Skip to content
 

Cómo lucir trenzas este verano sin dañar tu cabello

Una especialista en pérdida de cabello y una especialista en hacer trenzas nos ofrecen sus consejos.

(De izquierda a derecha) Gabrielle Union lleva trenzas largas y sueltas; Holly Robinson Peete luce sus trenzas en un elegante moño; Janet Jackson luce las trenzas medio recogidas.

George Pimentel/Getty Images; Gregg DeGuire/WireImage; Vincenzo Lombardo/Getty Images for Giuseppe Zanotti Design

(De izquierda a derecha) Gabrielle Union lleva trenzas largas y sueltas; Holly Robinson Peete luce sus trenzas en un elegante moño; Janet Jackson luce las trenzas medio recogidas.

In English

Las trenzas son uno de los peinados preferidos para el verano. No solo son versátiles y de bajo mantenimiento, sino que también son sencillamente impresionantes, sin importar la ocasión.

Los estilos trenzados se llevan desde hace siglos, remontándose hasta el 3500 a.C. en África, y están en constante evolución. Hoy en día, muchas mujeres optan por las trenzas para dar a sus cabellos naturales un descanso del peinado diario, lo que a su vez favorece el crecimiento de su cabello. Lindas y elegantes sin mucho esfuerzo, las trenzas siempre estarán de moda. Pero para aprovechar todas las ventajas de las trenzas, es fundamental que se coloquen correctamente.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Algunas cosas que debes considerar

Para proteger tus mechones trenzados, busca un especialista en hacer trenzas que dé prioridad a la salud de tu cuero cabelludo y tus mechones por encima de la estética. "Lo principal sería no dejártelas [poner] muy apretadas", dice la estilista de famosos y especialista en pérdida de cabello, Tamara Johnson. "Algunos salones que trenzan el pelo solo se centran en hacer que luzcas bien, no tanto en la salud de tu cabello".

Y aunque las trenzas están pensadas como un estilo protector, colocarlas demasiado apretadas puede provocar foliculitis (inflamación de los folículos pilosos), que suele aparecer en forma de pequeñas protuberancias rojas alrededor de la línea de nacimiento del cabello. "Después de un par de días, puedes incluso ver la cutícula del cabello [...] que se desprende del cuero cabelludo", dice Stasha Harris, especialista en hacer trenzas y estilista de cabello natural. Además, "lo vas a sentir. Te va a doler la cabeza", añade Harris. Si notas alguna de estas señales, quítate las trenzas inmediatamente.

Para evitar esta situación, Johnson sugiere que busques un estilista que se tome el tiempo necesario para evaluar el estado de tu cuero cabelludo y de tu cabello antes de ponerte las trenzas. Además, asegúrate de que sea muy cuidadoso con las partes frágiles de tu melena, incluida la línea del nacimiento del cabello y la zona de la nuca. Y si las pone demasiado tensas, habla de inmediato. ¿Ya estás perdiendo pelo? Deja de ponerte trenzas por un tiempo y consulta a un dermatólogo.

Algunas cosas que debes tener en cuenta antes de lucir las trenzas esta temporada.

Piensa en usar trenzas sin nudos

Aunque no es un concepto nuevo, las trenzas sin nudos han resurgido recientemente porque ofrecen más versatilidad sin la tensión que suelen tener las trenzas tradicionales. "Empiezas la trenza con [tu] pelo natural y luego vas añadiendo extensiones a medida que avanzas, añadiendo pequeñas secciones cada vez", explica Harris. Esta técnica te permite arreglarte el cabello libremente el primer día que te las ponen, porque cada trenza se forma sin el nudo en la base del cuero cabelludo. ¿El resultado? Un estilo más elegante y seguro.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Considera el ganchillo

Harris recomienda el método del ganchillo (enlace en inglés) para las personas mayores con pérdida de cabello. Otra opción que requiere menos tensión, esta técnica consiste en unir el pelo trenzado con el pelo natural, entrelazándolo con una aguja de lengüeta. Para una mayor protección, "puedes ponerte una red [sobre el pelo] y enganchar las extensiones a la red en lugar de engancharlas al pelo", dice Harris. Esto puede aliviar la tensión de los folículos pilosos, lo que es especialmente importante porque empiezan a reducirse con la edad. El método de ganchillo también puede reducir el tiempo de peinado, gracias a esos paquetes de pelo pretrenzado que puedes encontrar en la tienda de productos de belleza.

Dato adicional: algunas extensiones de trenzas sintéticas pueden estar recubiertas de una base alcalina, lo que te puede provocar una reacción alérgica. Para evitarlo, sumerge el cabello en una mezcla de agua y vinagre de sidra de manzana de 15 a 30 minutos, y deja que se seque al aire antes de ponértelo.

Evita las trenzas superlargas

Si quieres probar las trenzas de moda hasta la cintura, Harris advierte que cuanto más largas sean las extensiones, más pesadas serán. Por esa razón, no las recomienda para las personas con pérdida de cabello o con cabello naturalmente fino. "Aunque las trenzas sean pequeñas, su longitud les añade peso", dice. Ten en cuenta que, a medida que tu cabello va madurando, es posible que no pueda soportar el peso de extensiones pesadas como lo hacía a los 20 y 30 años. Por lo tanto, peca de precavida y opta por trenzas por encima de la cintura.

Deja que tu cuero cabelludo respire

La facilidad de llevar trenzas hace que sea tentador lucirlas siempre. Pero descuidar tu propio cabello no te dará los beneficios que buscas. Harris sugiere que te quites las trenzas a las seis semanas, ya que si las mantienes durante más tiempo, se pueden enredar las raíces. Deja suficiente tiempo entre las extensiones para dar a tu cabello el descanso que necesita. Puedes aprovechar este tiempo para mimar tu cabello y examinar su estado general. Y dado que el cuero cabelludo produce menos grasa con la edad, con tratamientos regulares de acondicionamiento profundo, puedes asegurar que tu cabello esté preparado antes de tus próximas extensiones.

Anissa Gabbara escribe sobre belleza, salud, estilo de vida y cultura pop. Su trabajo ha aparecido en Sisters from AARP, la revista Sesi y la revista Maple City Our Town.