Skip to content
 

10 medidas esenciales para proteger a tus seres queridos —y a ti mismo— del fraude

Los cuidadores pueden desempeñar un papel fundamental para frenar a los delincuentes.

Mujer sentada en un sofá mientras conversa de manera familiar con su padre mayor de 70 años

FIZKES/GETTY IMAGES

In English

Es una triste realidad: los adultos mayores en Estados Unidos son blanco de los estafadores.

Muchos adultos mayores tienen ahorros. La ciberseguridad no es su segundo idioma. Llegaron a una edad adulta en tiempos más seguros. Y podrían estar enfrentando aislamiento, pérdida de visión o audición y otros problemas de salud.

Los delincuentes explotan estas vulnerabilidades, pero que no te quepa la menor duda: todos nosotros —jóvenes y mayores— somos susceptibles a los estafadores que aparecen sin ser invitados en llamadas, correos electrónicos, correspondencia, mensajes de texto y tuits. Algunos son tan audaces como para llamar a nuestras puertas.

El fraude "es un delito que desgarra el alma de las personas", dice Anthony Pratkanis, una autoridad en el tema y profesor emérito de Psicología en University of California Santa Cruz. Cuando sucede, la pérdida financiera se ve agravada por el daño psicológico, los sentimientos de vulnerabilidad e incluso la muerte de los sueños, dice.

Cuando una persona más joven necesita aconsejar a una mayor, se invierten los papeles, por lo que es posible que quieras formular estos consejos como medidas que tú también tomarás, dice Pratkanis. Como hay muchas técnicas, considera hacer una por semana.

Pratkanis y Amy Nofziger, de AARP, tomaron la iniciativa al proporcionar las siguientes medidas antifraude. Nofziger supervisa la línea de ayuda gratuita de la Red contra el Fraude, 877-908-3360, de AARP.

Nofziger sugiere comenzar con una conversación sin confrontación sobre una estafa común y luego jugar a interpretar cómo disuadirla.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Estos son los 10 pasos clave:

1. Si es posible, inicia la conversación antes de que ocurra el fraude. Si ya ocurrió, nunca culpes a la víctima; es el criminal quien tiene la culpa.

Si un hijo o una hija tiene una relación tensa con un padre, podría pedirle a un amigo de los padres, a otro pariente o a un profesional que intervenga, dice Pratkanis.

Además, una persona mayor que busque orientación puede iniciar la conversación mostrando este artículo a alguien que pueda ayudar, dice.

2. La velocidad y el silencio te perjudicarán. Las artimañas varían: un supuesto problema con los beneficios del Seguro Social, un nieto “en la cárcel” y necesitado de efectivo o el premio de un sorteo "esperando ser reclamado" una vez que se paguen los impuestos o las tarifas.

Durante este tipo de engaños, los delincuentes a menudo te animan a que actúes con rapidez. Por el contrario, baja la velocidad. Muchas veces insisten en que mantengas el secreto, pero lo último que debes hacer es quedarte callado. En cambio, háblalo con alguien de confianza.

3. Protege tus activos. Nunca envíes fondos a un desconocido, ni dinero en efectivo, ni tarjetas de regalo, ni transferencias bancarias, ni —como piden cada vez más— criptomonedas, por muy convincente que sea el argumento.

4. Protege tu información de identificación personal (PII), como tus números de Seguro Social, de Medicare y de tarjetas de crédito e información sobre otras cuentas financieras.

5. Mantente seguro en internet. Usa contraseñas únicas y complejas para cada cuenta en línea. Asegúrate de que el software antivirus y de protección contra programas maliciosos de tu computadora esté actualizado.

Nunca hagas clic en enlaces ni archivos adjuntos en mensajes de texto o correos electrónicos inesperados. Cuidado con los sitios web parecidos con logotipos y lenguaje "clonados" de sitios legítimos.

Si aparece un anuncio emergente en tu computadora o suena una alarma para avisar de un supuesto problema técnico, toma una foto o una captura de pantalla del aviso y apaga la computadora. Esa alerta podría ser más falsa que un billete de $3.

Asegúrate de que el software de protección contra programas maliciosos esté actualizado y realiza un análisis del sistema. Si tienes dificultad, pide ayuda a un conocido o a un técnico informático.

