Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

10 consejos para cortarte y teñirte el cabello en casa

Cúbrete las canas y hazte un corte como un profesional.

Mujer mirando su cabello frente a un espejo.

ROBERTODAVID/ISTOCK/GETTY IMAGES PLUS/GETTY IMAGES

In English | Sin duda echamos de menos a nuestros estilistas y expertos en tintes. En realidad, extrañamos toda la experiencia del salón de belleza: las conversaciones, la camaradería y la mayor autoestima que nos dan un tinte, corte y peinado nuevos. Pero estamos viviendo momentos extraños y por eso aquí les dejo mis consejos para las mujeres mayores de 50: aprovecha esta pausa para restablecer la salud de tu cabello y aprender trucos caseros que quizás se conviertan en parte de tu nueva normalidad aun cuando vuelvan a abrir los salones de belleza. Estas son 10 maneras de retomar el control de las raíces, el color cobrizo opaco, las puntas secas y un corte crecido y desarreglado:

1. Ten presente que algunas soluciones para el cabello no son una buena idea

Este no es el momento de cambiar al color rubio o volver a tu color castaño ni a empezar a adivinar el color del tinte que vende una farmacia en línea. Imagínate una clienta fiel del salón de belleza con cabello teñido, estresada y sin habilidades de tinte casero; a esto agrégale una tintura de la farmacia y es fácil terminar con el cabello bien arruinado. Tampoco es el momento de hacerte un corte pixie ni de esconderte debajo de un sombrero hasta que todo esto pase. Pero dicho esto, hay cosas positivas que puedes hacer.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


2. Concéntrate en las raíces

Esta es la clave para recuperar la calma de inmediato. Solo necesitas un producto y cinco minutos para dejar de obsesionarte con esa franja de cabello canoso, blanco o castaño deslustrado en la raya donde partes o en el nacimiento del cabello. La mayoría de los productos para retoque de raíces son resistentes al agua, así que los días calurosos, húmedos o lluviosos no representarán ningún problema. Selecciona un tono lo más parecido posible al tuyo y una fórmula y formato que te resulten prácticos.

Para cubrir con precisión: selecciona un polvo aplicado con pincel (vienen en un estuche similar a las sombras de ojos compactas) como Color Wow Root Cover Up ($35, target.com) o Clairol Nice ‘n Easy Root Touch Up Powder ($10, target.com) o bien un gel/crema con aplicador de punta de esponja como Garnier Express Retouch Gray Hair Concealer ($9, target.com).

Para el crecimiento de raíces de más de una pulgada: para camuflar raíces, selecciona un aerosol con tinte como L'Oréal Paris Magic Root Cover Up ($11, ulta.com) o TRESemmé Root Touch-Up Temporary Hair Color Spray ($8, target.com)

Al rociarlo, se llenan los espacios del cuero cabelludo y crea un aspecto más espeso, por lo que es ideal para el cabello fino y ralo o para las entradas del cabello con poca densidad.

Para cubrir las raíces de manera duradera: prueba una fórmula semipermanente o permanente como Revlon Root Erase Hair Color and Root Touch Up ($10, target.com) o Clairol Root Touch-Up Permanent Hair Color Kit ($7, target.com). Estos productos no desaparecen cuando te lavas el cabello, pero como estás tiñendo solo las raíces, no afectará el color original que te hicieron en el salón de belleza.

3. Prueba un champú, acondicionador o máscara correctora de color

Si tu tono rubio o castaño teñido se ha tornado cobrizo, lávate una vez por semana con un champú/acondicionador matizador. Este neutraliza y reaviva tu tonalidad. Como en el círculo cromático los colores fríos azul y morado están en el lado opuesto de los colores cálidos como el amarillo, el rojo o el anaranjado, se pueden cancelar las tonalidades cálidas “cobrizas” indeseadas con un champú de tonalidad fría azul o morada, como el champú y el acondicionador Kristin Ess The One Purple ($12 cada uno, target.com); y el champú y el acondicionador L'Oreal EverPure Brass Toning Purple ($7 cada uno, target.com). No prestes demasiada atención a las etiquetas que dicen "para rubias" o "para castañas", ya que el matizador azul o morado será efectivo para todas.

4. Mantén reluciente el cabello gris o blanco

El cabello gris, blanco o en la transición de dejar crecer las canas a veces puede verse amarillento, deslucido, muy seco y opaco por culpa de los depósitos minerales del agua de la ducha, el cloro, la acumulación de productos para el peinado, los aparatos calientes, la contaminación ambiental o el humo. Tu cura casera de dos pasos es un champú que dé brillo, como el champú y el acondicionador Matrix Total Results So Silver ($19 cada uno, ulta.com) o Shimmer Lights Purple Shampoo for Blonde & Silver Hair ($10, ulta.com), más una máscara hidratante como Matrix Total Results So Silver Triple Power Hair Mask ($24, ulta.com) o Carol's Daughter Monoi Repairing Hair Mask ($32, ulta.com). Aplícate estos productos todas las semanas para restablecer el color nítido y crear un look más luminoso.

