Skip to content
 

Conoce a Ben Franklin

Ken Burns revela el alma de uno de los padres fundadores en un documental de PBS.

Arte sobre Benjamin Franklin.

The Library Company of Philadelphia / Everyday Basics/Unsplash / Alicia Razuri/Unsplash / Smithsonian Institution / Courtesy John Carter Brown Library / U.S. Department of State / Library of Congress

In English

¿Por qué ver el fascinante documental de cuatro horas Benjamin Franklin (enlace en inglés) de Ken Burns (transmitido por PBS, el 4 y 5 de abril, 8 p.m., hora del este y a pedido), narrado por Peter Coyote, con actuaciones y lecturas dramáticas de Mandy Patinkin y Paul Giamatti? “Es la personalidad más cautivadora de Estados Unidos en el siglo XVIII, como Muhammad Ali, cuya vida fue el tema de mi última película, lo fue en el siglo XX”, dice Burns, de 68 años.

“Fue el hombre más responsable de la victoria en la revolución, un científico que habría ganado el Premio Nobel. Estableció la primera biblioteca pública de Estados Unidos, organizó una compañía de bomberos voluntarios y fundó University of Pennsylvania. Su publicación anual, Poor Richard’s Almanack, estableció un modelo para los futuros humoristas, como Mark Twain; sus máximas siguen siendo parte de nuestro léxico compartido. Y sus famosos experimentos con electricidad llevaron a una de sus invenciones más importantes: el pararrayos”. Esto deslumbró a los europeos, que tendían a pensar que los estadounidenses no eran muy listos. Para ellos, fue la estrella más brillante de Estados Unidos, e inspiró a Francia a financiar nuestra lucha por la independencia.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Franklin —que era el mayor, por mucho, de los padres fundadores, quienes en su mayoría eran jóvenes— era posiblemente el más sabio. “Escribió la mejor oración en inglés, justo después de 'I love You' [te amo]: ‘Sostenemos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales’”, dice Burns. Franklin agregó la famosa frase cuando reescribió el borrador original de la Declaración de Independencia de Thomas Jefferson. Jefferson había llamado a las verdades “sagradas e innegables”, pero Franklin lo cambió a “evidentes”, como el electrizante resultado de su experimento de la cometa y la llave. “Es la adición de un científico”, dice Burns.

Además, su complicada personalidad es ideal para un excelente drama televisivo. “Él podría ser fantasioso pero filosófico, afable pero implacable, generoso pero hábilmente calculador y de mente abierta pero profundamente prejuicioso. Si bien Franklin es relacionado con la libertad individual, esclavizó a por lo menos seis personas y no se convirtió en abolicionista hasta muy tarde en la vida. El periódico de Franklin, The Pennsylvania Gazette, anunciaba la venta de personas esclavizadas y publicaba avisos sobre fugitivos. Y aunque denunció públicamente a los colonos blancos que mataban indiscriminadamente a los indígenas, también abogó por la expansión de los asentamientos blancos en tierras indígenas”.

De una manera fascinante, Franklin fue a la vez un puritano moralmente ambicioso y un desastre que traicionó a su esposa, su hijo (que no apoyaba la independencia) y ocasionalmente sus ideales.

El director cinematográfico Ken Burns.

Nathan Congleton/NBC/NBCU Photo Bank via Getty Images

El director cinematográfico Ken Burns.

Y a veces el mundo de Franklin suena muy moderno. “Es interesante que en una película que parece tan distante en el pasado, haya preguntas sobre la vacunación”, dice Burns. “No hay nada nuevo bajo el sol”. En Estados Unidos, la inoculación fue la idea brillante de un hombre esclavizado llamado Onesimus, de África occidental. Franklin apoyó la práctica, pero cuando la viruela azotó Filadelfia, no vacunó a su hijo de cuatro años, Frankie. “Le preocupaba que la inoculación empeorara el grave resfriado de su hijo [en ese entonces la vacuna exponía al paciente a una pequeña cantidad del virus vivo]. El niño murió de viruela. Fue la tragedia más grande de la vida de Franklin”.

“Casi todos los aspectos de su vida hace 215 años se relacionan con algo que está sucediendo hoy”, dice Burns. “Como supuestamente dijo Mark Twain, la historia nunca se repite, pero ves cosas que riman. La naturaleza humana no cambia”.

Tim Appelo cubre temas de entretenimiento y es crítico de cine y televisión para AARP. Anteriormente, fue editor de entretenimiento en Amazon, crítico de video en Entertainment Weekly y crítico y escritor de The Hollywood Reporter, People, MTV, The Village Voice y LA Weekly.