Skip to content
 

Los mejores pueblitos de EE.UU.

Descubre los placeres que esconden estas pequeñas ciudades.

  • Foto: K Nicolson/Dreamstime

    Los mejores pueblitos de EE.UU.

    In English | Los pueblos pequeños son la clásica representación de la herencia del país. Aquí presentamos los lugares que tienen menos de 30,000 habitantes, con una energía incomparable y un atractivo permanente. Esta lista incluye pueblos de todo el país, que tienen una oferta cultural sólida e increíbles aventuras al aire libre —además comida y alojamiento—.

    1 of 13
  • Foto: Jana Eken/Dreamstime

    1. Telluride, Colorado

    Telluride era un pueblo minero y tiene más encantos que no tienen otras áreas para esquiar. Las vitrinas victorianas de las tiendas y las fachadas al estilo fronterizo adornan el área del centro de la ciudad. Entre los lugares para esquiar están el Mountain Village aledaño, así como para practicar cualquier deporte al aire libre, además están el festival de música bluegrass en junio y el festival de cine en agosto y septiembre. Para una experiencia verdadera de Colorado, toma una góndola hacia Station St. Sophia para que disfrutes de las vistas impresionantes y la comida exquisita en Allred's.

    2 of 13
  • Foto: Shutterstock

    2. Beaufort, Carolina del Sur

    Beaufort tiene todo lo que esperarías de un pequeño pueblo sureño: casonas, árboles cubiertos de musgo y un lugar costero pintoresco en Port Royal Island. Lo que distingue a Beaufort es la cultura Gullah local, cuyas raíces datan de la conocida "costa del arroz" en el occidente de África. Beaufort también ofrece un sinnúmero de deportes acuáticos, así que haz planes para disfrutar de las famosas aguas cálidas de este lugar. En Saltus River Grill encontrarás los mariscos más frescos y podrás disfrutar del atardecer en el área al aire libre. Antes de irte, asegúrate de llevarte una canasta de paja hecha a mano.

    3 of 13
  • Foto: Sue Stokes/Shutterstock

    3. Marfa, Texas

    A Marfa se la conoce mejor por sus instalaciones extravagantes y su colección de arte minimalista de clase mundial que imita el paisaje de Texas. El Chinati Foundation tiene las colecciones más famosas del pueblo; su fundador Donald Judd, quien se mudó a Marfa en 1971, colocó a este pueblo en el mapa. Otra de las razones para visitar este lugar es la arquitectura histórica del centro de la ciudad y las famosas Marfa Lights. Este fenómeno, en el que las luces se ven flotando en el horizonte, se le atribuye a las luces de los autos o a pequeños incendios, y se ha convertido en un atractivo por lo siniestras que se ven. Marfa también ofrece opciones de comida excelentes: Maiya's tiene un menú ecléctico y Food Shark es más casual, ya que es un establecimiento ambulante de comida mediterránea.

    4 of 13
  • Foto: Jaanchez/Dreamstime

    4. Paia, Hawái

    A pesar de que es difícil encontrar los remanentes de la cultura hawaiana auténtica entre tanto centro vacacional, este lugar sobrevive a los tiempos. En la costa norte de Maui al pie de la autopista estatal 36 está Paia, una villa zucarera que cerró en el 2000, pero que está más viva que nunca. Por toda la calle hay boutiques que ofrecen desde ropa de última moda hasta ropa de playa y al tener tantos lugares donde practicar el windsurfing de seguro tendrás la oportunidad de estrenar tu ropa. Mientras estás en el área explora Ho’okipa Beach donde de seguro verás una gran cantidad de windsurfers. Cafe des Amis y Cafe Mambo sirven platos mediterráneos variados y desde ambos puedes ver a la gente pasear por Baldwin Avenue.

    5 of 13
  • Foto: S Goodwin/Dreamstime

    5. Calistoga, California

    Puede que Calistoga carezca de la atmósfera elegante de sus vecinos St. Helena o Healdsburg, pero el carácte que tiene compensan el glamour. Las tiendas al estilo del oeste a lo largo de Lincoln Avenue, le dan a este una sensación relajante y hospitalaria que no se compara con Napa Valley. Además de estar en medio del área de los viñedos californianos (Schramsberg Vineyards), Calistoga también tiene unos manatiales termales y un géiser conocido como el Old Faithful Geyser de California. En este pueblo están prohibidos los establecimientos de comida rápida, por eso puede mantener su encanto auténtico. Castello di Amorosa, un viñedo cercano que parece un castillo medieval, es interesante, y no podría faltar una visita a Solbar, el restaurante del chef Brandon Sharp en el centro vacacional Solage.

    6 of 13
  • Foto: J Ferguson/Dreamstime

    6. Port Townsend, Washington

    Al extremo noreste de la Olympic Peninsula este puerto victoriano que sirve de hogar a muchos escritores, artistas y músicos se distingue por su historia marítima y su espíritu pintoresco con un toque de sofisticación urbana. PT (como lo llaman los locales) es un destino de fin de semana muy popular entre los residentes de Seattle y otros residentes del estado de Washington pues atrae a los visitantes por su ambiente artístico, la gran cantidad de galerías y boutiques de la calle principal, sus festivales únicos y las actividades al aire libre como avistar ballenas y remar kayak en el Fort Worden State Park. En Fins Coastal Cuisine encontrarás salmón y ostras frescas del Pacífico noroeste.

    7 of 13
  • Oferta de AARP

     
    • Unete a AARP y ahorra en hoteles, alquiler de autos, cruceros y vuelos.
     

    Unete a AARP y ahorra en hoteles, alquiler de autos, cruceros y vuelos.

    8 of 13
  • Foto: Richard Cavalleri/Shutterstock

    7. Stockbridge, Massachusetts

    Este es el lugar que inspiró las representaciones de la herencia americana de Norman Rockwell que ocuparon la primera plana del Saturday Evening Post y que personifican lo que es un pueblito de Nueva Inglaterra. Este artista vivió en esta joya subdesarrollada en los Berkshires desde 1953 hasta 1978 y capturaba el carácter incomparable de Stockbridge en sus pinturas. Hoy puedes visitar el Norman Rockwell Museum, además de pasear por Chesterwood donde está la casa de verano de Daniel Chester. En muchos aspectos parecería que en Stockbridge no ha pasado el tiempo pues su arquitectura que data de los siglos XVIII y XIX está muy bien preservada y es por esto que muchos bostonianos vienen aquí cuando quieren escaparse al campo. 

    Stockbridge

    9 of 13
  • Foto: Stock

    8. Cooperstown, Nueva York

    Fundado en 1786, este pueblo está lleno de imponentes residencias y estructuras —pero es más famoso por el Museo y Salón de la Fama del Béisbol Nacional—. Pero este no es un destino exclusivo para los amantes del deporte: aquí hay atracciones culturales como el Cooperstown Chamber Music Festival, la temporada anual del Glimmerglass Opera y el Fenimore Art Museum. Para aquellos que les gustan los exteriores hay campos de golf en el Leatherstocking Golf Course o pueden ir en bote por el Otsego Lake o pasear por el Glimmerglass State Park. Los amantes de la cerveza deben hacer una excursión por el Brewery Ommegang que fabrica cervezas belgas. En cuanto a lugares para cenar, Alex & Ika Restaurant es el más destacado al igual que el Lake Front Restaurant and Bar.

    10 of 13
  • Foto: K Nicolson/Dreamstime

    9. Ashland, Oregón

    Imagínate las calles adornadas de residencias victorianas, una corriente de agua que corre por el centro de la ciudad y un parque de 93 acres. Ashland, mejor conocida por ser la sede del Oregon Shakespeare Festival que atrae a más de 100,000 aficionados de las obras teatrales, tiene un atractivo permanente gracias a sus actividades al aire libre, su oferta cultural y su creciente estatus como destino culinario. Visita el Schneider Museum of Art que cuenta con exhibiciones de arte de artistas locales reconocidos como Alexander Calder y George Inness. Durante la temporada más cálida hay excelentes opciones para montar bicicleta, pescar y rafting; durante el invierno, Mt. Ashland tiene 23 senderos para esquiar. Reserva para almuerzo o cena en Amuse donde sirven platos de la cocina francesa.

    11 of 13
  • Foto: Richard Bonnett/Flickr

    10. Bardstown, Kentucky

    Nada supera Bardstown si lo que quieres es visitar un pueblito en Kentucky que te encantará por su arquitectura georgiana y la hospitalidad local. El área del centro de la ciudad recibió el reconocimiento del Registro Nacional de Lugares Históricos, además, el Civil War Museum, el Museum of Whiskey y muchos otros eventos que se llevan a cabo durante el año son parte de lo que este pueblo ofrece a sus visitantes. Cerca encontrarás el My Old Kentucky Home State Park; dicen que las plantaciones de este lugar inspiraron la letra de la canción de Stephen Foster que lleva este mismo nombre. A pesar de que en tu lista debes incluir una visita a las diferentes destilerías del área (entre ellas Jim Beam y Maker's Mark) no debes perderte el Old Talbott Tavern el cuál está abierto desde 1770.

    12 of 13
  • Classic Stock/Alamy
    13 of 13

 

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto