Skip to content
 

5 razones saludables para disfrutar la comida mexicana

Mucho guacamole y nada de culpa.

Mesa servida con varios alimentos mexicanos

GETTY IMAGES

In English

Ya sea con guacamole o salsa fresca, puedes derrochar un poco este Cinco de Mayo, libre de culpa. Resulta que las delicias culinarias de nuestro vecino al sur no solo son sabrosas, sino que también pueden ser un complemento saludable para tu dieta, según los investigadores.

Los estudios han descubierto que estos cinco alimentos básicos de la cocina mexicana brindan algunos beneficios considerables para la salud.

1. Aguacate

Un estudio reciente en el Journal of the American Heart Association encontró que los adultos que consumen una taza de aguacate por semana tienen un 16% menos de riesgo de enfermedad cardiovascular y un 21% menos de enfermedad cardíaca coronaria en comparación con las personas que consumen aguacate en raras ocasiones. Los investigadores también determinaron que el riesgo de enfermedad cardiovascular fue entre el 16 y el 22% menor para las personas que cambiaron la mitad de una porción diaria de margarina, mantequilla, huevo, yogur, queso, tocino u otras carnes procesadas por aguacate.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Aunque el estudio no responde directamente por qué comer aguacate es bueno para la salud cardíaca, un aguacate Hass de tamaño mediano contiene aproximadamente 13 gramos de ácido oleico, o aproximadamente la misma cantidad que dos cucharadas de aceite de oliva. La mitad del aguacate proporciona hasta el 20% de la fibra diaria recomendada, el 10% del potasio, el 5% del magnesio y el 15% del folato, según los investigadores.

En un estudio separado que aparece en la revista Journal of Nutrition, los investigadores encontraron que (durante un período de 12 semanas) incluir un aguacate en la dieta diaria de las mujeres con sobrepeso las ayudó a reducir la grasa abdominal.

2. Frijoles negros

Los investigadores han sabido durante décadas que los frijoles, además de su alto contenido en fibra y proteína, son una fuente rica de antioxidantes. De hecho, un estudio publicado en el Journal of Agriculture and Food Chemistry en el 2003 informó que, en comparación, los frijoles negros tenían más poder antioxidante que cualquiera de las docenas de otras variedades comunes de frijoles secos que se probaron.

En general, las capas de semillas más oscuras se relacionaron con niveles más altos de flavonoides y, por lo tanto, una mayor actividad antioxidante, según los investigadores. Los antioxidantes más activos en los frijoles fueron las antocianinas, que los investigadores encontraron en niveles similares a los que contienen una porción equivalente de uvas, manzanas o arándanos rojos. Los investigadores observaron que los frijoles también son ricos en proteínas, carbohidratos, folato, calcio y fibra.

3. Jalapeños

El chile jalapeño es una buena fuente de antioxidantes, pero no todos los híbridos son iguales, según un estudio publicado (en inglés) en Natural Products Research en el 2017. Si quieres la mayor cantidad de antioxidantes, elige una variedad El Dorido o Grande en vez de un híbrido como el Tulsa, Sayula o El Rey. Los investigadores observaron que los híbridos Grande y El Dorido tenían niveles significativamente más altos de carotenoides, vitamina C y capsaicinoides que los otros jalapeños que probaron.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


4. Tomatillos

Los tomatillos, que parecen tomates verdes y no maduros que se han envuelto en cáscara seca, son el ingrediente principal de la salsa verde. Y resulta que la fruta ligeramente ácida puede tener algunas cualidades antiinflamatorias, según un estudio publicado (en inglés) en Journal of Food Chemistry en el 2016. El estudio encontró que el material pegajoso (los ésteres de sacarosa) en la superficie del tomatillo puede inhibir la inflamación tanto como la aspirina y el ibuprofeno.

5. Cilantro

El cilantro, una hierba de hoja verde, ha sido valuado durante siglos por sus propiedades medicinales, aunque esos beneficios parecen principalmente encontrarse en sus semillas secas, conocidas como coriandro. Contiene “fitoquímicos bioactivos que representan una amplia gama de actividades biológicas, entre ellas: antioxidante, anticáncer, neuroprotector, ansiolítico, anticonvulsivo, analgésico, para aliviar migrañas, hipolipidémico, hipoglicémico, hipotensivo, antimicrobiano y antiinflamatorio”, según un informe del 2018 (en inglés) publicado en Food Research International.