Skip to content
 

Planea un crucero a Alaska para el 2022

Una guía de los barcos y consejos para reservar un viaje por estas rutas.

Crucero en Alaska

Stephen Dorey ABIPP / Alamy Stock Photo

In English

Si estás planeando hacer un crucero por Alaska en el 2022, sería prudente hacer la reserva ahora. La Cruise Lines International Association (CLIA) predice que entre abril y octubre navegarán hacia Alaska una cifra récord de 1.5 millones de pasajeros, suponiendo que la pandemia actual no vuelva a imponer restricciones para viajar en crucero.

Las líneas navieras anticipan un aluvión de reservas debido a una enorme demanda acumulada desde que la COVID-19 eliminara la temporada de cruceros en Alaska en el 2020 y luego la redujera drásticamente en el 2021. Este año solo visitaron el estado unos 115,000 pasajeros de cruceros, frente a los 1.3 millones del 2019.

Los asesores del sector turístico ya están viendo una gran cantidad de reservas para los cruceros de la temporada del 2022. Unos clientes de Anna Hansen, de Anna's Adventures Travel (afiliada de KHM Travel Group) en Murrieta, California, hace poco solicitaron una reserva para hacer un crucero de siete días por Glacier Bay, Skagway y Juneau con la línea Norwegian Cruise Line a principios de septiembre próximo. “Sin embargo, la pareja tuvo que aceptar cambiar la reserva para el 1.º de octubre. Cuando quise reservar el viaje de septiembre, me sorprendí al descubrir que toda la temporada de verano para ese crucero en particular de Norwegian ya estaba agotada”, dice Hansen.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Para responder al aumento de la demanda, las líneas de cruceros planean enviar barcos más grandes o en mayor cantidad. Habrá casi cuarenta naves en las categorías de buques grandes y de lujo y docenas de barcos pequeños que surcarán las aguas de Alaska el próximo año.

Si eres uno de los tantos viajeros ansiosos por viajar a este estado, hay ciertas cuestiones que debes considerar cuando comiences a planear el viaje.

Elegir el mejor lado del barco. Al navegar hacia el norte desde Seattle, por ejemplo, disfrutarás de las mejores vistas desde el lado de estribor del barco. Esto solo es importante si tu crucero hace un viaje de ida, por supuesto.

Consultar con un especialista. Puede ser abrumador ver todas las opciones para viajar a este maravilloso estado. La CLIA tiene una base de datos en cruising.org donde puedes buscar asesores certificados de viajes en cruceros que te pueden ayudar a planear el viaje, y muchos no cobran honorarios. También puedes encontrar expertos en cruceros en travelsense.org, cruiseplanners.com y otros sitios destacados.

Pagar más por tener una vista. Tal vez desees darte el lujo de tener un balcón. Al fin y al cabo, en un crucero por Alaska lo que importa es el paisaje.

Comprar un seguro de viaje. El tiempo impredecible —sin mencionar la pandemia— puede causar demoras y otros problemas inesperados. Asegúrate de que tu inversión esté protegida.

Y lo más importante:

Lo último respecto a las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para los cruceros. En estos momentos, los CDC recomiendan no viajar en crucero a las personas que no se vacunaron completamente y tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente.

A continuación, ofrecemos algunos ejemplos de líneas navieras y diferentes estilos de navegación en Alaska, seguidos de información sobre las opciones de las líneas para recorrer sus territorios y algunos consejos para la hora de empacar (enlaces en inglés).

Cruceros económicos

Los líderes del mercado, Holland America Line y Princess Cruises, volverán a ofrecer opciones asequibles para adultos mayores y familias, y cada una enviará seis barcos a Alaska. Ambas líneas ofrecen comida de buena calidad, espectáculos entretenidos y música en vivo, alojamientos cómodos y visitas a los principales puertos de cruceros, como el pueblo pesquero de Ketchikan, la capital de Alaska, Juneau, y la ciudad de Skagway, rebosante de historia sobre la fiebre del oro.

Cabe destacar: el barco más nuevo de Princess, el Discovery Princess con capacidad para 3,560 pasajeros que debuta con un impactante atrio estilo piazza italiana para socializar y observar a la gente, y una amplia cubierta con piscina (desde $599 por persona en camarote doble por un crucero de ida y vuelta de una semana desde Seattle).

