Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

La estafa de envolturas publicitarias para autos es una calle sin salida

Aprieta el freno ante las ofertas no solicitadas de convertir tu vehículo en un cartel publicitario.

Mujer colocando una identificación con el símbolo de una companía a un carro.

ALAMY STOCK PHOTO

In English | Parece dinero fácil: recubres tu carro con un vinilo publicitario de una bebida como Red Bull o Dr Pepper, o cualquier otra marca popular, y manejas tal como lo harías normalmente mientras paseas un cartel publicitario.

Si te dicen que podrías ganar unos $400 a la semana, ¿quién no se sentiría tentado a pisar el acelerador? Con ese dinero podrías pagar la cuota mensual de tu carro o incluso más.

Pero la realidad es otra: estas propuestas son estafas, advirtió esta semana el Better Business Bureau (en inglés), que afirmó que ha habido un aumento de estos fraudes, algunos supuestamente para marcas como los refrigerios Utz y el helado Breyers. Algunos consumidores reciben estas ofertas varias veces a la semana. También ha surgido una nueva tendencia, esta vez dirigida a propietarios de barcos, a quienes los estafadores intentan timar prometiéndoles mucho dinero por transformar su barco en carteles publicitarios flotantes, según el Better Business Bureau. Estas dudosas propuestas también se extienden a los ciclistas.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Sin duda, algunas grandes empresas utilizan el recubrimiento de autos para dar a conocer su marca y atraer más ventas. Pero ninguna empresa legítima hará lo que hacen los estafadores: después de que se aprueba tu "solicitud", te envían un cheque de cuatro cifras por correo y te indican que lo deposites y luego remitas la mayor parte de los fondos mediante una aplicación de transferencias de dinero, por ejemplo, a un técnico que supuestamente te instalará el anuncio. Esa instalación nunca se materializa. El cheque es falso, y una vez que el banco lo identifica, te ves obligado a devolverlo en su totalidad y quizás a pagar una comisión por sobregiro. El Better Business Bureau explica que los bancos suelen poner a tu disposición los fondos de un cheque depositado antes de que el dinero se transfiera realmente a tu cuenta. Pero descubrir que un cheque no tiene fondos puede tomar semanas, por lo que es recomendable esperar 30 días antes de gastar el dinero de un cheque sospechoso.

Tarea detectivesca

Kenneth Darryl Page, de 56 años, trabaja en la construcción de carreteras en Des Moines, Iowa, y la perspectiva de ganar $1,600 extra al mes le resultó atractiva. Su padre le había enviado un mensaje de texto con un enlace a un sitio web donde Page solicitó recubrir su Hyundai Tucson del 2020 con anuncios de Dr Pepper. En el sitio web, que esta semana todavía está activo, se anuncia lo siguiente: “You can apply for this contract advertisement using your car for our sticker advert. Please kindly take you time and read how the advertisement car wrap work" (puedes solicitar este contrato de publicidad para pegar un anuncio a tu auto. Por favor, toma tiempo y lee cómo funciona la envoltura publicitaria de autos).

La redacción y la gramática en inglés son algo extrañas. Además, la palabra "advert" significa "publicidad" en inglés británico coloquial.

A las personas que visitan el sitio y solicitan el trabajo se les pide información personal confidencial, como su fecha de nacimiento y el lugar donde realizan sus operaciones bancarias. Eso es una gran señal de alarma. No lo hagas.

Después de enviar su solicitud, Page recibió una carta con matasellos de Filadelfia que contenía un cheque por valor de $1,850.45 emitido por una cooperativa de crédito de Omaha, Nebraska. Durante la “negociación”, había estado intercambiando mensajes de texto con un número de teléfono que más tarde descubrió que procedía de California. La disparidad de ubicaciones lo hizo sospechar, así que manejó más de dos horas para intentar cobrar el cheque en la cooperativa de crédito de Omaha. Allí le confirmaron que el cheque no valía ni un centavo. Y nunca envió al estafador los $1,450 que le había pedido para costear el anuncio publicitario.

Page no es detective, pero se define a sí mismo como una persona "muy curiosa, entrometida y observadora". Había tomado nota de todo lo ocurrido —eran las "pruebas documentales", en sus propias palabras— y pensó que el viaje hasta la cooperativa de crédito de Omaha merecía la pena. Siguió entreteniendo al estafador diciéndole que aún no había depositado el cheque. Poco después, su interlocutor desapareció. Y, como habrás adivinado, su vehículo jamás llegó a cubrirse con ningún anuncio.

El consejo de Page es muy claro: ante cualquier oportunidad dudosa de trabajo desde casa, "extrema las precauciones". 

"No tenemos ningún programa que ofrezca recubrir carros con gráficos publicitarios a cambio de una compensación económica para ninguna de nuestras marcas".

— Portavoz de Keurig para Dr Pepper

Las propuestas de recubrir el auto con anuncios de Dr Pepper son estafas, advierte Katie Gilroy, directora sénior de comunicaciones corporativas de Keurig Dr Pepper, la empresa matriz de la marca. Estas fueron sus palabras:

"No tenemos ningún programa que ofrezca recubrir carros con gráficos publicitarios a cambio de una compensación económica para ninguna de nuestras marcas. Lamentablemente, se trata de una estafa que utiliza los nombres de marcas de consumo populares para captar la atención de la gente.

En caso de que les llegue una propuesta de este tipo, los consumidores no deben responder, y mucho menos enviar o transferir dinero o proporcionar su número de cuenta bancaria, número de tarjeta de crédito, número de Seguro Social o cualquier otra información personal".

También alienta a las víctimas a denunciar la estafa de inmediato ante la policía local. 

A finales del 2019, la Comisión Federal de Comercio (FTC), una agencia de protección del consumidor, publicó un blog en el que advertía sobre los esquemas sospechosos de envolturas vinílicas publicitarias para carros. Decía que estas estafas suelen dirigirse a estudiantes universitarios, a quienes los estafadores envían correos electrónicos con mensajes tales como “COBRA DINERO POR CONDUCIR”.

Los estafadores indican que la víctima publicitará una marca conocida o grandes eventos como los Juegos Olímpicos, dijo la FTC. Los comentarios de consumidores en el blog describían un avispero de problemas: los habían estafado para que recubrieran un vehículo con anuncios de marcas como M&M's, Mountain Dew, el chocolate Malley's y el helado Coolhaus, entre otras. Uno de los comentarios decía: "¡Me acaba de llegar por correo la carta de solicitud y un cheque para promocionar Frito-Lay! ¡La operación trituración de papeles está a punto de comenzar!"

Se puso en contacto con la línea de ayuda

Page, de Des Moines, llamó a la línea de ayuda de la Red contra el Fraude, de AARP, 877-908-3360, después de estar a punto de ser víctima de la estafa.

Amy Nofziger, encargada de supervisar la línea de ayuda de AARP, asegura que las quejas sobre estafas relacionadas con el recubrimiento de autos aumentaron durante la pandemia, ya que millones de personas se quedaron sin trabajo. "Estas oportunidades parecían una manera ideal de complementar los ingresos familiares", señala.

Se trata de una estafa que no discrimina a las víctimas por edad. "Esta estafa puede ocurrirle a cualquiera. No importa si tienes 25 u 85 años", dice Nofziger, quien advierte:

  • No respondas nunca a un correo electrónico, mensaje de texto, llamada telefónica u otra comunicación no solicitada que te pida que recubras tu auto, barco o bicicleta con anuncios publicitarios a cambio de dinero.
  • No deposites nunca en tu cuenta bancaria un cheque de un desconocido para luego devolver parte de los fondos mediante una aplicación de transferencia de dinero, una tarjeta de regalo o cualquier otro medio. Cuando se descubra que el cheque era falso, te quedarás con un mal sabor de boca.

Katherine Skiba cubre temas de estafas y fraudes para AARP. Anteriormente, fue periodista con el Chicago Tribune, U.S. News & World Report y el Milwaukee Journal Sentinel. Recibió la Beca Nieman de Harvard University y es la autora del libro Sister in the Band of Brothers: Embedded with the 101st Airborne in Iraq.

Nota de redacción: esta historia se ha actualizado con un comentario de la empresa de bebidas Keurig Dr Pepper.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.