6. Mantente seguro al teléfono. Prepara un "guion de rechazo" y colócalo en un lugar adecuado para estar preparado si llama una persona sospechosa. Podría decir: "No, gracias", "No vuelva a llamar" o "No envío dinero ni revelo información por teléfono".

Otra táctica es simplemente colgar, y guardar tus modales para la gente que los merece.

(Consulta el recuadro para más información sobre llamadas y mensajes de texto fraudulentos).

7. Monitorea las tarjetas de crédito y otros estados de cuenta financieros. Pide al emisor de tu tarjeta que te avise en tiempo real cada vez que se utilice la tarjeta o cuando el uso de esta cumpla unos criterios específicos, como alcanzar una determinada cantidad de dinero.

8. Pide copias gratuitas de tus informes de crédito a las principales agencias de créditoEquifax, Experian y TransUnion. Establece un congelamiento de crédito  (enlaces en inglés) para evitar que un delincuente cree cuentas o pida préstamos en tu nombre; puedes levantar el congelamiento en cualquier momento.

9. Sé inteligente en las redes sociales. Verifica la configuración de privacidad para restringir quién puede ver tus publicaciones, y nunca aceptes una solicitud de amistad de alguien que no conoces.

Y no compartas demasiado: no hay necesidad de revelar tu cumpleaños o decirle al mundo que estás caminando por la playa en Bora-Bora.

10.  Denuncia el delito. Si tú o un ser querido han sido víctimas, denúncialo a la policía y a la Comisión Federal de Comercio (FTC). Dejarás oír tu voz y, con suerte, evitarás que otra persona sufra.

CONSEJO EXTRA: Infórmate de los nuevos fraudes visitando el sitio web de AARP y el de la Comisión Federal de Comercio (FTC). 

 

 Para el ruido: llamadas y mensajes de texto fraudulentos

  • Registra los contactos de confianza en tu teléfono para ayudar a identificar quién está llamando. Haz lo mismo con tus seres queridos.

  • No dudes en dejar que las llamadas "desconocidas" vayan directamente al buzón de voz, ya que es probable que la persona que llama deje un mensaje si la llamada es importante.

  •  Habla con tu proveedor de servicios telefónicos sobre las herramientas de bloqueo de llamadas y las aplicaciones para bloquear las llamadas no deseadas. Algunos servicios son gratuitos; otros tienen una tarifa. Puedes buscar estas aplicaciones en Google Play o en el App Store.

  •  Si recibes una llamada o un mensaje de texto basura en tu teléfono, bloquea el número. ​

  • Denuncia los intentos de estafa mediante mensajes de texto a tu proveedor de servicios inalámbricos reenviando los textos no deseados al 7726 (SPAM).
  • Presenta una denuncia (en inglés) sobre llamadas o mensajes de texto ilegales ante la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC).

  • Recuerda que la suplantación de identidad permite a los estafadores enmascarar su identidad al hacer que aparezca información falsa en el identificador de llamadas. Eso significa que un número local podría surgir desde cualquier lugar.

  • Si una persona que llama inesperadamente dice ser del Gobierno o de otra entidad, cuelga y llama a un número de teléfono que hayas comprobado que es genuino. No te fíes del primer número que aparezca en una búsqueda en Google; los delincuentes manipuladores pueden hacer que un número falso aparezca alto en los resultados de búsqueda.

  • Si sospechas que se trata de una llamada fraudulenta, no respondas a las preguntas, especialmente a las que se responden con un "Sí". Un delincuente puede grabar la afirmación y aprovecharla después para cometer un fraude.

  • Agrega tus números de teléfono al Registro Nacional "No Llame" para limitar las llamadas no deseadas.

  • Por último, aprende otras formas de detener las llamadas telefónicas y los mensajes de texto automatizados con los consejos de la FCC.

Katherine Skiba cubre temas de estafas y fraudes para AARP. Anteriormente, fue periodista con el Chicago Tribune, U.S. News & World Report y el Milwaukee Journal Sentinel. Recibió la Beca Nieman de Harvard University y es la autora del libro Sister in the Band of Brothers: Embedded with the 101st Airborne in Iraq.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.