Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Películas sobre las experiencias de los afroamericanos

Desde ‘A Raisin in the Sun’, a ‘Get Out,’ estas películas recorren una amplia visión cultural.

Loretta Devine, Lela Rochon, Whitney Houston y Angela Bassett en Waiting to Exhale, y Denzel Washington y Viola Davis en una escena de Fences

UNIVERSAL/EVERETT COLLECTION; ATSUSHI NISHIJIMA/PARAMOUNT PICTURES/EVERETT COLLECTION; TIMOTHY GREENFIELD-SANDERS/MAGNOLIA PICTURES

In English | En respuesta al llamado de las protestas por el movimiento Black Lives Matter, los servicios de transmisión empezaron a ofrecer películas que muestran la “experiencia de los afroamericanos”. Las citas resultan necesarias. De por sí es difícil capturar el sentimiento de una población en particular, mucho más es contar la historia de una comunidad que se resiste a seguir una postura generalizada. Aun así, no tienes que ser un catedrático para saber que hay películas que tienen una conexión con los espectadores afroamericanos de una manera un poco distinta a las que muestran las vidas de los afroamericanos desde una perspectiva distante o solo en relación con la gente blanca y el racismo. Siempre hay un poco más de matices integrados por un escritor o director afroamericano. Podría ser la forma en que un padre hace pausa para valorar el carácter de su hijo, la forma en que una madre tararea o cómo ella mira al otro lado de la mesa durante una cena a un hijo adulto impertinente. (¿Recuerdas a Oprah durante la cena en The Butler?). Sí, la experiencia es intangible y es una historia transmitida, pero también es una saga de adaptabilidad y abundancia. Las siguientes son películas que cubren todo el espectro porque, pues bien, la experiencia de los afroamericanos lo cubre todo.  

12 Years a Slave

La perspectiva del director artístico británico Steve McQueen sobre la historia de horror estadounidense generaría una difícil pero impactante función doble con Get Out. Una cordial cena entre un hombre negro libre y un par de hombres blancos se hace catastrófica cuando lo secuestran y lo venden como esclavo. La ineludible pesadilla de Kafka no es nada en comparación con la esclavitud multigeneracional. Aunque las atrocidades del dueño de esclavos son mordazmente vívidas, es la representación gráfica del trauma psicológico y las estrategias de sobrevivencia que hacen las interpretaciones de Solomon (Chiwetel Ejiofor) y Patsey (Lupita Nyong’o) tan desgarradoramente auténticas.

Puedes verla aquí: YouTube, Amazon Prime, Google Play

A Raisin in the Sun

Hubo un tiempo en los años 60 cuando algunos críticos de afroamericanos se hicieron más directamente despectivos del creciente prestigio de Sidney Poitier como uno de los grandes actores de Estados Unidos, tratando sus personajes como demasiado complacientes con el sistema para ser relevantes. Hacer eso era ignorar lo que él siempre presentó en la pantalla: las verdades más profundas de los hombres que interpretaba. Contempla las aspiraciones fallidas, la ira contenida y la frustración latente de Walter Younger en la versión cinematográfica de la revolucionaria obra de Lorraine Hansberry acerca de una familia en el South Side de Chicago. Él personifica el inicio prolongado de una respuesta a la pregunta del poeta Langston Hughes, “¿Qué le pasa a un sueño postergado?”.

Puedes verla aquí: Amazon Prime, Google Play, iTunes

Barbershop

El director Tim Story toma un asiento en el lugar favorito para discusiones amistosas con docenas de entusiastas, chismes del barrio y ajustes de cuentas con la comunidad. La ubicación de esta comedia es la barbería en el South Side de Chicago de Calvin Palmer (Ice Cube), pero podría haber sido un sitio de encuentro en Atlanta o Milwaukee o Denver, lo que le daría al ambiente su propio sabor sin cambiar el hecho de que estabas en una animada parrillada. La franquicia encontró una versión similar en las películas Beauty Shop protagonizadas por Queen Latifah.

Puedes verla aquí: Showtime, Google Play, YouTube

Morris Chestnut, Cuba Gooding Junior y Ice Cube en una escena Boyz N the Hood.

AF archive/Alamy Stock Photo

Boyz N the Hood

Las interpretaciones que cambiaron las carreras profesionales de Cuba Gooding Jr. y Ice Cube hacen que sea fácil olvidar cuántos jóvenes realmente viven en la zona central del sur de Los Ángeles del pionero debut del escritor-director John Singleton. Una descripción en internet la clasifica como “drama/crimen”, lo que es una estupidez. Hay muerte, virilidad autoenvenenante, tiroteos. Pero darle prioridad a eso es ignorar la trama fundamental: se trata de un padre y un hijo, y de mujeres que tratan de encontrar su lugar en esa narrativa mientras buscan la suya propia. Se trata de la familia afroamericana como económicamente vulnerable, pero a la vez decidida y ambiciosa. Se trata de amor por la comunidad y, sí, autosabotaje. Las escenas entre Furious Styles (Laurence Fishburne) y Tre (como niño de diez años y adolescente) ofrecen un vistazo a la ternura paternal que justifica el precio del boleto.

Puedes verla aquí: Google Play, AMC, Amazon Prime

Lawrence-Hilton Jacobs y Glynn Turman en una escena de Cooley High

FilmPublicityArchive/United Archives via Getty Images

Cooley High

Boyz II Men tituló su primer álbum Cooleyhighharmony e interpretó su versión de la canción final de la película de 1975 “It’s So Hard to Say Goodbye to Yesterday” por una buena razón. Esta película de 1975 sobre la transición a la adultez es una piedra angular. Es 1964 y los mejores amigos Richard “Cochise” Morris (Lawrence Hilton-Jacobs) y Leroy “Preach” Jackson (Glynn Turman) tienen planes de dejar su terruño en Near-North Side Chicago: el carismático Cochise por una beca de baloncesto y el genio Preach para seguir sus sueños en California. Esta divertida y a la vez inesperadamente devastadora película, que honestamente tiene toques de Good Times y What’s Happening!!; fue escrita por Eric Monte, escritor de esas comedias televisivas.

Puedes verla aquí: Vudu

Daughters of the Dust

El histórico filme de Julie Dash (la primera película de una directora afroamericana que se distribuyó en cines) ofrece una visión poética, intensa, casi mítica, pero a la vez tan encarnada de tres generaciones de las mujeres Gullah Geechee de Carolina del Sur. Eso en sí sería un impactante gesto de recuperación, pero la visión de la escritora-directora sigue siendo una invitación a los cineastas afroamericanos para que conviertan las anécdotas ancestrales en cine enérgico y evocador.

Puedes verla aquí: YouTube, Google Play

Fences

Con substancia y sentimiento latente, esta poderosa adaptación de la obra ganadora del premio Pulitzer de August Wilson —parte de su ciclo de Pittsburgh— se trata de un padre amargado por su fallida oportunidad de jugar béisbol profesionalmente. Denzel Washington dirige con tal pasión y protagoniza, junto con Viola Davis, en papeles con los que cada uno obtuvo un premio Tony; y Davis, un Óscar. El filme no es simplemente una labor de amor, es el tributo que rinde un artista consumado a los ancianos proteicos sobre cuyos hombros se apoya.

Puedes verla aquí: YouTube, Google Play, Amazon Prime

Fruitvale Station

Mucho del primer largometraje de Ryan Coogler no se trata de lo que le pasó a Oscar Grant III temprano en el Día de Año Nuevo en la estación del Bay Area Rapid Transit que lleva el nombre del título. No, se trata de la complicada y hermosa vida que el escritor-director invoca a medida que la cámara acompaña a Grant (un magnífico Michael B. Jordan) en las horas anteriores a cuando un policía lo mata: momentos que pasó con sus amigos, con su madre y su novia, con su tan adorable hija. Una escena que vale una tesis doctoral viene cuando Oscar encuentra un pitbull mortalmente herido, un joven afroamericano muy a menudo demonizado que se conecta compasivamente con una raza canina vilipendiada y a menudo maltratada. Hay una gracia subestimada e inquietante en esa imagen.

Puedes verla aquí: Amazon Prime, YouTube, Google Play

Get Out

Obligatorio ver esta película para los clubes de libros que apenas están incursionando en White Fragility y How to Be an Anti-Racist. Después de todo, la manipulación y el señalamiento de virtudes consiguen papeles prominentes en la película de horror de Jordan Peele que al instante se convierte en una película clásica. Oh, el daño producido por los lobos disfrazados de aliados. Igual que algunos de los mejores filmes de horror que han venido antes, Get Out revitalizó el poder del género para proveer horripilantes metáforas por las fallas y los tormentos de una nación. En este caso, es racismo de “Sunken Place” (lugar hundido).

Puedes verla aquí: YouTube, Google Play, Amazon Prime

The Last Black Man in San Francisco and Sorry to Bother You

Cada una tuvo su estreno en el Festival de Cine Sundance, y las dos no podrían ser más diferentes en términos de energía y enfoque. Aun así, ambas critican —en forma melancólica o con exageración satírica, respectivamente— la desertización de la gentrificación en las comunidades del área de la Bahía y en los habitantes afroamericanos de una influencia bohemia.

The Last Black Man in San Francisco
Puedes verla aquí: YouTube, Google Play

Sorry to Bother You
Puedes verla aquí: YouTube, Google Play

Moonlight

El permanente afecto de Barry Jenkins por el amor afroamericano —a veces dañado y dañino, pero más a menudo restaurador— se expresa con su filme ganador de un premio Óscar como la mejor película. El escritor-director se apoya en el guion de su colaborador Tarell Alvin McCraney para posar su mirada en el héroe Chiron, interpretado por tres actores distintos. Cada uno fascina y conmueve. También se trata en gran medida de la historia de un lugar. Con su perspectiva compasiva y conocedora del barrio Liberty City de Miami (donde los escritores crecieron) y el lento despertar del anhelo de Chiron por su amigo, las variaciones de la película acerca de la virilidad abrieron nuevos caminos.

Puedes verla aquí: Netflix, YouTube, Amazon Prime

Precious

Los niños afroamericanos no son inmunes al abuso familiar, y el director Lee Daniels derramó sus propias experiencias de volatilidad doméstica en esta mordaz adaptación de la novela de Sapphire Push, acerca de una niña de Harlem cuyo camino a la alfabetización podría darle la libertad. Tiene momentos de brutalidad que te hacen retirar la vista de la pantalla. Mo’Nique se ganó un Óscar por su papel secundario como la incomprensiva (subestimación) madre (sobreestimación) de Precious. Gabourey Sidibe desafió las presunciones y lanzó su carrera con la interpretación del traumatizado y después triunfante personaje que lleva el título de la película.

Puedes verla aquí: YouTube, Google Play

Paul Winfield y Cicely Tyson en una escena de Sounder

Courtesy Everett Collection

Sounder

Un activista en el movimiento de las artes afroamericanas (Black Arts Movement) de los años 60 y 70, el dramaturgo Elder III tomó la novela para adultos jóvenes de William H. Armstrong acerca de un muchacho y su familia aparcera y la arraigó más profundamente en la vida afroamericana. Aligeró la injusticia racial con momentos reales de afección familiar, alegría e incluso abundancia emocional; no para crear una historia feliz, sino para crear una más completa. Además de lo real que suena el diálogo de los padres Nathan y Rebecca, ocurre mucho sin palabras entre los grandes de la actuación Paul Winfield y Cicely Tyson. David, interpretado por Kevin Hooks, observa tanto... y nosotros también. La partitura con rasgueo de guitarra con cuerdas de acero de Taj Mahal añade un matiz melancólicamente optimista al dolor y la esperanza. 

Puedes verla aquí: Amazon Prime

Talk to Me

No mucha gente conoce la tremendamente entretenida y tan astuta película del director Kasi Lemmons acerca de la colaboración del rebelde de la radio Dewey Hughes con el carismático exconvicto Petey Greene. Don Cheadle interpreta con precisión al primer controversial locutor con una arrogancia verbal y un colorido vestuario. Ejiofor es un estirado, pero es perfecto como Hughes. Entre las mejores escenas: cuando Hughes usa el estilo “¡Me llaman Sr. Tibbs!” con el muy arrogante Greene mientras juegan billar. Como Vernell, la novia de Petey, Taraji P. Henson realiza una actuación tan espectacular como su gigante afro.

Puedes verla aquí: YouTube, Google Play

Chadwick Boseman en una escena de Black Panther

Marvel Studios

Black Panther (2018)

Esta no solo es la mejor película de superhéroes negros, sino la mejor película de superhéroes —punto y aparte—. Este filme ambientado en Wakanda, un reino africano mágico de alta tecnología, el cual sabiamente guarda el secreto de sus superpoderes, cuenta con el poder de los mitos.

Chadwick Boseman (quien además interpretó los papeles de Jackie Robinson, James Brown y Thurgood Marshall) aporta esa grandeza y más al personaje principal, quien logra que el Hombre de Hierro parezca ser el Hombre de Hojalata. Angela Bassett desempeña muy dignamente el papel de la madre de Black Panther, y Forest Whitaker es su Obi-Wan Kenobi.

Transmitida por Amazon, Google Play, Vudu

Protagonistas de To Sleep With Anger

Samuel Goldwyn Films/Courtesy Everett Collection

To Sleep With Anger

La vida de una familia de clase media en Los Ángeles cambia drásticamente y una rivalidad entre hermanos se intensifica cuando un antiguo amigo del sur viene a visitar a Gideon (Paul Butler), Susie (Mary Alice) y sus hijos adultos. En el muy inteligente drama-comedia de Charles Burnett, las cada vez más problemáticas relaciones entre lo urbano y lo rural, lo moderno y lo folclórico —lo que tiene que ver con la gran migración— se tratan con amabilidad. El inicialmente bienvenido visitante se convierte más en un fastidio. Las geniales interpretaciones de Sheryl Lee Ralph, Mary Alice y Ethel Ayler indican que hay dificultades presentes con este Harry, interpretado con un toque travieso por Danny Glover.

Puedes verla aquí: YouTube, Google Play

Waiting to Exhale

El éxito de ventas de Terry McMillan acerca de cuatro mujeres, los hombres que aman y, sobre todo, las amistades que forman entre ellas consiguió su elenco estelar con Angela Bassett, Whitney Houston, Loretta Devine y Lela Rochon como las mujeres. En medio de la explosión de películas pandilleras, esta se sentía como un soplo de aire fresco. La música de Kenneth “Babyface” Edmonds también es buena. 

Puedes verla aquí: YouTube, Amazon Prime, Vudu

Spike Lee posa con la casa de la opera de Sydney, Australia, al fondo.

Jaimi Chisholm/Getty Images

Un momento, ¿dónde está Spike Lee?

Por más de cuatro décadas, el entendimiento de la “experiencia de los afroamericanos” en la cultura pop —y por lo tanto, de muchas formas, la experiencia de Estados Unidos— ha sido moldeada por el quisquilloso y brillante hombre que lleva la camiseta de los Knicks. Sensualidad: She’s Gotta Have It. Universidades históricamente afroamericanas y sus conflictos: School Daze. Frustración e ira: Mookie y ese bote de basura en Do the Right Thing. Resistencia: Malcolm X. Eso ni siquiera nos profundiza en los años 90. Es por eso que él tendrá su propia lista en las próximas semanas.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.