Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Ken Burns nos habla de ‘The U.S. and the Holocaust’

El cineasta explica la tragedia transatlántica de la que trata su nueva serie histórica en PBS.


spinner image Ken Burns.
NATHAN CONGLETON/NBC/NBCU PHOTO BANK VIA GETTY IMAGES

 

Los directores Ken Burns, Lynn Novick y Sarah Botstein, junto con el escritor Geoffrey Ward, historiador galardonado con el premio Parkman y ganador de cinco premios Emmy, presentan un relato escalofriante, importante y revelador en su documental The U.S. and the Holocaust (en inglés)El documental de tres partes y seis horas de duración se transmitió el 18, 20 y 21 de septiembre, de 8 a 10 p.m., hora del este, en PBS (consulta tu programación local). Los tres episodios se transmiten gratis en PBS.org y en la aplicación PBS Video (en inglés). 

Burns le contó a AARP que la historia de la guerra emprendida por Hitler contra los judíos fue más complicada de lo que suponemos, y que Estados Unidos jugó un papel en esta dinámica aparte de ayudar a derrotarlo.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Tu documental incluye la inquietante imagen de Otto Frank con sus hijas Margot y Ana. ¿Crees que los amantes de la obra El diario de Ana Frank aprenderán algo nuevo con esta serie?

Definitivamente. Aprenderán mucho sobre su vida antes de que empezara a escribir el diario. Su padre estaba tratando desesperadamente de huir a Estados Unidos y tenía los medios, tenía el dinero, pero no pudo entrar. Ahora contamos con un panorama más completo de lo que le sucedió a ella, a su hermana y a su madre, a su padre que sobrevivió y a su amiga Eva Geiringer [una de las sobrevivientes del Holocausto que aparece en la serie].

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Creo que a los estadounidenses les sorprenderá saber que no están desconectados [de] la historia.

¿Qué relación hubo entre EE.UU. y el Holocausto?

Dejamos entrar a 225,000 personas, más que ninguna otra nación soberana, pero eso representó apenas una quinta parte de lo que incluso nuestro defectuoso sistema de cuotas podría haber permitido. La Ley Johnson-Reed de 1924 estableció cupos minúsculos para países con grandes poblaciones católicas y judías, y mucho más altos para los protestantes y europeos del norte. Algunas facciones creían que los judíos en Alemania habían provocado la situación. [En una encuesta de 1938, el 54% de las personas en Estados Unidos dijeron que la persecución de los judíos europeos era “en parte culpa suya” y el 11% dijeron que era “totalmente” culpa suya].

Los funcionarios burocráticos demoraban los trámites, alargaban los plazos y cambiaban las reglas, dificultando cada vez más la entrada de refugiados.

Entretenimiento

Ancestry

Ahorra un 30% en una suscripción de 1 año

See more Entretenimiento offers >

¿Por qué?

Porque existía un sentimiento antisemita y antiinmigrante. La tendencia era vernos aislados del Holocausto, un evento que ocurría a un océano de distancia. Pero, de hecho, los juristas alemanes estudiaron nuestras leyes Jim Crow para modelar las primeras leyes discriminatorias contra los judíos. A Hitler le complacía la forma en que habíamos aislado y maltratado a las poblaciones indígenas, además de haberlas despojado de sus tierras, y planeaba hacer lo mismo con el pueblo eslavo al este. Lo llamaba el “Lejano Este” —como el Lejano Oeste— y decía que el río Volga sería como "nuestro Misisipi"; es decir, que cruzaría el Volga y crearía un Reich continental que duraría 1,000 años. Se inspiró en muchos aspectos de nuestra eugenesia y pseudociencia que establecían una jerarquía entre razas y etnias cuando, en realidad, todo es ficción porque hay solo una raza: la raza humana.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

¿Por qué se temía a los inmigrantes?

Muchas personas se dejaron convencer de que los judíos eran malvados por personalidades antisemitas muy conocidas como Charles Lindbergh, Henry Ford y el padre Coughlin, quien tenía una audiencia de millones. Además, los refugiados estaban cambiando la composición del país. La gran oleada de refugiados de 1870 a 1920 generó una reacción negativa y contribuyó a gestar un renaciente Ku Klux Klan, que marchó con miles de seguidores, vestidos con el atuendo completo, hasta la escalinata del Capitolio y por Independence Avenue.

La Estatua de la Libertad ostenta la inscripción "¡Dadme a vuestros rendidos, a vuestros pobres, vuestras masas hacinadas anhelando respirar en libertad!", pero no todos eran bien recibidos.

Se trata de un momento sumamente complicado. Comenzamos la serie con el poema de Emma Lazarus, pero por otra parte tenemos a Thomas Bailey Aldrich —redactor de la revista The Atlantic Monthly, quien no era conocido por ser una figura radical— cuyo poema [“Unguarded Gates”] hablaba de las “lenguas extrañas” que están llegando, “¡voces que otrora solo conocía la Torre de Babel! ¡Oh, Libertad, diosa blanca! ¿Hacemos bien en dejar desguarnecidos los portales?” Seamos sinceros, es bastante aterrador.  

Súmale a eso la eugenesia, la idea de que podría haber una jerarquía de razas y etnias, además de la Gran Depresión y empiezan a aparecer los autoritarios, de quién sabe dónde, para sugerir que estos inmigrantes te robarán tu trabajo.

¿Por qué no bombardeamos el ferrocarril a Auschwitz? ¿No podríamos haber salvado a algunos así?

Las vías ferroviarias podían reconstruirse de la noche a la mañana aunque se hubieran bombardeado. Pero hay que entender que el 80% de las bombas arrojadas caían lejos de los blancos previstos. Las tropas estadounidenses bombardearon Auschwitz accidentalmente cuando intentaban destruir la planta de caucho sintético IG Farben a más de cinco millas de distancia, pero fallaron y bombardearon Auschwitz. Es un dilema: ¿bombardeas Auschwitz? ¿Matas a los prisioneros para acabar con el exterminio? Es un cuadro problemático. El presidente Franklin D Roosevelt creía firmemente que para ganar la guerra había que detener a Hitler. Y que, si el objetivo era otro, el público estadounidense se iba a desanimar. No era un asunto fácil. Y para poder relatar esta historia de EE.UU. y el Holocausto, teníamos que presentarle a nuestra audiencia una imagen más clara de lo que fue realmente el Holocausto.

¿Tiene esta historia revelaciones que hacen eco en el presente?

Como supuestamente lo dijo Mark Twain: "La historia nunca se repite, pero rima". En nuestro filme, la académica Deborah Lipstadt dice que el momento de detener un genocidio es antes de que suceda. Diría que el momento de salvar una democracia es antes de perderla.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.