Skip to content
 

La fascinante historia del dólar

El origen “español” del dólar, por qué lleva el signo “$” y más.

  • Istock

    ¿Qué tienen que ver México, Bolivia, Hércules, las conchitas de mar, Felipe “El Hermoso” y Juana “La Loca” con el surgimiento del popular billete verde? Descúbrelo en este rápido recorrido por la historia del dólar, desde el Viejo Oeste hasta el presente.

    1 of 15
  • Istock

    Los “dólares” primitivos

    Como la corona británica no suministró suficientes monedas a sus colonias americanas a principios del siglo XVII, los colonos recurrieron al trueque de bienes y usaron como monedas primitivas objetos considerados de valor en el Viejo Oeste: clavos, hojas de tabaco, sal y los wampum, pequeñas cuentas de conchas que los indios usaban en ropas y collares, y que usaban precisamente para intercambiar pertenencias.

    2 of 15
  • Getty Images

    La llegada del dólar español

    Con el tiempo fueron utilizándose monedas españolas, portuguesas y francesas que los colonos traían de Europa. La más famosa fue el llamado dólar español, una moneda de 8 reales que se popularizó durante gran parte de los siglos 17 y 18, y que se acuñó en una casa de moneda de la ciudad de Potosí, en la actual Bolivia. Era de oro y con el escudo de los Habsburgo, familia que gobernó España desde Felipe “El Hermoso” en 1506 hasta Carlos II, en 1700.

    3 of 15
  • Public domain

    Carlos I, Juana “La Loca” y Felipe “El Hermoso”

    Desde 1536, se acuñaron en la Nueva España las primeras monedas por orden del Rey Carlos I. Eran de 4 reales con la inscripción “Carlos y Juana reyes”, porque fueron emitidas por él, supuestamente con apoyo de su madre la reina Juana I de Castilla, apodada “La Loca” porque perdió la razón a causa de los celos y la muerte de su marido Felipe “El Hermoso”. Estas monedas y las de 8 reales tenían símbolos que luego adoptaría el dólar americano.

    4 of 15
  • Public domain

    Hércules y el símbolo del dólar

    A estas monedas les fueron grabados dos mundos y una corona, que simbolizaba el reinado español dividido por el mar, con dos columnas de Hércules, mitológicamente ubicadas en el Estrecho de Gibraltar, que según los griegos era el límite del mundo. En ambas columnas había dos banderines con las palabras “Plus Ultra” (Más Allá) que serpenteaban en forma de S. De ahí se cree que nació la “S” cruzada por dos barras verticales, que se convertiría en el símbolo del dólar.

    5 of 15
  • Getty Images

    El nacimiento de la palabra “dólar”

    Estas monedas que Carlos I ordenó acuñar eran similares a las que se fabricaban en Europa con el nombre de thaler, una abreviación de Joachimsthaler, una mina en la ciudad de Bohemia, hoy República Checa, pero en ese entonces territorio conquistado por España. Varios países la utilizaron, refiriéndose a ella como daler, daalder o tallero. Dollar fue la versión del nombre y la moneda adoptadas por los colonos británicos de América del Norte por no ser una moneda usada en Inglaterra.

    6 of 15
  • Oferta de AARP

    Suscríbete a nuestro Boletín y descubre las herramientas y los recursos necesarios para dar con éxito los próximos pasos en tu planeación financiera.
    Únete hoy a AARP para obtener información.

    7 of 15
  • Public domain

    Monedas con el rostro de Washington

    Luego del surgimiento y eventual uso de la libra esterlina, los peniques y chelines acuñados por Massachusetts en 1652, muchos monederos independientes acuñaron entre 1783 y 1792 diversas piezas, siendo las más populares las que traían grabada la imagen del presidente George Washington, a la usanza inglesa de poner a sus reyes en sus monedas. De estas se conocen más de 20 variedades, sobre todo centavos de cobre y plata.

    8 of 15
  • Istock

    Los primeros dólares de pelo suelto

    El Congreso de Estados Unidos fundó en 1792 el United States Mint en Filadelfia, donde se emitió el primer dólar americano a iniciativa del presidente Thomas Jefferson, quien propuso que esta moneda fuera una unidad estándar de dinero. Así fue que se acuñaron piezas de plata de medio centavo, 10 centavos, un cuarto de dólar, medio dólar y un dólar, con la imagen grabada de una mujer de pelo suelto que representaba a la libertad.

    9 of 15
  • Public domain

    Nacen los billetes firmados a mano

    El 17 de julio de 1861, el Departamento del Tesoro autorizó el dinero de papel en lugar de monedas, debido a la falta de fondos necesarios para financiar la Guerra Civil. Eran una especie de pagarés llamados Demand Notes, de $5, $10 y $20, con las imágenes del secretario del tesoro Alexander Hamilton, el presidente Abraham Lincoln y una viñeta de la Libertad, respectivamente. Empleados del gobierno se encargaban de firmarlos y recortarlos a mano.

    10 of 15
  • Public domain

    George Washington en los billetes de $

    En octubre de 1862, el Gobierno Federal emite los primeros billetes estadounidenses. Eran de $1 y no traían el retrato de un presidente, sino del secretario del tesoro Salmon P. Chase. El primer uso oficial del busto de George Washington en los de $1 fue en 1869, cuando se imprimieron con tintas especiales y tonos de colores.

    11 of 15
  • Getty Images

    Los billetes más extraños

    A lo largo de los años, el Departamento del Tesoro emitió billetes poco comunes que hoy son de gran valor para los coleccionistas, como uno de $10, de 1901 con un bisonte al centro y a sus costados los retratos de Meriwether Lewis y William Clark, los famosos exploradores que recorrieron de costa a costa el territorio americano. O uno de $5, de 1907, con una familia de pioneros como elemento principal y el busto del presidente Andrew Jackson a un costado.

    12 of 15
  • Public domain

    El billete de $100,000 dólares

    Del 18 de diciembre de 1934 al 9 de enero de 1935, el U.S. Bureau of Engraving and Printing editó billetes de $100,000 con el retrato del presidente Woodrow Wilson. Y aunque no estuvieron en circulación, sí funcionaron como certificados de oro para realizar operaciones entre bancos de la Reserva Federal.

    13 of 15
  • El color verde y la frase “In God We Trust”

    El 11 de julio de 1955, el gobierno ordena que sean colocados en todos los billetes y monedas de Estados Unidos la inscripción “In God We Trust”, que para entonces ya contaban en el frente con una tinta especial negra de secado rápido, y en el reverso con el característico color verde de los dólares. Con los años, la Reserva Federal ha rediseñado los billetes e ido agregándoles múltiples detalles distintivos para evitar su falsificación.

    14 of 15
  • Istock
    15 of 15

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto