Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Guía para ir al nuevo Museo de la Estatua de la Libertad Skip to content
 

Cómo es el nuevo Museo de la Estatua de la Libertad

Breve guía para una visita a la famosa estatua de Nueva York.

Interior del Museo de la Estatua de la Libertad

Alamy Stock Photo

La Estatua de la Libertad simboliza la noción perdurable de la libertad en la historia de la humanidad.

In English | Tras su construcción, en 1886, la Estatua de la Libertad ha pasado por pequeños cambios en lo respecta la experiencia turística. Sin embargo, recientemente se realizó la espectacular inauguración del gran nuevo Museo de la Estatua de la Libertad.

El proyecto del Servicio de Parques Nacionales y la Statue of Liberty-Ellis Island Foundation (en inglés), que costó $70 millones y demoró dos años en completarse, era una mejora que necesitaba el anterior museo. Ubicado en el sótano de la estatua de 225 toneladas, este era una suerte de espacio de exposición, tan estrecho y concurrido que solo podía (o quería) ingresar el 20% de los 4.5 millones de personas que visitan anualmente Liberty Island. Además, requería un boleto por separado.

La entrada al nuevo y elegante museo de 26,000 pies cuadrados y a la estatua, un monumento nacional, está incluida en el boleto del ferri desde Battery Park en el bajo Manhattan. (La entrada de acceso "con pedestal" cuesta $9 para niños de 4 a 12 años, $18.50 para personas de 13 a 61 y $14 para adultos de 62 años en adelante; incluye una visita a Ellis Island y se compra en StatueCruises.com). En el viaje de 15 minutos a Liberty Island, el museo —ubicado en la costa oeste de la isla, detrás de la estatua— parece doblarse sobre la loma donde se encuentra, con su fachada de cristal y madera clara y envuelto en vegetación y jardines.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


La visita al museo toma unos 45 minutos e incluye una audioguía disponible en 12 idiomas.

El espacio está dividido en tres secciones. Después de ingresar al luminoso vestíbulo, los visitantes pasan al Immersion Theater (teatro de inmersión), donde pueden ver en pantalla panorámica una película de 10 minutos narrada por Diane Sawyer. La película trata sobre la concepción de la estatua por el escultor francés Frédéric-Auguste Bartholdi, quien basó a la Dama de la Libertad en la diosa romana Libertas. También narra aspectos de su construcción y su importancia cultural. La cámara se mueve y asciende por el interior de la estatua de 150 pies de altura.

El énfasis aquí (y en todo el museo) está en el concepto perdurable de la libertad en Estados Unidos y en el mundo.

A continuación se encuentra la Engagement Gallery (galería interactiva), creada como un taller para detallar el proceso de construcción que Bartholdi y su equipo de diseñadores supervisaron, y la importante contribución del arquitecto francés Alexandre-Gustave Eiffel (¡sí, ese Eiffel!) en la creación de la estructura interna de la estatua. La galería también destaca la historia de la estatua como un icono cultural, narrada a través de artefactos, fotos y películas.

Interior del Museo de la Estatua de la Libertad

Alamy Stock Photo

El recorrido culmina en la Inspiration Gallery (galería de inspiración), que ofrece vistas panorámicas del puerto a través de los ventanales del piso al techo y la oportunidad de tocar un modelo original de la cara de la estatua —su nariz mide 4 pies de largo— y ver la antorcha original que se elevó por encima del puerto durante 100 años (la retiraron en 1984 debido a daños causados por el agua de lluvia y otros deterioros).

También encontrarás quioscos interactivos donde te pedirán que reflexiones sobre lo que la libertad significa para ti. Las respuestas, fotos y ascendencia de los visitantes se recopilan en un mapa colectivo expuesto en una pantalla panorámica.

No olvides visitar la azotea para ver paisajes ideales para tomas fotográficas: islas, perfiles urbanos, botes, puentes y rocas.

Algunos consejos para los visitantes:

  1. Compra tus entradas con horario de entrada antes de ir, preferiblemente con bastante anticipación, para evitar las filas (las entradas electrónicas te dan prioridad de embarque) y porque a veces se agotan. Los boletos incluyen el recorrido con audio autoguiado de la estatua y el Ellis Island Immigration Museum (en inglés).
  2. Los ferris salen de Battery Park cada 20 minutos (también puedes ir desde Liberty State Park en Nueva Jersey). Planea entre tres y cinco horas para visitar la estatua, el museo y Ellis Island.
  3. Cuesta un poco más visitar la corona de la estatua ($12 para niños de 4 a 12 años, $21.50 para personas de 13 a 61 y $17 para adultos de 62 años en adelante). Estos boletos se agotan con semanas de anticipación, a pesar de que la visita a la corona requiere una calurosa y relativamente ardua subida de 162 escalones estrechos, sin ascensor. (Para llegar al pedestal son 192 escalones, pero hay ascensor).
  4. Llega temprano. Antes de abordar el ferri a cualquiera de las dos islas tendrás que pasar por un control parecido al de los aeropuertos. Hay otro control de seguridad antes de entrar a la estatua, donde deberás mostrar una identificación con foto con el mismo nombre que aparece en tu boleto.
  5. Deja tus bolsos grandes en casa o en el hotel. No se permiten bolsos grandes ni mochilas.
  6. Si puedes ir un día de semana, hazlo. Habrá menos personas y la visita será más agradable. El lugar está muy concurrido los fines de semana.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.