Además, si tienes planes de explorar el territorio para complementar tu crucero, ambas líneas cuentan con alojamientos en tierra, además de vagones y autobuses. También ofrecen excursiones para recorrer el Parque Nacional y la Reserva de Denali y para adentrarse en el interior del estado. (Lee más al respecto a continuación).

Barcos grandes ideales para familias

Los nietos quedarán maravillados con las atracciones a bordo que ofrecen Norwegian Cruise Line y Royal Caribbean Cruises, las cuales navegarán con sus barcos más grandes en Alaska.

Los cinco barcos de Norwegian con destino a Alaska incluyen el Norwegian Bliss y el Norwegian Encore para 4,000 pasajeros, que regalan momentos de diversión en las pistas de carritos de carreras y audaces toboganes de agua en las cubiertas superiores (tarifas desde $1,000 por persona en camarote doble por un crucero de ida y vuelta de una semana desde Seattle).

Royal Caribbean enviará cuatro buques, como el Ovation of the Seas con capacidad para 4,905 pasajeros y su barco hermano Quantum of the Seas (tarifas desde $574 por persona en camarote doble por un crucero de ida y vuelta de una semana desde Seattle). Las vistas son espectaculares a bordo de un gigantesco brazo mecánico que te lleva a dar un paseo por encima de la nave en una cápsula de cristal. Pide una bebida preparada por un camarero robótico y deleita a los niños mayores con experiencias simuladas de paracaidismo y surf.

Barcos de lujo más pequeños

Todas las principales líneas de lujo navegarán por Alaska, así que tendrás incontables opciones si prefieres combinar la navegación con una buena dosis de atenciones especiales.

El Seabourn Odyssey, de la línea Seabourn Cruise Line, tiene capacidad para 450 pasajeros y te permite explorar la costa con un equipo de expedicionarios expertos (tarifas desde $4,799 por persona en camarote doble por un crucero de una semana desde Juneau a Vancouver). Durante el día, sube a bordo de los botes inflables Zodiac con biólogos marinos para buscar ballenas, o disfruta de caminatas donde deambulan osos y otros animales silvestres. Al caer la noche, disfruta de una cena gourmet a cargo de Thomas Keller (famoso por French Laundry). En los dos barcos de Silversea Cruises con destino a Alaska, el Silver Muse de 596 pasajeros y el Silver Shadow de 382 pasajeros, disfruta cómodamente de una suite con un mayordomo listo para prepararte el baño después de un ajetreado día de exploración (tarifas desde $4,200 en camarote doble por un crucero de una semana desde Seward, Alaska, hasta Vancouver, Canadá).

Después de inaugurarse en el 2019, Cunard regresa al estado con su transatlántico Queen Elizabeth con capacidad para 2,092 pasajeros (tarifas desde $899 por persona en camarote doble por un crucero de ida y vuelta de una semana desde Vancouver). Cuando no estés visitando los lugares de interés, puedes dar unas vueltas en la pista de baile del barco, deleitarte con un té formal por la tarde o asistir a conferencias de expertos, como el aventurero y alpinista Peter Hillary.

Si prefieres un estilo más informal y exclusivo, Windstar Cruises lleva por primera vez a Alaska su recién renovado Star Breeze con capacidad para 312 pasajeros (tarifas desde $5,499 por persona en camarote doble por un crucero de 11 días desde Vancouver a Seward). Windstar cortó el barco por la mitad para añadir una sección central y así crear espacio para incluir nuevas propuestas, como un restaurante de tapas y un spa más amplio. 

Expedición y aventura en buques pequeños

Estos cruceros en barcos pequeños pueden visitar puertos donde los megabarcos no pueden llegar, por lo que permiten que los pasajeros conozcan las partes más aisladas del estado. Por lo general, ofrecen excursiones dirigidas por naturalistas, científicos y otros expertos cerca de la costa en kayaks y botes inflables Zodiac, y a pie en tierra firme. De vuelta en el barco, estos mismos expertos ofrecen charlas sobre la vida silvestre de la zona.

Las opciones incluyen dos líneas de aventuras moderadas de propiedad local: Alaskan Dream Cruises y UnCruise Adventures, con algunos itinerarios creados para que los pasajeros pasen todo el tiempo de su crucero en la naturaleza. Es posible que en uno de estos cruceros no te encuentres con otros seres humanos que no sean tus compañeros de viaje. Camina por la naturaleza y explora la costa en botes inflables Zodiac o en kayak, con la esperanza de poder ver focas y ballenas de cerca. Las tarifas del Alaskan Dream comienzan desde $3,390 por persona en camarote doble por un crucero de cinco días de ida y vuelta desde Sitka, y los viajes por la naturaleza con UnCruise cuestan desde $2,995 por persona en camarote doble por un crucero de ida y vuelta de una semana desde Juneau.

Y la próxima temporada, dos nuevas empresas de expediciones derivadas de marcas reconocidas navegarán en Alaska por primera vez: Hurtigruten Expeditions y American Queen Voyages Expeditions, la nueva empresa filial de American Queen Voyages, conocida por las excursiones fluviales en el Misisipi.

El Ocean Victory, de American Queen, con capacidad para 186 pasajeros, ofrecerá cruceros entre Vancouver y Sitka (tarifas desde $4,699 por persona en camarote doble), con escala en Metlakatla, la única reserva nativa estadounidense en Alaska, y la aldea nativa de Kake para entablar conversaciones con los líderes de la Primera Nación.

Si haces una reserva en Hurtigruten Expeditions, estarás a bordo del Roald Amundsen, un barco ecológico de propulsión híbrida para 528 pasajeros que funciona con una combinación de baterías y combustible (tarifas desde $6,089 por persona en camarote doble por un crucero de dos semanas entre Vancouver y Seward).

Amplía tu viaje en tierra firme

Si bien recorrer la costa del estado en barco puede ser lo más importante para ti, te perderás la inmensidad y la naturaleza del territorio interior de Alaska si no te adentras. Las líneas de cruceros facilitan esta extensión con paquetes de tres a diez días que combinan actividades en un crucero con actividades en tierra firme, y el precio de estas aventuras de varios días incluye todo el transporte, hoteles y excursiones, además de algunas comidas.

Un paquete turístico popular por tierra combina el Parque Nacional Denali con una noche en Anchorage, la ciudad más grande de Alaska (que aún logra mantener el espíritu de ciudad fronteriza) y una visita al norte a la escarpada Fairbanks. Los precios comienzan en aproximadamente $1,499 por persona en Holland America Line por un paquete de 10 días en un crucero de una semana y tres días en tierra firme. (Te alojas en Denali en el McKinley Chalet Resort de la línea naviera).

Si deseas explorar más a fondo, la excursión de 17 días Ultimate Princess Connoisseur de Princess Cruises te lleva a cinco alojamientos en la naturaleza de propiedad de la empresa, que tienen acceso a cuatro parques nacionales: Glacier Bay (en tu crucero), además de Denali, Kenai Fjords y Wrangell-St. Elias (desde $3,869 por persona en camarote doble).

Consejos para empacar

Cuando prepares las maletas para hacer un crucero por Alaska, ten en cuenta que es probable que llueva en julio y agosto (otros meses son más secos). Además, no creas que hará demasiado frío, ya que en verano la temperatura puede superar los 80 grados. Incluso en abril o mayo, puede llegar a los 70 grados —o tal vez todavía esté nevando—. Y en otoño, todo es posible. Por lo tanto, te conviene estar preparado. Algunos de los artículos imprescindibles incluyen los siguientes:

  • Una chaqueta impermeable, un suéter grueso o una chaqueta abrigada, y un surtido de camisetas y jeans o caquis. Si te gusta usar pantalones cortos cuando la temperatura supera los 65 grados, llévalos también. Los operadores de excursiones en tierra firme suelen proporcionar parkas, pantalones impermeables y botas si llegas a necesitarlos, por lo que no es necesario llevarlos (a menos que prefieras usar los tuyos).
  • Un gorro y guantes para cuando te acerques a las paredes heladas de un glaciar.
  • Un traje de baño, si tu barco tiene jacuzzis y piscinas. 
  • Gafas de sol, protector solar y gorra de béisbol o sombrero para el sol; cuando el sol se refleja en el hielo glacial, es bastante brillante.
  • Repelente de insectos. En Alaska hay muchos mosquitos.
  • Calzado cómodo para caminar. Si te gusta mucho el senderismo, tal vez te convenga llevar botas. Ropa más bonita para la noche (tal vez). Lo que lleves para usar por la noche depende del código de vestimenta que sugiera la línea de cruceros para las noches. (Busca detalles en el sitio web de la empresa).

Nota de redacción: este artículo se publicó originalmente el 15 de diciembre, 2021. Ha sido actualizado con nueva información.

Fran Golden, una profesional independiente con sede en Cleveland, escribió varios libros sobre Alaska, incluidos 100 Things to Do in Alaska Before You Die y las guías de viaje de Frommer's.