Skip to content
 

A los 66 años, Lesley Manville es una auténtica reina de la pantalla

La actriz británica se roba la escena en 'Mrs. Harris Goes to Paris' y 'The Crown'.

Lesley Manville como Ada Harris en "Mrs. Harris goes to Paris".

Liam Daniel/Ada Films Ltd - Harris Squared Kft/Focus Features

Lesley Manville como Ada Harris en "Mrs. Harris goes to Paris".

In English

Lesley Manville, de 66 años, que recibió su primera nominación al Óscar a los 62 años, protagoniza ahora la película Mrs. Harris Goes to Paris (en inglés), el éxito para sentirse bien de este verano, y está deseosa de interpretar a la princesa Margarita en la serie de Netflix The Crown (4 de noviembre - en inglés). Ella habla con AARP sobre el éxito en la mediana edad y sobre su nuevo y emocionante papel.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Usted interpreta a la Sra. Ada Harris, una empleada de la limpieza británica viuda que economiza y ahorra para lograr su sueño de tener lo que ella llama un "trapito" de Dior, como nadie en Francia se refiere a la alta costura. Es solo un vestido, pero ¿qué significa para ella?

Ella ha idealizado París, y cuando llega, ve mucha basura en las calles (los recolectores de basura están en huelga), de modo que se desilusiona un poco. Pero cuando entra en la casa Dior, se ve rodeada de magia. Y es como una niña en una tienda de dulces. Ella tiene un aire de inocencia y frescura, nada que ver con la mujer seria y estirada junto a la que se sienta en los desfiles de moda.

Además del choque cultural que experimenta Ada en un país diferente y con la clase alta, se enfrenta a comentarios discriminatorios por la edad, como el de una joven narcisista que le dice a Ada: "¡Tienes muchísima suerte de no tener que preocuparte ya por tu aspecto!".

Ada es toda una feminista, en realidad. Es consciente de cómo te trata la gente cuando llegas a cierta edad. Y no le gusta. No quiere ser la mujer invisible, quiere que la acepten por ser la mujer que es. Y otro personaje joven, Natasha [Alba Baptista], la aprecia plenamente por lo que tiene en su interior, sin importarle su apariencia exterior.

Después de ser una estrella de la Royal Shakespeare Company y del National Theatre a los 20 años, se convirtió en una gran figura del cine y la televisión a los 60 años. ¿Cómo fue la noche en que recibió su primera nominación al Óscar por The Phantom Thread del 2017, y robarle el protagonismo a Daniel Day-Lewis, de 62 años, por interpretar a su gélida hermana?

Cuando me nominaron, Gary Oldman [su exesposo] ganó por Darkest Hour. Nuestro hijo, Alfie Oldman (camarógrafo en la miniserie de Hugh Grant Patrick Melrose), estaba contentísimo esa noche. Pocas personas han tenido a ambos padres nominados a un Óscar el mismo año. Después de la ceremonia, nos reunimos con sus hermanastros, con Gary, su esposa Gisele y mi hermana Diana, así que fue realmente encantador. Un momento histórico, sabes. Ahora que Alfie es mayor, tengo la libertad de dedicarme a la vasta cantidad de oportunidades que me ofrece mi carrera en este momento. Es algo muy positivo que todas estas barreras de la edad se estén derrumbando.

Sin embargo, la discriminación por edad sigue muy presente. Desde el año 2000, la edad promedio de los ganadores de los prestigiosos premios BAFTA de televisión británicos ha bajado de los 52 a los 32 años. Usted se ha sumado a la campaña Acting Your Age (en inglés), que aboga por la igualdad de oportunidades en los papeles para las actrices y los actores que son adultos mayores.

Hay muchas historias interesantes que contar sobre las mujeres de mi edad. He tenido una carrera distinguida y últimamente he disfrutado de mucho más éxito, pero es importante que haya más papeles de este tipo para todos.

Lesley Manville interpretará a la princesa Margarita en la quinta temporada de "The Crown".

Mike Marsland/WireImage

Lesley Manville interpretará a la princesa Margarita en la quinta temporada de "The Crown".

Los espectadores mayores rescataron el cine convirtiendo en éxitos películas como Top Gun: Maverick y Elvis, y el 39% del público de los servicios de transmisión tiene más de 50 años. Por primera vez los adultos ven más programas de transmisión que los jóvenes. ¿Por fin nuestro grupo demográfico muestra sus músculos?

Sí, sobre todo en los últimos 10 años, con películas dirigidas a un público femenino liberado, maravillosas actrices como Meryl Streep, Helen Mirren y Annette Bening, no dan señales de querer dejar de contar historias sobre mujeres que envejecen. Me molesta mucho que se crea que una vez que las personas pasan de los 50 años no se debe mostrar que tienen interés en la vida sexual o el romance. O sea, ¡tonterías! Es un insulto. Me sorprende el tiempo que han necesitado las mujeres para llegar a donde están ahora, —desde cuando los reyes nos cortaban la cabeza hasta las sufragistas que lucharon por el voto—, y hasta llegar al punto en el que dejamos de torturar nuestros cuerpos con corsés. Parece que todo les lleva a las mujeres una eternidad. Y, desde luego, nuestra trayectoria no ha terminado. Pero ha sido muy difícil llegar hasta aquí. Me estoy beneficiando de tantos siglos en los que las mujeres han dicho que ya basta, y creo que la industria cinematográfica lo está reconociendo.

Mrs. Harris está ambientada de forma brillante y evocadora en la década de 1950. Estados Unidos era un país próspero por entonces, pero Gran Bretaña seguía con el racionamiento de alimentos, mucho después de que terminara la guerra. Una estrella del rock de los años 60 dijo que los Rolling Stones y los Beatles estaban delgados porque estaban desnutridos. Sin embargo, Mrs. Harris insinúa que vendrán tiempos más optimistas, ¿verdad?

Era un período de recuperación. Las personas creen que la guerra terminó y que de repente se podían comer huevos y tocino. No tenías acceso a telas para hacer ropa. Era la década que culminó en la liberación de los años 60, dejando atrás un tiempo de dolor, duelo y carencias, y que dio paso a la locura y la felicidad de los 60.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Y la Sra. Harris, una mujer independiente que se gana la vida por sí misma, representa una nueva independencia femenina.

La mujer de la década de 1950 empezaba a pensar, A ver, espera un momento. He desempeñado trabajos que típicamente hace un hombre. Pero también soy la que lleva la casa y educa a los niños y hace todas las tareas domésticas. Así que las mujeres empezaron a ver que estaban muy sometidas, pero también se dieron cuenta de lo que eran capaces, y que podían salir de la casa.

¿Qué nuevos proyectos le entusiasma interpretar?

Magpie Murders, una serie de PBS; Disclaimer, con Cate Blanchett y Kevin Kline. Y luego, por supuesto, tengo The Crown. Interpreto a la princesa Margarita.

La Sra. Harris estaría encantada.

En la película, la Sra. Harris dice lo mucho que le gusta la princesa Margarita, lo cual es pura coincidencia. Me agrada mucho interpretar a la encantadora empleada de la limpieza londinense Ada Harris y al miembro más destacado de la alta aristocracia británica.

¿No cree que se aprecia un brillo travieso en los ojos de la Sra. Harris, similar a la notoria princesa?

Sin duda alguna. Eso es lo que la hace tan entretenida. La Sra. Harris es chispeante; tiene un gran sentido del humor. No se toma a sí misma demasiado en serio. Y es una pequeña luchadora, ¿sabes?

¿Tiene planes de jubilarse? 

No se me ocurre nada peor. No sé qué haría todo el día. No sé cómo usaría mi cerebro. Tengo amigos de 30 años que se cansan antes que yo.

Tim Appelo cubre temas de entretenimiento y es crítico de cine y televisión para AARP. Anteriormente, fue editor de entretenimiento en Amazon, crítico de video en Entertainment Weekly y crítico y escritor de The Hollywood Reporter, People, MTV, The Village Voice y LA Weekly.