Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Cuadros que celebran el amor

Desde el romanticismo al modernismo, deja que estas 11 piezas de arte te inspiren.

  • Getty Images

    El beso (Gustav Klimt)

    El amor es dulce y dorado en el universo del pintor austríaco Gustav Klimt. Los amantes se funden en un abrazo, rodeados por la opulencia del oro. El beso es el cuadro por excelencia de un artista que fue acusado de crear obras pornográficas en Viena a fines del siglo 19. Sin embargo, cuando empezó a usar hojas de oro y figuras decorativas, pudo conquistar rápidamente el afecto del público. Klimt murió en febrero de 1918, a los 55 años, dejando muchas obras sin terminar.

    1 of 13
  • G. DAGLI ORTI/Getty Images

    La siesta (Vincent Van Gogh)

    “La tristeza durará para siempre”. Según su hermano Theo, estas fueron las últimas palabras de Van Gogh antes de morir, 29 horas después de haberse disparado con un revólver que nunca fue hallado. Increíble pensar que este mismo artista enamoró a millones de personas con el virtuosismo de sus cuadros, celebrando la vida y el amor. Realizada en 1890, meses antes de morir, La siesta observa la vida cotidiana de los trabajadores del campo con un romanticismo cálido y esperanzador.

    2 of 13
  • The Print Collector/Heritage-Images/Getty Images

    Pareja en el Père Lathuille (Édouard Manet)

    Comienza el cortejo en el jardín del restaurante parisino Chez Pére Lathuille. El arquitecto de la transición entre realismo e impresionismo, Édouard Manet, pintó este óleo en 1879, cuatro años antes de su muerte a los 51. El modelo masculino fue el hijo del propietario del restaurante. Inicialmente llevaba puesto su traje militar, pero cuando la modelo que lo acompañaría dejó plantado a Manet porque debía ensayar una obra de teatro, el pintor cambió la composición y prefirió retratar un romance entre civiles.

    3 of 13
  • classicpaintings/Alamy

    En la cama (Henri de Toulouse-Lautrec)

    Podría creerse que la pareja en esta pintura del francés Toulouse-Lautrec son un hombre y una mujer. En realidad son dos mujeres, quizás prostitutas o bailarinas en el barrio bohemio de Montmartre donde el pintor encontró la inspiración a raudales a fines del siglo 19. La intimidad no es necesariamente sexual, dado que a menudo las trabajadoras de ese barrio compartían un dormitorio. Afectado por duras limitaciones físicas, el pintor –que murió a los 36– se identificaba con los personajes marginados de París.

    4 of 13
  • Archivart/Alamy

    Frieda y Diego Rivera (Frida Kahlo)

    Atormentada y contradictoria, la relación entre Diego Rivera y Frida Kahlo forma parte de la mitología de la cultura latinoamericana. Se casaron dos veces, sí, pero las constantes infidelidades de ambos generaron un clima de reproches permanentes. Este cuadro, realizado en 1931 durante una visita a San Francisco, presenta la mejor versión de un romance que terminó abruptamente en 1954, cuando falleció Frida. Rivera la recordaría con infinito cariño, admitiendo que solo pudo apreciar la belleza de su matrimonio cuando ya era demasiado tarde.

    5 of 13
  • Artepics/Alamy

    El pescador y la sirena (Frederick Leighton)

    La cola de la sirena se enrosca en la pierna del pescador. Desnuda, adornada con su larga melena dorada, lo abraza amorosamente mientras lo mira a los ojos. El pescador se deja llevar, como experimentando un éxtasis religioso. Pocos cuadros han captado la fiebre del amor con la sensualidad de esta extraordinaria obra del inglés Frederick Leighton. Hijo de prósperos comerciantes, Leighton estudió en Italia y Francia antes de instalarse en Londres, llegando a representar la técnica exquisita de la pintura inglesa del siglo 19.

    6 of 13
  • akg-images/Newscom

    Los amantes (Fernando Botero)

    Hay amantes de todos los estilos y tamaños, como bien nos recuerda el colombiano Fernando Botero, quizás el artista contemporáneo más conocido de toda Latinoamérica. En este cuadro –deliciosa mezcla entre humor costumbrista y sensualidad– el hombre dormido parece tener las dimensiones de un niño. Mientras que su compañera asume las proporciones de la madre naturaleza, desprovista de complejos o inhibiciones. Lamentablemente, no podemos admirar este cuadro de 1967 en un museo, dado que pertenece a una colección privada.

    7 of 13
  • Ofreta de AARP

    Suscríbete a nuestro Boletín y diviértete cada día con reseñas de cine, música y libros, horóscopos y juegos.
    Únete a AARP hoy mismo y disfruta la vida un poco más.

    8 of 13
  • Francesco Hayez/Getty Images

    El beso (Francesco Hayez)

    Durante el siglo 19, el movimiento del romanticismo se apoderó de Europa. Se basó en la impactante técnica de una nueva generación de pintores que usaron su virtuosismo en la perspectiva e iluminación para contar historias de amor. Nacido en Venecia en 1791, Francesco Hayez triunfó en Milán con cuadros como El beso, en el que vemos a un galante caballero del medioevo entregándose completamente a un beso con la mujer de sus sueños. Las sombras a su alrededor enfatizan la tensión del momento.

    9 of 13
  • Pablo Ruiz Picasso, VEGAP/Newscom

    Los amantes (Pablo Picasso)

    No sorprende que Picasso nos haya dejado bellas imágenes de temática romántica. La obra del español fue monumental y ecléctica: más de 1,800 cuadros y unos 12,000 dibujos. Pintada al óleo, Los amantes proviene de 1923, cuando el artista, todavía sacudido por la Primera Guerra Mundial, se volcó a la seguridad simbólica del estilo neoclásico. A su vez, su estética —perpetuamente en transformación— había sido afectada positivamente por una visita a Italia en 1917 y su matrimonio con una bailarina rusa.

    10 of 13
  • Salvador Dalí, Leda atómica, VEGAP/Newscom

    Retrato de Gala (Salvador Dalí)

    La llamaban Gala. De personalidad avasalladora, deslumbró a muchos artistas a principios del siglo 20. Pero fue cuando conoció a Salvador Dalí en 1929 que Elena Ivanovna Diakonova se convirtió en la musa fundamental de uno de los grandes pioneros del surrealismo. Este hermoso cuadro —elocuente tributo de amor— es uno de los muchos retratos que el pintor realizó de su mujer. Gala falleció a los 87, en 1982, siete años antes que Dalí.

    11 of 13
  • Rene Magritte VEGAP/Newscom

    Los amantes II (René Magritte)

    El modernismo revolucionó la pintura del siglo 20. Quizás el elemento más maravilloso de Los amantes del belga René Magritte sea el amplio espacio que deja abierto para la interpretación. La madre de Magritte se suicidó tirándose a un río cuando este tenía 13 años. Dicen que cuando recuperaron su cuerpo, su vestido le cubría el rostro. Quizás de ahí surge un motivo prevalente en la obra del pintor: las caras cubiertas por fragmentos de tela. En este cuadro, la tristeza se transforma en amor.

    12 of 13
  • Julie Edwards/Newscom
    13 of 13

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO