Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Las hijas hablan de sus padres: Maryum Ali e Ilyasah Shabazz

Un vistazo íntimo a la fascinante y tensa amistad entre Muhammad Ali y Malcolm X.

Malcolm X y Muhammad Ali sentados uno al lado del otro mientras sostienen a sus hijas en sus regazos.

Netflix

Malcolm X (a la izquierda, en el centro) y Muhammad Ali (a la derecha, en el centro) sentados con sus hijas.

In English

Maryum Ali, la hija de Muhammad Ali, de 53 años, e Ilyasah Shabazz, la hija de Malcolm X, de 59 años, aparecen en Blood Brothers: Malcolm X and Muhammad Ali (enlace en inglés), el nuevo documental de Netflix dirigido por Marcus A. Clarke sobre su histórica amistad de tres años y posterior distanciamiento. Ambas mujeres sobresalen en mérito por derecho propio, siguiendo los pasos de la cruzada emprendida por sus padres, y además escribieron libros sobre ellos.

Ali (a quien sus amigos llaman May May - enlace en inglés) trabajó como rapera, comediante, gerenta regional de la Oficina de Reducción de Pandillas y Desarrollo Juvenil de la Alcaldía de la ciudad de Los Ángeles, como portavoz de la Parkinson Alliance y periodista infiltrada en una prisión de Indiana en la serie 60 Days In del 2016, del canal televisivo A&E.

Shabazz (enlace en inglés), profesora de Justicia Penal en John Jay College, presta asistencia a los jóvenes de alto riesgo a través de Ilyasah Shabazz Enterprises; además, es codirectora del Malcolm X & Dr. Betty Shabazz Memorial and Educational Center, cuya sede está en el edificio donde fue asesinado su padre. Sony Pictures Television está creando una serie basada en los libros que escribió, X: A Novel y The Awakening of Malcolm X.

Ali y Shabazz compartieron con AARP sus pensamientos y emociones acerca del impacto que ejercieron sus padres.

Malcolm X (izquerda) y Muhammad Ali.

Netflix

Malcolm X (izquierda) y Muhammad Ali.

¿Qué es lo que distingue a este documental?

Maryum Ali: He visto innumerables documentales sobre Malcolm X y he estado en algunos. Este filme explora algo que realmente nunca se trató como punto central, que es la amistad que mantenían mi padre y Malcolm X y la dinámica multifacética que existía entre ellos. Porque para muchas personas que aman a mi padre y a Malcolm X, el hecho de que dejaran de ser amigos después de tres años es un tema espinoso. A la gente le gusta realmente hablar de eso. Pero, como sabes, es parte de la historia. Y creo que el filme expone muy bien la historia de fondo y el contexto.

¿Qué los unió y qué los separó?

Ali: Ambos llegaron a la Nación del Islam en busca de respuestas sobre su propósito divino, con el mismo anhelo espiritual. En realidad, mi padre supo por primera vez sobre el islam a los 16 años, cuando vio un dibujo animado sobre un musulmán que trataba de rezar y el amo de los esclavos se lo impedía. Algo se encendió en él tras verlo. Y unos tres años antes de que conociera a Malcolm X, estaba estudiando el islam. Pero una vez que conoció a Malcolm, este se convirtió en un mentor muy dinámico. Se amaban como dos hombres que han emprendido el mismo tipo de recorrido en la vida.

Ilyasah Shabazz: Lo que los unió fue su búsqueda de identidad. El largometraje muestra a estos dos bellos y jóvenes hombres ante la oportunidad de unirse y hallar el propósito de cada uno, en el que Malcolm se convierte en el ministro y mentor de Muhammad Ali.

Pero rompieron relaciones cuando Malcolm X criticó a Elijah Muhammad, el líder de la Nación del Islam, y Ali tomó partido por Elijah.

Maryum Ali en "Blood Brothers: Malcolm X & Muhammad Ali".

Netflix

Maryum Ali.

Ali: No estuvo bien que mi padre hablara mal de él. No se justificaba, y realmente se arrepintió de haberse manifestado contra Malcolm. Pero como todo en la vida, se ve más claro a posteriori. En retrospectiva, en ese momento era un hombre de 22 años dedicado a la Nación y a Elijah Muhammad.

Shabazz: Así es. Otro aspecto bueno era que mi padre era estratégico. Como Muhammad Ali era el campeón mundial de peso pesado de boxeo, por primera vez en la década de 1960 se veía a un hombre negro en un pedestal y los jóvenes podían apreciar a alguien que se parecía a ellos y que decía: “Soy el más grande. Soy bello. Soy maravilloso. ¡Soy todas esas cosas grandiosas!”. Y decirlo con la integridad y los valores que Muhammad Ali encarnaba.

¿Creen que eso se necesita para cambiar la sociedad? ¿El poder de personajes públicos como los padres de ustedes?

Ali: Eso fue lo que J. Edgar Hoover sin duda pensaba. Le temía al “mesías negro” y así consideraba a Malcolm X.

Shabazz: A nuestros héroes los mataron, los metieron en la cárcel y los asesinaron.

Ali: Y Hoover vio ese poder, el carisma que tenía Malcolm incluso más allá de Elijah Muhammad. Era un maestro al explicar los métodos y las estrategias empleadas por el Gobierno estadounidense para controlar, reprimir y explotar a los afroamericanos. Supo conferirles dignidad, un amor por sí mismos, y los animó a conocer sus antepasados, su herencia cultural. De repente, ser negro ya no era algo negativo. Y ese fue el poder que emanaba de la forma en que Malcolm X se comunicaba.

Malcolm X, Muhammad Ali y la Nación tenían un estilo distinto y más agresivo que Martin Luther King Jr. ¿Creen que ambos eran necesarios para empujar a la sociedad con un tipo de técnica de “policía bueno, policía malo”?

Ilyasah Shabazz en "Blood Brothers: Malcolm X & Muhammad Ali".

Netflix

Ilyasah Shabazz.

Shabazz: Malcolm, el Dr. King, Muhammad Ali y Frederick Douglass no eran policías malos. No eran policías buenos. Eran seres humanos luchando contra la injusticia porque creían en nuestra humanidad colectiva. Mi padre tenía apenas veintitantos años cuando el mundo supo de él, y tenía 39 cuando fue asesinado por motivos políticos [como lo fue Martin Luther King Jr.]. Era un joven que sacrificó mucho por sus convicciones, y me atrevo a suponer que es el motivo por el que tantos jóvenes todavía hoy siguen publicando cosas sobre Malcolm en las redes sociales.

¿Qué pensarían sus padres sobre Black Lives Matter?

Shabazz: Black Lives Matter es un término nuevo, pero un concepto viejo. Creo que estarían orgullosos de eso. Pero querrían que la gente examinara las políticas, como la exclusión discriminatoria, y todos los distintos tipos de infraestructura donde la injusticia es intrínseca. Entonces debemos pasar de hablar sobre el asunto a participar activamente. Creo que esos hombres dirían: “BLM es fantástico. Pero ahora no caigamos en las trampas que nos hacen odiarnos unos a otros; limpiemos nuestros vecindarios y hagamos lo que tenemos que hacer”. Tenemos que mantenernos donde seamos efectivos, cualesquiera que sean nuestras fortalezas o talentos, y actuar para tratar de cambiar esas políticas. Ahora no es el momento de dormirnos en este país.

¿Es importante que los familiares intervengan en el relato de la historia de sus familias?

Ali: Ilyasah y yo conocemos nuestra familia mejor que nadie; la verdadera esencia y el pulso del espíritu de nuestros padres. Por eso es importante que nuestras voces se plasmen en este tipo de filmes. Es fundamental contar con la perspectiva de la familia en este tipo de proyectos. Considero que lo hicieron muy bien.

Tim Appelo cubre temas de entretenimiento y es crítico de cine y televisión para AARP. Anteriormente, fue editor de entretenimiento en Amazon, crítico de video en Entertainment Weekly y crítico y escritor de The Hollywood Reporter, People, MTV, The Village Voice y LA Weekly.