Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Estafas de compras por internet Skip to content
 

CENTRO DE RECURSOS CONTRA EL FRAUDE

Estafas de compras por internet

In English |  El internet sigue cambiando la manera en que compramos, con aplicaciones de venta al por menor y tiendas de redes sociales que se suman a las opciones en línea de los consumidores. Los ciberdelincuentes siguen el ritmo. Las compras por internet se clasificaron como el riesgo de fraude número 1 en el "Informe anual de riesgo del 2017 de seguimiento de estafas de la Better Business Bureau", y la agencia de monitoreo de crédito Experian registró un aumento del 30% en la tasa de fraude en el comercio electrónico para ese año.

La típica estafa de compras comienza con un sitio web falso o, cada vez más, con una aplicación móvil. Algunas tiendas electrónicas falsas se inventan desde cero, pero muchas imitan a minoristas bien conocidos, con logotipos y eslóganes familiares y un URL que se confunde fácilmente con el de verdad. Ofrecen artículos populares a una fracción del costo habitual y prometen ventajas como el envío gratuito y la entrega de un día para otro, aprovechándose de que las personas que hacen compras por internet aprecian los descuentos y la velocidad.

Algunos de estos imitadores entregan mercancía —imitaciones de mala calidad que valen menos que el precio de "descuento" que confundiste con una oferta única de, digamos, relojes Tiffany o botas Timberland—. Más a menudo, esperarás en vano a que llegue tu compra. Y tus pérdidas podrían no detenerse ahí: los estafadores pueden sembrar sitios, aplicaciones o enlaces falsos en anuncios emergentes y cupones de correo electrónico con "malware" que infecta tu dispositivo y recopila información personal para su uso en el robo de identidad.

La ropa, los cosméticos, los dispositivos electrónicos y los artículos para mascotas se encuentran entre los productos más comunes en las estafas de compras, según la Better Business Bureau (BBB, Oficina de Ética Comercial) y, como es lógico, estos fraudes florecen durante la temporada navideña. No necesitas renunciar a la facilidad y la selección interminable de compras por internet, pero estas precauciones pueden ayudar a asegurarte de obtener lo que pagas.

Señales de advertencia

  • Precios de ganga. La empresa de seguridad en internet Norton dice que debes estar alerta si los descuentos exceden el 55%.
  • Diseño de sitios web de mala calidad o con faltas de ortografía. Los minoristas reales tienen mucho cuidado con su presentación en internet.
  • Opciones de contacto limitadas o sospechosas: por ejemplo, solo tienen un formulario de contacto para completar, o el correo electrónico de servicio al cliente es una cuenta de Yahoo o Gmail, no una cuenta corporativa.

Los URL con palabras o caracteres extraños (la mayoría de las tiendas usan solo su nombre de marca en las direcciones web) o dominios inusuales (por ejemplo: .bargain, .app o un dominio extranjero en lugar de .com o .net).

Qué hacer

  • Usa sitios de confianza, en lugar de comprar con un motor de búsqueda. Los estafadores pueden jugar con los resultados de la búsqueda para desviarte.
  • Compara antes de comprar. Comprueba los precios de varios minoristas para determinar si una oferta que has visto realmente es demasiado buena para ser cierta.
  • Investiga los productos o marcas desconocidos. Busca el nombre con términos como "estafa" o "queja", y busca las reseñas.
  • Comprueba que los números de teléfono y las direcciones en los sitios de las tiendas son auténticos, para que puedas ponerte en contacto con el vendedor en caso de problemas.
  • Lee atentamente las políticas de entrega, cambio, reembolso y privacidad. Si son ambiguas o inexistentes, ve a otro lugar.
  • Mira dos veces los URL y los nombres de las aplicaciones. Las letras faltantes o transpuestas son una estafa, pero son fáciles de pasar por alto.
  • Paga con tarjeta de crédito. Con las transacciones con tarjeta, puedes disputar cargos cuestionables y retener el pago mientras el emisor de tu tarjeta investiga. La responsabilidad por cargos fraudulentos en tu tarjeta generalmente se limita a $50, y algunos emisores ofrecen una protección de compra del 100%.

Qué no

  • No pagues por transferencia bancaria, giro postal ni tarjeta de regalo. Los vendedores que exigen este tipo de pagos son estafadores y, a diferencia de las tarjetas de crédito o los servicios de pago electrónico de buena reputación, existen pocos recursos para recuperar tu dinero.
  • No introduzcas información de pago a menos que el URL de un sitio comience con "https://" o que la ventana del navegador muestre un candado cerrado. Esto indica que el sitio está encriptado y hace más probable que tus datos estén seguros.
  • No proporciones más información de la que un minorista necesita. Esa es solo tu información de facturación y la dirección de envío.
  • No utilices sitios que requieran que descargues software o que introduzcas información personal para acceder a cupones o códigos de descuento.
  • No compres en sitios que sean muy nuevos, recomienda Norton. Busca la fecha de los derechos de autor y utiliza el servicio de búsqueda WHOIS (en inglés) para ver cuándo se creó el dominio.

Red contra el Fraude, de AARP

Combate los fraudes y las estafas. Llama a nuestra línea de ayuda gratuita Red contra el Fraude al 877-908-3360 para hablar con voluntarios capacitados en el asesoramiento contra el fraude. También puedes inscribirte para recibir alertas de vigilancia y consultar nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés).

Más recursos

Publicado: Dic. 3, 2018

Más del Centro de recursos contra el fraude

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.