Skip to content
 

El café podría reducir el riesgo de muerte prematura

Un estudio halló que el consumo diario de café, incluso si se endulza levemente con azúcar, puede ser beneficioso.

Taza de café sobre una mesa de madera

ERIK VON WEBER / GETTY IMAGES

In English

En un estudio publicado (en inglés) en la revista académica Annals of Internal Medicine se halló que, en comparación con quienes no beben café, los adultos que dijeron consumir unas pocas tazas de café por día —ya sea amargo o con una cucharada de azúcar— fueron menos propensos a morir durante un período de seguimiento de siete años.

En el estudio participaron 171,616 adultos del Reino Unido, quienes completaron una encuesta sobre sus hábitos de consumo de café. El 76% de los participantes eran bebedores de café, y la mayoría lo tomaba amargo. Alrededor del 14% de todos los participantes endulzaban el café con un promedio de algo más de una cucharadita de azúcar. Otro 6% utilizaban edulcorantes artificiales. Y alrededor del 24% de quienes no bebían café, bebían té, según el estudio. El seguimiento de los participantes se realizó durante un promedio de siete años; en ese período, murieron 3,177 (el 1.85%).


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


“Nuestro estudio halló que los adultos que bebían cantidades moderadas de café endulzado con azúcar todos los días fueron alrededor de un 30% menos propensos a morir por cualquier causa durante el período promedio de seguimiento de siete años, en comparación con quienes no bebían café”, dijo en un video la Dra. Dan Liu, coautora del estudio e investigadora en Southern Medical University en Guangzhou, China.

Las conclusiones

En promedio, los participantes del estudio tenían casi 56 años cuando fueron reclutados, entre el 2006 y el 2010. En su análisis, los investigadores tuvieron en cuenta factores que podían afectar el riesgo de muerte de los participantes, entre ellos la dieta, el tabaquismo, la condición socioeconómica, los problemas preexistentes de salud y la contaminación del aire. El estudio reveló lo siguiente:

  • Los participantes que bebían cualquier cantidad de café amargo fueron entre el 16 y el 21% menos propensos a morir que quienes no bebían café.
  • Quienes bebían entre 1.5 y 3.5 tazas diarias de café endulzado con azúcar fueron entre el 29 y el 31% menos propensos a morir que los participantes que no bebían café.
  • El beneficio se halló independientemente del modo de preparar el café y de si el café era regular o descafeinado.
  • Sin embargo, el vínculo no se estableció para el café endulzado con edulcorantes artificiales.

Estudios anteriores también habían hallado una conexión entre el consumo de café y un menor riesgo de muerte, pero esas investigaciones no distinguieron entre el café amargo y el café endulzado con azúcar o con edulcorantes artificiales. En el estudio actual no se consideraron los efectos de agregar leche, crema o algún producto no lácteo al café.

Una nota de advertencia

En una nota editorial que acompaña al estudio (en inglés), la Dra. Christina Wee, profesora adjunta de Medicina en Harvard Medical School y subdirectora de la revista, advirtió que la población en el país no debe asignar demasiada importancia a los resultados del estudio. 


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


“Lamentablemente, el estudio de Liu y sus colegas no llega totalmente a lo que realmente queremos saber. ¿Beber café cargado de azúcar y calorías podría ser potencialmente beneficioso, o al menos no ser perjudicial?”, escribió.

Wee observa que los hábitos de las personsa en Estados Unidos a la hora de beber café pueden no corresponder con los que se estudiaron en la encuesta diez años atrás en el Reino Unido. En particular, señala que “una taza de 8 onzas de macchiato con caramelo en una popular cadena de cafeterías de Estados Unidos” contiene alrededor de cuatro veces la cantidad de azúcar de la taza promedio endulzada con una cucharada que se estudió en el Reino Unido.

“Si bien no podemos concluir de manera determinante que beber café reduce el riesgo de mortalidad, la totalidad de las pruebas no sugiere que exista la necesidad de que la mayoría de los bebedores de café —particularmente quienes lo beben amargo o con una cantidad módica de azúcar— eliminen la bebida. De modo que está bien beber café, pero sería prudente evitar demasiados macchiatos con caramelo hasta que haya más pruebas”, escribió.

Peter Urban es un escritor y editor que se especializa en noticias sobre la salud. Urban trabajó veinte años como corresponsal en Washington, D.C., para periódicos en Connecticut, Massachusetts, Ohio, California y Arkansas, incluido un período como jefe de la oficina de Washington del Las Vegas Review-Journal. Su trabajo independiente se publicó en Scientific American, Bloomberg Government y CTNewsJunkie.com.