Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

5 maneras de viajar y mantener el distanciamiento social

La privacidad se perfila como la nueva tendencia en los viajes.

Pareja sentada en un auto convertible mientras observan árboles y montañas

Jacobs Stock Photography Ltd/Getty Images

In English | Cuando se reanuden los viajes en el país en un mundo pos-COVID-19 pero previo a la vacuna, sin duda escucharás la palabra privacidad con frecuencia.

Con las normas de distanciamiento social y la ansiedad latente por aventurarse lejos de casa, se están ideando nuevos estilos de viaje y reviviendo otros antiguos que permite mantener la privacidad.

En el futuro, los turistas “van a estar felices de verse libres, pero se sentirán temerosos y nerviosos de salir de su espacio protegido”, señala Kathy Pickerell, de 27 años, asesora en viajes y propietaria de World Travels en Denham Springs, Luisiana. “Pienso que los viajeros van a querer estar más cerca de casa o hacer viajes que estén dentro de las zonas conocidas en vez de hacer grandes viajes o lejanos”.

Tal vez estén suspendidos esos viajes a los lugares donde soñamos ir, pero la playa de una región del país o un parque estatal pueden ofrecer un nuevo atractivo. Mientras tanto, los innovadores de la industria están desinfectando todo, los aviones, los autobuses y otros, con el fin de persuadir a los pasajeros a reanudar sus viajes.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Te presentamos cinco maneras de hacer un viaje manteniendo el distanciamiento social, lo que seguramente será una nueva tendencia.

Viajes por carretera

Para quienes quieren planearlo todo, los viajes por carretera tienen un nuevo atractivo gracias a que son asequibles, accesibles y flexibles. Con tu automóvil, o incluso con uno de alquiler, tú y tus acompañantes se pueden aislar de otros viajeros y decidir su propio ritmo para viajar. Si quieres obtener ideas sobre lugares a los que puedes viajar, AAA ha trazado más de 500 rutas de viajes por carreteras de Estados Unidos y Canadá en aaa.com/roadtrips.

Los automovilistas aún deben tener en cuenta el distanciamiento social en las paradas. En algunos casos, las autoridades pueden cambiar el acceso a las rutas o los servicios. A lo largo de las 469 millas de la carretera Blue Ridge Parkway en Virginia y Carolina del Norte, uno de los parques nacionales más populares del sistema, se desaconseja que los conductores se detengan en miradores y senderos concurridos y se recomienda que exploren las áreas menos transitadas del parque.

Conducir en las zonas rurales te brinda la posibilidad de contemplar el paisaje, pero debes hacer planes para tus necesidades básicas, lo que incluye llevar tu propia comida y productos sanitarios. Además, si bien es posible que algunos parques —como el Parque Estatal Custer en las Colinas Negras de Dakota del Sur— estén abiertos, tal vez no lo estén las instalaciones sanitarias. (Consulta siempre el sitio web de los parques con anticipación).

Alquiler de casas en lugares alejados

Hombre sentado frente a una cabaña en las montañas

Alan Graf/Getty Images

Las casas de alquiler encarnan la privacidad, ya que tienes todo el lugar para ti solo. Además, cuanto más lejos estén, es menos probable que te cruces con los vecinos.

Los alquileres de lugares apartados son populares en Vacasa, que administra 26,000 propiedades de alquiler en todo el mundo. También siguen siendo populares las casas en Hilton Head, Carolina del Sur y Panama City Beach, Florida, pero la empresa está observando una mayor proporción de reservas en lugares apartados. Dos lugares que con frecuencia pasan desapercibidos son Presque Isle, Wisconsin, en la frontera norte con Michigan, donde el precio de alquiler de una cabaña de dos habitaciones frente al lago comienza en $90 por noche; y Sautee Nacoochee, en las colinas de los Apalaches al norte de Georgia, donde el precio de alquiler de una cabaña con paneles de pino nudoso en el bosque comienza en $125 por noche.

“Pensamos que con el levantamiento de las restricciones habrá un repunte de los destinos a los que se puede llegar por carretera cuando los viajeros quieran conectarse con familiares y amigos”, señala Matt Roberts, director ejecutivo de Vacasa. Las nuevas reservas reflejan el atractivo de compartir hogares con los seres queridos: en abril, el 55% de las reservas futuras fueron de hogares con tres o más habitaciones, comparadas con un total del 40% en el 2019.

Viajes privados

Desde una perspectiva turística, el mejor de todos los mundos posibles con distanciamiento social puede ser hacer un viaje que se planee solo para ti y los tuyos. Muchas empresas de viajes de gran categoría, como Abercrombie & Kent (en inglés), ya ofrecen viajes privados. Sin embargo, después de la COVID-19, lo más seguro es que las empresas de viajes de todo tipo de precios consideren cotizar sus servicios en privado.

Roadies (en inglés), uno de los primeros en adoptar esta tendencia, planea ofrecer sus autobuses de lujo —imagina el tipo de autobuses de primera clase que utilizan las estrellas de rock en sus giras— a grupos privados para hacer recorridos personalizados, como esquiar en diversos centros turísticos de las Montañas Rocosas, jugar al golf en diversas canchas de la PGA o hacer una excursión privada por viñedos con un sommelier exclusivo. La empresa todavía está finalizando los detalles, pero puedes anticipar que estos viajes cuesten entre $4,000 y $5,000 por persona para diez personas durante una semana.

“Podemos llevar el autobús exactamente hasta la entrada de la casa del cliente”, señala Mark Wills, copropietario de Roadies. “Los viajes por carretera serán viajes de ida y vuelta que comienzan y terminan en el mismo lugar, y de ese modo no existirá la necesidad de viajar en avión para quienes aún prefieran no hacerlo”.

Vuelos privados

Cuando la pandemia se extendió por todo el país y los viajeros se apresuraron a llegar a casa antes de que cerraran las fronteras y se emitieran las órdenes de permanencia en el hogar, las empresas de aviones privados vieron un gran aumento de la demanda. Ahora, mientras las aerolíneas se apresuran para garantizar que sus aviones estén muy limpios y exigir que los pasajeros usen mascarillas, las empresas de aviones privados de alquiler se posicionan como alternativas higiénicas.

Imagen de computadora del coronavirus

Infórmate sobre la COVID-19

Tu salud, tu cheque de estímulo y más.

“Los aviones privados ofrecen la seguridad de no tener que exponerte a grupos de pasajeros al pasar por los puestos de seguridad o en las terminales de los aeropuertos”, señala Ron Silverman, director de operaciones de XO, una empresa privada de aviación en la cual los socios pagan $595 por año para tener acceso a un asiento en los vuelos chárter o al avión chárter completo (hay otras tarifas por los vuelos).

El precio de los vuelos privados depende de la distancia del recorrido y el tamaño del avión. Algunas empresas privadas han cotizado los vuelos privados en $6,000 por hora de vuelo. En el caso de precios más bajos, JSX ofrece vuelos cortos desde terminales privadas de Arizona, California, Nevada y Washington a un costo que va desde $89 por tramo. La empresa tiene aviones de 30 asientos, pero actualmente solo ofrece a la venta 20 asientos para cumplir con el distanciamiento social.

Complejos turísticos con amplio espacio

Por el momento han cerrado muchos centros turísticos debido a las regulaciones estatales para los negocios esenciales y las órdenes de permanencia en el hogar. Sin embargo, cuando vuelvan a abrir se verán más atractivos los que naturalmente ofrecen más espacio y privacidad, sin que importe mucho el tamaño de las habitaciones.

“Estamos ofreciendo una alternativa más segura: tu propia cabaña privada, el aire fresco de Jackson Hole, en Wyoming, y el distanciamiento social según la distancia entre las cabañas”, señala Jamie Mackay, propietario de Fireside Resort, cerca del Parque Nacional Grand Teton, que alquila pequeñas casas con sus propias hogueras (desde $150).

Para evitar las multitudes, busca centros turísticos amplios que ofrezcan habitaciones naturalmente separadas, como complejos de cabañas, campamentos o centros de bienestar que hayan reducido su capacidad. Wild Rice Retreat (en inglés), en Bayfield, Wisconsin, abre con unas pocas casas este otoño y para el próximo verano ofrecerá 19 casas y casetas en los árboles en un área de 114 acres en la costa del lago Superior (desde $252). Las tarifas incluirán yoga y clases de artes creativas, como fotografía y joyería.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO