tu hogar

Consejos de una maestra del feng shui y cómo aplicarlos a tu casa.

Woman Lying On Sofa In Her Home, AARP Home And Family, Home Improvement, How To Apply Feng Shui

Foto: Istockphoto

Hazle frente al desorden y descansa.

Tu hogar es tu templo, tu refugio... un reflejo de tus raíces, de tus gustos y de tu estilo de vida. Por eso es tan importante que cuando abras la puerta de tu hogar te sientas en armonía con ese espacio tan íntimo y tan tuyo.

Seguro que has oído hablar del feng shui, una filosofía milenaria originaria de China que nos enseña a armonizar nuestra energía con la energía de nuestro hogar. Pero, ¿cómo conseguir esa sensación de bienestar y equilibrio sin tener que hacer grandes cambios o gastar mucho dinero?

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Te presento a Catherine Brophy, reconocida maestra en el arte del feng shui y diseñadora de interiores, que comparte sus mejores consejos con AARP para que logres un hogar feliz y en armonía.

1. Dónde empezar

Comienza por considerar cuidadosamente tanto lo que escoges para decorar o amueblar tu hogar como el modo en que arreglas u organizas los muebles en cada habitación. El objetivo es que te sientas cómodo y protegido, y que cada espacio de tu hogar fluya armoniosamente sin obstrucciones u objetos que cierren el paso o emitan energías negativas. Catherine Brophy nos comparte estos consejos para aplicar la filosofía del feng shui en tu hogar:

• Rodéate de objetos que tengan algún significado para ti y que valores realmente su belleza.

• Las distintas áreas de un cuarto deben tener la iluminación adecuada, ya que la luz activa la energía. Presta también especial atención a los espejos porque ayudan a intensificar la luz natural. Si no te gusta lo que refleja el espejo, muévelo de sitio.

• Dale un uso a cada cuarto de tu hogar y disfrútalo. Si tienes, por ejemplo, un comedor formal que raramente usas, dale una nueva función como la de crear un espacio para tu oficina.

• Es preferible vestir de algún modo las ventanas (aunque sean cortinas muy ligeras) que dejarlas completamente expuestas.

• El feng shui distingue los espacios privados (como el dormitorio) de los espacios públicos (como la sala). Trata de no instalar el televisor y otros objetos electrónicos en los espacios privados que promueven el descanso.

• El lugar ideal para colocar la cama es contra la pared y que esté situada lejos de la puerta de ingreso al dormitorio, evitando así que tus pies apunten directamente a la puerta. En cualquier caso, lo ideal es que veas claramente la puerta del cuarto desde la cama y no almacenes nada debajo de esta.

2. Desorden: el gran enemigo del feng shui

Los latinos tendemos a acumular demasiadas cosas en casa... ¿no creen? El resultado son espacios que, además de verse sobrecargados, no contribuyen a conseguir el equilibrio y la armonía que tanto aspiramos. “El desorden toma energía tanto de ti como de tu entorno. En el feng shui, cada área del hogar está relacionada con un área específica de nuestra vida. Tomemos, por ejemplo, el área que se relaciona con la ‘salud’ (es decir, la parte central izquierda de nuestro hogar si nos situamos dentro de la casa con la espalda a la puerta principal). Si este espacio de tu hogar está desordenado y saturado de cosas, tendrá un impacto en tu salud”, explica Brophy.

“El desorden bloquea u obstruye el flujo natural de la energía, lo que se convertirá en un obstáculo en tu vida. Es como cuando tienes una arteria obstruida; la sangre no puede fluir libremente y todos los órganos internos, especialmente el corazón, sufren. Eso es exactamente lo que le ocurre a tu entorno y, sobre todo, a ti, cuando tu casa está sobrecargada y desordenada”, agrega.

¿Cómo hacer frente al desorden? presta atención a estas dos estrategias que nos comparte la maestra del feng shui:

  • Una buena táctica es concentrarte en un área específica por un período de tiempo manejable, como 15 minutos cada día. Si te concentras en esa área durante varios días por ese breve lapso de tiempo, verás claramente cómo vuelve a fluir la energía que estaba bloqueada.
  • La otra opción es abrir todas las puertas, estantes y gaveteros de tu hogar y hacer una lista de cada una de las áreas que necesiten atención. Ordena ahora la lista por orden de prioridades. Si por ejemplo el armario de la entrada es un desastre y no encuentras fácilmente lo que buscas al salir de casa cada mañana, hará que empieces el día con una sensación de frustración que afectará tu día entero. Está en tus manos que este proyecto sea una de tus prioridades.

3. Objetos que nunca deberías tener en tu hogar

¿Has tenido alguna vez la sensación de que algunos de los objetos que tienes en casa te afectan el ánimo de un modo negativo o parecen liberar malas vibraciones? Pues si es así, ¡es el momento de deshacerse de ellos! Brophy indica el tipo de objetos que no deberías tener nunca en casa:

  • Cualquier objeto que proyecte sensaciones negativas o te traiga malos recuerdos.
  • Objetos que te hagan sentir triste, solitario o que te altere su presencia.
  • Objetos rotos o inútiles: repáralos o recíclalos.
  • Objetos que no representen lo que eres realmente.
  • Cualquier objeto que tenga que ver con una relación (o un amor) del pasado y que pueda molestar o incomodar a tu relación actual.
  • En general, si algo te hace sentir mal, ¡probablemente es malo para ti! 

No olvides que tu casa es tu hogar. Es así que también es un reflejo de lo mejor que hay en ti.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto