Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Disminuye el desempleo en Estados Unidos

Las mujeres mayores encuentran trabajo más rápidamente.

In English | El Departamento del Trabajo de Estados Unidos notificó una doble dosis de buenas noticias para la economía: en febrero, las empresas añadieron 192.000 puestos de trabajo adicionales a sus nóminas y el índice de desempleo entre las personas mayores se redujo en 0,3 %, al 6,4 %.

Mujer hispana trabajando en una empresa manufacturera

Shannon Faulk/Blend/Getty Images

Las mujeres mayores encuentran trabajo más rápidamente que los hombres.

Esta reducción es superior a la que tuvo lugar en el desempleo nacional (que disminuyó ligeramente a un 8,9 % el mes pasado), según un informe del Departamento del Trabajo y representa el menor nivel de desempleo alcanzado desde abril del 2009.

La mejor situación laboral para las mujeres mayores de 55 años que tuvo lugar en febrero redujo el índice de desempleo general de los trabajadores mayores: el porcentaje de desempleo entre las mujeres pasó del 6,3 % al 5,7 % en febrero, si bien se mantuvo al mismo nivel del 7,1 % entre los hombres de ese grupo de edad.

Sin embargo, el promedio de duración del empleo entre los trabajadores mayores tristemente sigue recordándonos que la recuperación es débil, ya que llegó a las 46 semanas, en comparación con las 44 semanas del mes anterior, según informa la BLS.

Entre las personas menores de 55 años de edad, la duración en el empleo fue de 35 semanas en febrero, comparada con las 34 que se registraron en enero.

Sara Rix, asesora de Política Estratégica en AARP, dice que el tiempo que las personas mayores tardan en encontrar empleo sigue siendo preocupante.

“Soy bastante pesimista —confiesa—. Es posible que quienes buscan empleo no lo encuentren y no puedan recuperarse financieramente”.

Más de ocho millones de personas estaban trabajando a tiempo parcial en febrero, principalmente porque no podían encontrar trabajo a tiempo completo, indica el Gobierno.

De ellos, alrededor de 1,4 millones tenían al menos 55 años. Es el mismo número que se encontraba en dicha situación en enero, pero una cantidad menor que el nivel máximo, que se registró en septiembre, cuando casi diez millones de personas trabajaban a tiempo parcial, debido a que no encontraban quién los contratara a tiempo completo.

Según una encuesta de Gallup sobre el subempleo, el 20 % de los estadounidenses estaban subempleados en el 2010 y muchos se conforman en la actualidad con trabajos que pagan poco o para los que están excesivamente calificados.

 La recuperación está ganando fuerza >>

La recuperación está ganando fuerza

Pero, en general, el informe sugiere una recuperación que poco a poco va en aumento y que hizo que las empresas privadas (que son el motor de la economía) añadieran 222.000 nuevos puestos de trabajo el mes pasado. El gobierno, por su parte, eliminó 30.000 empleos, con lo que el incremento laboral se redujo a 192.000. Los despidos por recortes presupuestarios a nivel estatal y local continuarán siendo un lastre en los niveles de empleo, en opinión de Heidi Shierholz, una economista laboral del Economic Policy Institute, un instituto de investigación sin fines de lucro.

Aclara que “este es el primer informe que vemos donde una serie de indicadores amplios muestran tendencias positivas”, pero “no es suficiente para afectar de forma efectiva el índice de desempleo”.

“Seguimos teniendo una gran cantidad de trabajadores marginados que ni siquiera buscan trabajo”, por considerar que no existen oportunidades, y a quienes no se cuenta entre la población desempleada. “Cuando empiecen a buscarlo, harán que las cifras de desempleo sean mayores”, aclara.

Entre las industrias que registraron mayores incrementos laborales se encontraron la manufacturera, la de la construcción, la atención sanitaria, y los servicios profesionales y empresariales, según la BLS.

Otro indicador económico que da esperanza de recuperación laboral es que la semana pasada disminuyó el número de personas que solicitan prestaciones por desempleo por primera vez. La cantidad de solicitantes (368.000, en la semana que terminó el 26 de febrero) no había sido tan baja desde mayo del 2008, según el informe que emitió el Departamento del Trabajo. Dicha cifra fue 20.000 menor que la semana anterior.

Las ventas al por menor en el mes de febrero también fueron mejores de lo que se esperaba, según los informes del jueves, lo que sugiere que la confianza del consumidor va recuperándose poco a poco. El mal tiempo invernal, que cubrió de nieve gran parte de la nación e hizo que los consumidores se quedaran en casa durante los meses de diciembre y enero, fue seguido de mejores temperaturas durante el pasado mes y los compradores volvieron a las tiendas.

Pero no obstante las mejores perspectivas, algunas compañías pensaban efectuar los despidos planeados. Según la empresa mundial de consultoría sobre contratación Challenger, Gray & Christmas, las empresas en Estados Unidos dijeron en febrero que pensaban eliminar 50.702 puestos de trabajo, lo que representa la mayor cantidad desde marzo del 2010.

“La amenaza de la subida en los precios de gasolina podría afectar las decisiones de la contratación en los próximos seis meses —expresó John A. Challenger, gerente general de dicha empresa de consultoría—. Como mínimo el creciente costo del combustible podría hacer que los empleadores pospongan sus planes de contratación y, en el peor de los casos, podría acabar con la débil recuperación laboral y generar otra oleada de despidos”.

Aguantar un poco más >>

Aguantar un poco más

Según un análisis del 2011 realizado por el Urban Institute, un grupo de investigación sin fines de lucro, los adultos mayores de 50 años representaban el 31 % de la población activa en el 2010, en comparación con el 20 % en 1995.

Richard Johnson, un investigador de alto nivel en dicho instituto, dice que este incremento se debe en parte al envejecimiento de la población activa.

“Los incentivos para jubilarse no son tantos en la actualidad —aclara—. Los planes de jubilación tradicionales, con prestaciones fijas, están desapareciendo y hay menores probabilidades de que los jubilados conserven su seguro de salud, por lo que tienen que seguir trabajando para mantener la cobertura”.

Carole Fleck es redactora principal de AARP Bulletin

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO