Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Tony Danza comparte seis lecciones de la vida Skip to content
 

Tony Danza lecciones de vida

El muy querido ícono de la televisión reflexiona sobre lo que ha aprendido a través de peleas y chistes.

Tony Danza sentado en una silla

Stephanie Diani

1. Varía un poco las cosas

In English | Al pasar de boxeador a actor, era completamente novato en Hollywood. Creo que eso me ayudó, años después, a estar abierto a probar cosas nuevas: bailar, cantar. Fui maestro de inglés en una escuela secundaria en Filadelfia, en el año 2009, y escribí un libro con gran éxito de ventas sobre esa experiencia. En la actualidad estoy aprendiendo a tocar el ukelele y de veras lo estoy disfrutando muchísimo. El caso es que hay que diversificar. Probar algo que te dé miedo. He sido bendecido con valentía.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


2. Una vuelta en automóvil única en la vida

Este año se celebra el 40.º aniversario de Taxi. Todavía recuerdo mi primera escena como Tony Banta. Estaba en mi taxi bajo el puente de la calle 59 en Manhattan, esperando que el director gritara "¡Acción!", cuando un tipo desconocido se montó en el auto. Le dije, "Oye, este no es un verdadero taxi". Él me dijo, "Oh sí, sí lo es". Yo le dije, "Oh no, no lo es". ¡Tuvieron que buscar a los guardias de seguridad para que se fuera! En los créditos del comienzo, ese soy yo ese día cruzando el puente en el taxi. 

3. A su manera

¿Qué puede ser más genial que tener a Frank Sinatra como actor invitado en uno de los episodios de Who’s the Boss? Pero en realidad se trataba de mi mamá. Lo adoraba como a más nadie. Le compramos el pasaje aéreo hasta Nueva York, y él conversó con ella, se retrató con ella y le regaló el pañuelo de su bolsillo. Fue la única vez en toda su vida que se quedó sin poder hablar.

4. ¡A jugar!

He sido padre desde los 19 años, pero ser abuelo es algo muy diferente. Hay que hacer lo que sea para que los chicos dejen de mirar esas pantallas. Les digo, "Vamos, muchachos, vamos a hacernos manicuras y pedicuras". No te imaginas cómo les gusta. O jugamos un juego para ver quién es el que más se interesa por otras personas que conocemos. Es increíble, porque una vez que se sientan bien haciéndolo, lo seguirán haciendo. 

5. Ser inigualable

Sinceramente, si estoy cantando o bailando, no soy el mejor. De eso no cabe duda. Pero soy único, ¿sabes? No importa mi edad. Posiblemente no pueda hacer lo mismo que un joven sabelotodo, pero nadie puede hacer lo que yo puedo hacer. 

6. No te rindas

¿Mi lápida? No he pensado sobre esto, pero probablemente diga, "Sigue luchando y mantén la barbilla hacia abajo".

Tony Danza, de 67 años, tiene el papel estelar en The Good Cop, una serie dramática de 10 episodios en Netflix que se estrenó el 21 de septiembre. 

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.