5. Opta por una marca de tintes por internet que ofrezca ayuda profesional

Si realmente necesitas más que un retoque, ya te has impacientado y no está en tus planes dejarte crecer las canas, prueba esta opción. Pagarás un poquito más que el tinte que compras en la farmacia, pero te evitarás el terror de adivinar qué color elegir para teñirte en casa. Tanto eSalon (esalon.com —en inglés—)  como Madison Reed (madison-reed.com —en inglés—) utilizan un cuestionario detallado para identificar tu color de cabello exacto, la textura, el tono de tu piel, la proporción de canas y otros factores. eSalon asigna un experto en tintes para que prepare una fórmula de color especialmente para ti y te aconseje durante el proceso. El sitio de Madison Reed ofrece un cuestionario sobre el cabello y un experto en tintes para ayudarte a escoger entre 45 tonalidades distintas. Para quienes viven en áreas donde no hay orden de quedarse en casa, algunos salones de belleza pequeños incluso están preparando las fórmulas de tinte para sus clientes y dejándolas afuera del salón para que las retiren desde el auto. Consulta con tu salón de belleza para ver si ofrece este servicio personalizado.

6. Confórmate con recortarte las puntas

No es posible imitar los años de experiencia y capacitación y convertirte en una experta estilista de la noche a la mañana para hacer un verdadero corte de cabello. Te sugiero optar por una versión arreglada de tu estilo habitual y que solo recortes las puntas abiertas. (Si no lo haces, se seguirá abriendo más el tallo del cabello y causará un daño irreversible). Sigue recortándolas cada varias semanas y no será necesario hacerte un corte más importante. No te dejes llevar por las fotos de las celebridades para intentar convertir tu lob largo hasta los hombros en un corte bob al estilo Helen Mirren ni para decidirte por un estilo muy corto como el de Jamie Lee Curtis. Todo lo que necesitas es verte razonablemente arreglada y como tú misma para las conversaciones de la cintura para arriba en FaceTime, Skype o Zoom.

7. Sigue tres reglas básicas de corte

Sí, internet está lleno de tutoriales de YouTube sobre cómo cortar tu propio cabello, pero principalmente son para adolescentes y milénicos y no para mujeres maduras con un montón de otros problemas capilares. No nos podemos dar el lujo de arruinarlo, ¿no es cierto? Reglas ineludibles:

Usa las verdaderas tijeras para cortar cabello si es posible. Preferentemente, las que usan los profesionales en los salones de belleza. De lo contrario, usa las tijeras más afiladas que tengas. Con suerte, no serán las que usas para la cocina, las tareas domésticas o la jardinería. Las tijeritas para cejas o uñas de corte preciso son una mejor opción.

Corta el cabello limpio, seco y peinado como lo llevas habitualmente. Si vas y vienes entre un peinado lacio y uno ondeado o rizado, seca tu cabello con secador o plancha alisándolo bien para el corte. Eso permite tener en cuenta que el cabello se contrae cuando lo usas con más textura.

Haz el corte cuando estés sola y concentrada, ni muy temprano a la mañana ni tarde a la noche. Piensa que este es tu momento personal en el salón de belleza. Sin distracciones.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


8. Retoca las puntas

Este corte de 1/4 de pulgada es lo que los estilistas profesionales llaman "dusting". Trabaja en mechones pulgada por pulgada, utilizando tus dedos índice y mayor como pinza para sujetar cada mechón parejo mientras cortas las puntas. Comienza adelante donde las puntas secas y abiertas suelen ser peores. Asegúrate de que ambos lados de tu corte bob o lob estén parejos llevando las puntas hacia adelante para que se junten al frente. Retoca las puntas en la coronilla y parte posterior sosteniendo los mechones en forma horizontal o bien hacia arriba para que puedas ver bien lo que estás haciendo. Trabaja del mismo modo si tienes una melena más corta. Sigue dividiendo el cabello y cortando apenitas las puntas de cada mechón. Si tienes cabello rizado, divídelo en pequeños mechones en espiral y corta el extremo de cada espiral.

9. Despunta o corta un flequillo completo

El flequillo completo puede impartir un estilo inmediato a cualquier corte de cabello que desesperadamente necesita un look fresco y nuevo. Trabaja con cabello limpio y seco. Secciona el área del flequillo para formar un triángulo con el extremo superior en la coronilla y los extremos laterales encima del arco exterior de cada ceja. Recógete el resto del cabello hacia atrás o sujétalo con una pinza. Peina la sección del flequillo hacia adelante y haz un corte recto transversal justo debajo de los ojos. Luego, sosteniendo las tijeras en forma vertical con las cuchillas hacia arriba, haz cortecitos en las puntas (llamado "corte de punta") en incrementos de un cuarto de pulgada por vez, de un extremo al otro. Sigue repitiendo este paso hasta que llegues al largo deseado, que será justo debajo de las cejas; es un largo que le queda bien a todas y tiene en cuenta la contracción y elasticidad del cabello.

10. Intensifica el acondicionamiento y desintoxica tu cabello del peinado con calor

Dale cuidados especiales a tu cabello, privado del salón de belleza, con máscaras de acondicionamiento extra y menos peinados con calor. Aunque este es un buen momento para probar secarte el cabello al aire y descansar de los secadores, planchas y rizadoras, muchas de nosotras dependemos realmente del peinado para darle volumen a nuestros mechones ralos, planos o débiles. Prueba en cambio a secarte parcialmente con el secador durante dos minutos para darle a tu cabello un colchón de aire y crear volumen. Comienza con el cabello recién lavado y preparado con un acondicionador sin enjuague. Inclínate hacia adelante y sécate el cabello por debajo usando las manos para alborotarlo y crear separación y volumen. Hazlo rápidamente. Luego échalo hacia atrás y déjalo secar al aire sin cepillarlo ni tocarlo más. Para un estilo ondeado, separa el cabello limpio y húmedo en mechones gruesos, hazte rizos o trenzas y sujétalos con pinzas para dejarlo secar al aire. Luego desenróllalos, despéinalos con la mano y listo.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO