Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Cómo evitar cargos imprevistos en tus tarjetas de crédito

6 maneras de detectar compras no deseadas, antes de pagar por ellas.

Ilustración de unas manos en la pantalla de una computadora que se unen por hilos a otras sobre las teclas.

CHRIS GASH

In English | Cada vez más personas en Estados Unidos descubren algo preocupante al revisar las cuentas de sus tarjetas de crédito: en la lista de transacciones mensuales hay cargos por bienes o servicios que no recuerdan haber comprado ni recibido.

Las autoridades federales encargadas de combatir el fraude, así como otros expertos, usan el término "patrones oscuros" para referirse a las tácticas que están detrás de estas desagradables sorpresas. Los utilizan empresas que operan por internet, servicios de suscripción e incluso entidades recaudadoras de fondos para campañas políticas. Y lo hacen con el fin de engañar al consumidor para que asuma cargos recurrentes en su tarjeta de crédito, realice compras no deseadas o revele sus datos personales.

Podría tratarse de artículos que se introdujeron, sin que tú lo supieras, en tu carrito de compras virtuales. O tal vez, al realizar una compra por internet, el software te haya engañado para que aceptaras un artículo más caro o un recargo mensual. O puede ser que una empresa que opera por internet se haya valido del engaño visual: por ejemplo, un botón muy difícil de ver en la pantalla, el cual tendrías que haber oprimido para rechazar cierto cargo mensual.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Tales tácticas son, en algunos casos, ilícitas en virtud de una ley federal que prohíbe las "prácticas engañosas de cualquier tipo", señala Katharine Roller, abogada de la Comisión Federal de Comercio (FTC). Sin embargo, muchas de ellas se esconden en las sombras de la ley; no hay criterios legales explícitos que definan cuándo el tipo de letra en una página web es tan pequeño, o una casilla tan oculta, que se incurre en la ilegalidad. Y bien lo saben las empresas, las entidades recaudadoras de fondos y, sí, los delincuentes que operan por internet.

"Se observa actualmente un fuerte aumento en los patrones oscuros", afirma Roller. "Con ellos se manipula al consumidor para que gaste más de lo que deseaba, compre artículos que no quiere o permanezca suscrito a servicios que no necesita".

Cómo combatir los patrones oscuros es un tema muy candente entre los expertos que se dedican a la lucha contra el fraude. Los legisladores, por su parte, analizan la posibilidad de otorgar a la FTC facultades más explícitas para regularlos, según Lior Strahilevitz, profesor de Derecho de University of Chicago.

En un estudio realizado en el 2019, se detectaron patrones oscuros en un 11% de 11,000 sitios web de compras. "Esa cifra es un cálculo conservador", afirma el autor principal, Arunesh Mathur, del Center for Information Technology Policy de Princeton University. Mathur también descubrió patrones oscuros en correos electrónicos enviados por campañas políticas.

Y todo el mundo corre riesgo. "Me han engañado a mí, y también han engañado a los expertos que los analizan", dice Strahilevitz.

Los esfuerzos de los legisladores por eliminar estas tácticas engañosas probablemente tardarán algún tiempo en rendir frutos. Mientras tanto, a continuación se indica cómo detectar —y evitar— seis tipos de patrones oscuros.

1. Preguntas capciosas

Algunos sitios web de compras utilizan un lenguaje enredado —por ejemplo, al manipular las construcciones negativas— con el fin de confundirte. En otro estudio, del cual Strahilevitz fue coautor, la mitad de los participantes que solicitaron un servicio de suscripción tras una serie de preguntas engañosas pensaron que habían rechazado dicho servicio.

Véncelos con inteligencia: si una pregunta es difícil de entender, léela varias veces. En muy contados casos, se trata simplemente de un texto mal redactado, pero sin malas intenciones. Sin embargo, muchas veces la confusión es a propósito. "Si lees la pregunta dos veces y no la entiendes, es el momento de salir de la página", dice Strahilevitz.

2. Engaños visuales

Los trucos visuales pueden inducirte, por ejemplo, a hacer clic en un "sí" escrito sobre un botón de color rojo brillante, en vez del botón gris apagado que dice "no". O bien, es posible que no veas alguna información importante por estar escondida en la letra pequeña, o que tengas que pasar por una serie de pantallas para evitar comprar algo que no te interesa, dice Mathur.

Véncelos con inteligencia: siempre lee toda la letra pequeña. Si es necesario, aumenta el tamaño del tipo de letra en la pantalla. Y conviene tener cierto escepticismo: ante cualquier indicio de lenguaje engañoso o coactivo, no continúes.

3. Mensajes intimidatorios

Mathur encontró 164 sitios web donde el comprador, para rechazar una compra, tenía que hacer clic en un botón que decía, por ejemplo: "No, gracias, prefiero pagar el precio completo", o "No quiero la entrega en un día". Con esta táctica se pretende avergonzarte y hacerte sentir culpable para que aceptes una compra no deseada, dice Mathur.

Véncelos con inteligencia: recuerda que tú tienes el control. No hagas caso de los trucos psicológicos, y acepta solo aquello que quieras comprar, dice Kelly Quinn, profesora adjunta de University of Illinois en Chicago.

4. Advertencias de que tal oferta "vence a medianoche" o que "solo queda uno en existencia"

En el estudio de Mathur, el 40% de los relojes de cuenta regresiva relacionados con un descuento eran falsos.

Véncelos con inteligencia: no dejes que el temor a perder una oferta te haga caer en una compra apresurada, dice Mathur. Toma tu tiempo para comparar precios y opciones. Con la mayoría de los productos y servicios, las ofertas van y vienen constantemente.

5. Artículos agregados de forma furtiva

Mathur encontró 62 sitios web que preseleccionaban productos costosos o presionaban al comprador a escogerlos. En siete de estos sitios, se agregaron furtivamente artículos adicionales al carrito de compra.

Véncelos con inteligencia: "Examina detenidamente tu carrito antes de confirmar la compra", dice Strahilevitz. "He visto casos en que se agregan suscripciones y donaciones".

6. Intentos de captar datos

Los sitios web y las aplicaciones intentan frecuentemente captar tus datos, como el número de tu teléfono celular, tu dirección postal y tu dirección de correo electrónico. "Los datos personales son valiosos", dice Quinn. "Las empresas los venden y utilizan para personalizar los anuncios publicitarios que recibas".

Véncelos con inteligencia: divulga lo menos posible en internet. No reveles tu número de teléfono para obtener un descuento opcional ni para comprar algo.

Sari Harrar, editora especializada en salud y ciencias, colabora con publicaciones de AARP.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.