Skip to content
 

Consejos para los viajeros que se enfrentan al caos y a las multitudes esta temporada

Si vas a viajar en avión o en automóvil, es esencial tener paciencia.

Maletas de viaje agrupadas

Peter Dazeley/Getty Images

In English

Esta temporada de viajes por las fiestas se muestra como la más ajetreada y caótica, ya que las personas regresan a las carreteras y a los cielos con casi toda la fuerza de antes de la pandemia, dentro de una infraestructura de viajes debilitada que aún no se ha recuperado lo suficiente como para satisfacer la demanda de manera eficaz.

El volumen de viajes se ha recuperado en los últimos meses, con un aumento de las reservas de vuelos y hoteles. La AAA pronostica que 53 millones de personas en Estados Unidos viajarán el fin de semana de Acción de Gracias; 4.2 millones viajarán en avión (número que se acerca a los 4.6 millones que volaron el fin de semana de Acción de Gracias en el 2019, antes de la llegada de la COVID-19). Mientras tanto, el país recibe cada vez más turistas, ahora que se ha reabierto a los viajeros internacionales. Misty Belles, directora general de relaciones públicas globales de Virtuoso, dice que las reservas de hoteles internacionales de la compañía de viajes han aumentado un 30% en el último mes.

Aunque todavía no se han alcanzado los niveles del 2019, "viajar se sentirá más concurrido de lo normal", predice Belles. "La mayoría de nosotros no hemos viajado con regularidad y no nos hemos enfrentado a muchas situaciones de hacinamiento durante los últimos 18 a 24 meses. Eso hará que el próximo período pico de viajes parezca mucho más agitado".

A la sensación de caos se suma la escasez de personal en la industria de viajes, más retrasos y cancelaciones de vuelos, y las confusas y cambiantes reglas de viaje relacionadas con la COVID-19.

Pero si haces un poco de planificación e investigación, aplicas algunos consejos y trucos, y añades una gran dosis de paciencia, puedes reducir el estrés de los viajes por las fiestas.

Pautas de viaje de los CDC

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) no aconsejan viajar a menos que estés completamente vacunado. Las personas no vacunadas que tengan la intención de viajar dentro de Estados Unidos deben hacerse la prueba de detección de COVID-19 de uno a tres días antes de partir y de tres a cinco días después de regresar. Deben quedarse en casa y ponerse en cuarentena durante siete días después del viaje o 10 días si no se hacen la prueba al regresar de su viaje.

Los CDC continúan exigiendo a todos los viajeros que usen mascarillas en los aviones, los autobuses y los sistemas ferroviarios, así como en los aeropuertos y en las estaciones de autobús y tren.

Consejos para viajar en avión

Evita los lugares con altos índices de infección. Si tu viaje es por vacaciones, más que para visitar a la familia, y puedes ser flexible, considera viajar a un destino menos popular. Te ahorrarás muchas de las molestias habituales de la temporada de fiestas y probablemente también ahorrarás dinero. (Las tarifas de los hoteles en la ciudad de Nueva York, por ejemplo, pueden dispararse durante las fiestas).

Haz una reserva por adelantado para el estacionamiento en el aeropuerto. Incluso los lotes fuera de la propiedad pueden llenarse durante la temporada de fiestas. Puedes considerar la posibilidad de alojarte en un hotel del aeropuerto la noche anterior a un vuelo temprano; en ocasiones, estos hoteles tienen buenas ofertas de estacionamiento a largo plazo que pueden compensar el precio de una noche de alojamiento.

Verifica la disponibilidad de automóviles de alquiler. Debido a la escasez de automóviles de alquiler, los precios se han disparado —a veces exceden el costo del vuelo—, por lo que te puede convenir reservar los vuelos para que coincidan con la disponibilidad de automóviles, si tienes la flexibilidad para hacerlo.

Infórmate sobre las normas relacionadas con la COVID-19 de tu destino. En el caso de los viajes internacionales, asegúrate de saber qué pruebas y requisitos de vacunación existen en tu destino.

Incluso para los viajes nacionales, averigua las normas relacionadas con la COVID-19 de tu destino; algunas ciudades, como Washington D.C. y Nueva York, requieren mascarillas en lugares públicos cerrados (entre otros requisitos). Querrás saber lo que te espera en cuanto toques el suelo. Cada atracción y negocio puede tener sus propias normas, como exigir una prueba de vacunación contra la COVID-19.

Llega al aeropuerto, y a la terminal correcta, con antelación. Los pasajeros que estén nerviosos por viajar en la temporada de fiestas deben contar con mucho tiempo antes de su vuelo para prepararse, aconseja Doug Yakel, oficial de información pública del San Francisco International Airport. "Comprueba en qué terminal opera tu vuelo; bajarse en el lugar equivocado puede hacer que el comienzo de tu viaje sea estresante. Llega al aeropuerto dos horas antes de un vuelo nacional, tres horas antes de un vuelo internacional", dice.

Pasa el control de seguridad de la TSA de la manera más eficaz posible. Intenta agilizar el proceso de embarque registrándote y utilizando los programas de viajero de confianza del Departamento de Seguridad Nacional, como TSA PreCheck y Global Entry. Si no estás inscrito en uno de estos programas y tienes que quitarte los zapatos y la chaqueta, hazlo antes de ponerte delante de la cinta transportadora, para no retrasar a los demás pasajeros.

Recuerda que, debido a la pandemia, se permite llevar desinfectante de manos líquido en envases de hasta 12 onzas en el equipaje de mano; antes, los líquidos tenían que estar en envases de no más de 3.4 onzas. También está permitido utilizar una licencia de conducir que se haya vencido el 1.º de marzo del 2020 o después como identificación válida en los puntos de control por un año después de la fecha de vencimiento.

Invierte en el acceso a la sala de espera. Contempla la posibilidad de pagar más para evitar las aglomeraciones del aeropuerto y relajarte en una sala de espera de la aerolínea (o solicita una tarjeta de crédito que te dé acceso a las salas) antes de embarcar. Un pase de un día cuesta entre $25 y $40; la aplicación LoungeBuddy permite reservar con anticipación.

No acapares el espacio de los compartimentos superiores. Si es posible, usa el espacio que hay encima de tu asiento —no el primero que veas al entrar en el avión—. Y no metas tu abrigo y otros objetos voluminosos junto con el equipaje de mano permitido. Tu único artículo personal, como el bolso o el maletín de la computadora portátil, debe caber debajo del asiento.

Sé amable. No causes problemas con las normas y, de nuevo, ten paciencia; las aerolíneas y las autoridades federales están tomando medidas contra el comportamiento de los pasajeros indisciplinados, que ha aumentado en los últimos meses. Además, los aeropuertos y los trabajadores de las aerolíneas tienen muchos otros factores de estrés, como la escasez de personal. Ciertamente, ni ellos ni los demás pasajeros quieren enfrentarse a clientes groseros.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Consejos para viajar por carretera

Los que salen a la carretera pueden estar angustiados al ver que los precios de la gasolina están subiendo drásticamente —un 65% por encima de los niveles del año pasado, con una media de $3.42 por galón en todo el país (siendo los precios de California los más altos, a $4.68 por galón), según la AAA—. "La demanda de gasolina es fuerte, pero la oferta es escasa", dice Andrew Gross, portavoz de la AAA. "No hemos visto precios tan altos desde septiembre del 2014". A continuación, te ofrecemos algunas ideas para ahorrar dinero y reducir los niveles de estrés mientras viajas.

Intenta ahorrar en gasolina. Las aplicaciones de búsqueda de gasolineras, como GasBuddy, te ayudan a encontrar los mejores precios en la carretera. También puedes inscribirte en varios servicios de ahorro de gasolina de marca, como el programa Fuel Rewards de Shell, o solicitar tarjetas de crédito de gasolineras, que ofrecen ahorros por galón y ofertas introductorias que pueden compensar algunos de los aumentos de precios.

Inscríbete en los programas de peaje prepago. Si vas a conducir por alguno de los 19 estados que forman parte del sistema de peaje E-ZPass, inscríbete en el programa de prepago para gestionar fácilmente los costos de tránsito en las carreteras, los puentes y los túneles de peaje. En algunas áreas, puedes usar el pase para pagar por el uso de carriles exprés para ahorrar tiempo durante los embotellamientos durante la temporada de fiestas.

Por si acaso, lleva contigo un mapa de papel. El uso de sistemas de navegación GPS electrónicos durante los viajes por carretera es conveniente, pero lleva contigo mapas de papel o copias impresas del itinerario como respaldo. Nunca sabes cuándo se puede interrumpir la cobertura del celular o cuándo la batería se puede quedar sin carga. Y confirma las direcciones con personas que viven en tu lugar de destino, ya que a veces pueden alertarte de los lugares donde las direcciones inexactas del GPS han extraviado a otras personas.

Lleva tu propia agua y tus bocadillos. Considera llevar algunos almuerzos y comida más sustanciosa, para evitar largas filas en las paradas de descanso o tener que desviarte para encontrar comida.


Video: Consejos de seguridad para conducir durante el invierno

 

Bill Fink es un redactor de viajes galardonado que ha cubierto viajes culturales para Lonely PlanetFrommer's, el San Francisco Chronicle y muchos otros medios.