Skip to content
 

Trabajar buscando trabajo

Las ferias que patrocina AARP brindan oportunidades y esperanza.

In English | Nunca, ni en sueños, me imaginé que algún día asistiría a una feria de empleos de AARP. Pero ahora, a los 64 años, con mi seguridad profesional en peligro, aquí me encontraba.

El sitio era el hotel Hyatt Regency McCormick Place en Chicago, y el salón bullía con 1450 personas, todas con el currículum en la mano y la atención centrada en el asunto que los ocupaba.

No cabe duda de que los adultos mayores afrontan desafíos especiales cuando buscan trabajo. El informe de junio del Bureau of Labor Statistics (Oficina de Estadísíticas Laborales) constató que los trabajadores mayores de 55 años habían estado desempleados un promedio de 40,7 semanas, frente a los de 25 a 54 años, que habían estado sin trabajo 36,9 semanas.

Durante la feria de tres horas que patrocinó AARP y Employment Guide (Guía de Empleos), muchas personas me dijeron que habían venido a conocer posibles empleadores, ya que estaban representadas unas 30 compañías, todas con vacantes que cubrir. Pero nuestras conversaciones también revelaron que mezclarse con personas que también buscan trabajo ayuda a aliviar el desgaste emocional de estar desempleado.

"Necesito mantener una actitud postiva y por eso he venido a esta feria", dijo Iriss Blaine, auxiliar administrativa y diseñadora gráfica desde hace 30 años. "Busco pistas y contactos, y he conseguido algunos, así que esto ha sido muy productivo. Nunca pensé que a los 59 años me vería desempleada. Son tiempos interesantes que plantean desafíos importantes".

Penny Goldman, de 62 años, me dijo que ya "hace un par de años" que busca empleo. Últimamente, ha trabajado en diversas convenciones inscribiendo a asistentes. Vino a informarse sobre las posibilidades de recapacitarse y piensa volver a la escuela para encontrar un empleo a prueba de recesiones.

Me gustó oir decir a varios empleadores que los adultos mayores ofrecen ciertas ventajas. "Creo que en estos momentos muchas compañías necesitan personas con experiencia", dijo Tom Baron de Employment Guide, que copatrocinó el evento. "No quieren perder tiempo capacitando a alguien".

Lo mismo dijo David Foss, representante del proveedor de internet inalámbrico Pinnacle Clear. "Muchas de estas personas han sido desplazadas en esta economía, y encontramos que nos vienen mejor porque no exigen tanta capacitación". Foss dijo que había contratado a algunos de los asistentes para su equipo de ventas.

Judy Heslin, de Guardian Security Systems, dijo que "busca personas maduras, con buena ética de trabajo y experiencia en la atención al cliente".

Venda su experiencia

Algunos reclutadores ofrecieron consejos específicos acerca de cómo sacarle ventaja a la edad. "Encuentre empresas nuevas que posiblemente no posean sus años de liderazgo. Véndase de esa manera", dijo Steven Brooks, de Guugos, compañía que produce videos de presentación para los que buscan empleo.

Conversé con Bill Colbourne, vice presidente sénior de recursos humanos y administración para Blue Cross and Blue Shield Association, otro de los patrocinadores de la feria de empleos de Chicago. Colbourne opina que el trabajador de más edad tiene que proyectar una buena imagen y no perpetuar el estereotipo del empleado mayor.

"Tiene que verse lleno de energía, tiene que verse bien", dijo. "Y cuando le hagan la pregunta inevitable de qué tipo de trabajo busca, no diga 'el trabajo para el que me está entrevistando es fantástico' o 'cualquier trabajo me viene bien'. Creo que lo que necesita decir es algo como: 'Busco un puesto en que pueda utilizar mi experiencia y mis habilidades, y busco un puesto que me permita crecer y aprender' ".

Michele Bieze, directora local de reclutamiento para Radio Shack, también hizo hincapié en la importancia del entusiasmo: "Que nos muestre su pasión por lo que va a hacer, su entusiasmo, ya sea porque le gusta y no le teme la electrónica, sino que quiere aprender sobre ella o le gusta oír y hablar de teléfonos celulares".

Biele también me explicó por qué recluta a empleados mayores de 50 años. "Queremos que los empleados de nuestras tiendas se identifiquen con nuestros clientes. Así que es una gran oportunidad. A veces los clientes se sienten más cómodos si hablan con alguien que se parece a ellos o que tiene la misma edad".

La orientación vocacional es una gran ayuda

Uno de los aspectos más populares de las ferias de empleo que AARP patrocina es la posibilidad de sentarse con un consejero vocacional que revise su currículum y la carta de presentación que va a adjuntar. Y al echar un vistazo a la feria, observé que en todo momento había una cola para hablar con los seis consejeros.

Terry Kozlowski, de jobinterview911.com, era uno de ellos. "Lo que les digo [a los trabajadores mayores] es que tengan sus historias preparadas: las cosas que hicieron en el pasado. Porque esas son cosas 'probadas' en términos de su historial, cosas que nadie les puede quitar", dijo.

"Los empleadores oyen esas cosas específicas, sean los dólares que ahorró o las ideas nuevas que propuso o los problemas difíciles que resolvió. Oír historias que guarden relación con el empleo da seguridad al empleador de que uno es alguien que podrá hacer algo parecido para él.

Colbourne, de Blue Cross and Blue Shield, recomienda ante todo establecer una red de contactos.

"Hay que empezar con un núcleo de contactos y ampliarlo considerablemente. Los métodos y técnicas que se utilizan para encontrar trabajo han cambiado dramáticamente en los últimos cinco a diez años, y es posible que algunas personas no se den cuenta de eso, porque estuvieron empleadas todo ese tiempo". Recomendó el uso de los medios sociales, sitios web como LinkedIn, ya que ve que cada vez más reclutadores los utilizan para encontrar candidatos para un puesto.

Manténgase al día

Entonces, dice Colbourne, "adquiera conocimientos, capacítese, capacítese, capacítese. Debe adquirir competencias para las que habrá demanda, desde tecnología a conocimientos sobre la industria a capacidad administrativa... Corren tiempos un poco difíciles, pero prepárese para el futuro, aun si es un empleado maduro".

Desde marzo, AARP y Employment Guide han celebrado 25 ferias de empleos en 16 estados, a las que han asistido más de 30.000 aspirantes. Y aunque ya ha pasado la mitad del año, todavía quedan por celebrarse más de 40 ferias en el 2010, repartidas por todo el país.

En la feria de Chicago, algunos tuvieron suerte y salieron con ofertas de trabajo. Yo me fui con una oferta -no lo que quería- pero obtuve algunas pistas que seguir. Y también me di cuenta de que no estoy sola en mi situación.

Igual que Thomas Draus, de 59 años, arquitecto local que hacía seis meses que buscaba trabajo. Me dijo que asistió a la feria "para conectarme con otros en la misma situación que yo, para no sentirme tan al borde de la nada".

"Es una época difícil, pero estoy aquí para ser positivo".

Susan Caraher es periodista que reside en Chicago.

 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO