Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Salud dental

Lo que tu lengua (y tu boca) pueden decir sobre tu salud

Manchas, hinchazones y llagas pueden indicar una variedad de enfermedades y afecciones. 

Médico examila la boca de su paciente

WESTEND61/GETTY IMAGES

In English

Puede que los ojos sean la ventana del alma, pero la boca es la puerta de la salud. Después de todo, hay una razón por la que una de las primeras cosas que hacen los médicos en un examen es pedirte que abras la boca y digas "ahh...".

En la lengua, los labios, los dientes y las encías pueden aparecer indicios de varias enfermedades. A continuación, te presentamos algunas señales que debes tener en cuenta.

Bultos o lesiones en la lengua  

Es completamente normal que de vez en cuando aparezcan aftas en la lengua o a lo largo de las encías. Pero si notas una lesión que no desaparece después de una o dos semanas, pide una cita a tu proveedor de atención médica. La preocupación: el cáncer.

Algunos cánceres se observan a simple vista, puedes verlos al sacar la lengua. Pero también pueden acechar bajo la lengua o en su base, dice Nadeem Karimbux, periodoncista y decano de la Facultad de Medicina Dental de Tufts University en Boston. "Así que, para hacer una buena examinación para detectar cáncer, debes sacar bien la lengua y mirar en ambos lados", dice.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Fumar y beber alcohol aumentan la probabilidad de desarrollar cáncer en la lengua y otras partes de la boca. La edad es otro factor de riesgo para el cáncer oral, incluido el de lengua, y también lo es el virus del papiloma humano (VPH), según el National Institute of Dental and Craniofacial Research.

Los expertos de Cedars-Sinai dicen que hay que buscar una úlcera de color rosa grisáceo o rojo, que puede sangrar fácilmente. El entumecimiento de la lengua es otro posible síntoma. Y no te olvides de revisar el resto de la boca: el cáncer oral también puede aparecer en el tejido que recubre la boca y las encías y en el lugar en el que se unen la parte posterior de la boca y la garganta.

Aunque es poco frecuente, la psoriasis, un trastorno de la piel, podría ser otra causa del enrojecimiento y el sangrado en la boca y la lengua, dice la National Psoriasis Foundation. Consulta a tu dentista o dermatólogo si experimentas estos síntomas.

Una capa blanca sobre la lengua

Si el color rosa de la lengua ha adquirido una nueva tonalidad, presta atención. Una capa delgada y blanca, de aspecto similar al requesón, podría indicar la presencia de candidiasis, que es una infección en la lengua causada por hongos, dice la doctora Elena Zamora, profesora adjunta del departamento de Medicina Familiar de la Facultad de Medicina McGovern de UTHealth Houston.

La candidiasis oral es más frecuente en personas inmunodeprimidas, como las personas con VIH/sida o con diabetes sin tratar. Tomar medicamentos que inhiben el sistema inmunitario también puede aumentar la probabilidad de candidiasis bucal, algo que también puede ocurrir con el uso de un inhalador para una enfermedad como el asma.  

Zamora explica que cuando las personas que dependen regularmente de los inhaladores no se lavan la boca después de cada uso, "los hongos pueden realmente crecer porque creas un estado más inmunodeprimido al estar constantemente [expuesto] a cosas como los esteroides simplemente a través de un inhalador".

Llevar dentadura postiza o tener la boca seca también pueden aumentar el riesgo de padecer candidiasis oral. Consulta a tu proveedor de atención médica si crees que la tienes; puede ser necesario un medicamento antifúngico.

Una enfermedad conocida como leucoplasia también podría ser la culpable de las manchas blancas en la lengua. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., se desconoce la causa, pero la irritación producida por el tabaco o el alcohol podría ser una explicación. La razón también podría ser un sistema inmunitario debilitado, y la edad es otro factor de riesgo. La leucoplasia no suele provocar daños permanentes en la boca, pero puede aumentar el riesgo de cáncer oral, por lo que es mejor consultar a un profesional de la salud si reconoces los síntomas.

Lengua seca o hinchada

Tu médico puede saber si estás deshidratado con solo mirarte la boca. Cuando se saca la lengua, "debe haber algún tipo de resplandor", dice Zamora. "A veces la luz rebota en la lengua, pero si está muy seca, es posible que solo se vea una acumulación de saliva" o una lengua agrietada.

La sequedad de boca, que también puede ser un efecto secundario de la medicación, puede tener algunas implicaciones para la salud bucodental, incluidas las caries, dice Karimbux. "Porque la saliva baña los dientes, y cuando no sucede esto... puedes ser más propenso a tener caries", dice.

Si notas que tu lengua parece más hinchada de lo normal, especialmente después de comer, "puedes estar desarrollando una alergia", dice Zamora, y añade que una sensación de picor en la parte posterior de la garganta también puede ser señal de una reacción alérgica. También es posible tener alergia a los dentífricos y enjuagues bucales, así que empieza a hacer una lista de todo lo que introduces en la boca.

Pérdida del gusto

Si de repente no puedes degustar tus sabores favoritos, una infección viral podría ser la explicación de la ausencia de sabor de las comidas. La gripe y el resfriado común pueden provocar el síntoma; incluso el envejecimiento puede hacer mella en las papilas gustativas. La pérdida del gusto es también uno de los síntomas más comunes de la COVID-19, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Comisuras de la boca agrietadas

Los labios secos y con escamas son comunes en los meses fríos de invierno, pero si están agrietados en las comisuras, no te apresures a culpar al clima. "En realidad, podría indicar una carencia de vitaminas", dice Zamora, concretamente de vitamina B2 (riboflavina). "Así que puede que necesites tomar riboflavina o un multivitamínico", añade. La riboflavina también puede encontrarse en los cereales del desayuno enriquecidos, el yogur, la leche, la carne de res y las almejas. 

Encías hinchadas

Las encías rojas e hinchadas alrededor de los dientes pueden indicar enfermedad periodontal, una infección causada por la acumulación de bacteria en la boca que afecta a casi el 50% de las personas del país mayores de 30 años y a cerca del 70% de las personas mayores de 65 años (en inglés), según los CDC.

"Por desgracia, para la mayoría de las personas, este proceso inflamatorio crónico puede progresar de forma muy silenciosa. En realidad, no sientes casi ningún dolor", dice Karimbux. Pero si no se trata, puede llegar a ser doloroso e incluso provocar la pérdida de los dientes.

Algunas personas tienen más riesgo de padecer enfermedad periodontal —también llamada periodontitis— que otras, como los fumadores, los diabéticos y las personas con ciertas enfermedades que deprimen el sistema inmunitario, como el VIH/sida. Tu dentista puede aconsejarte opciones de tratamiento no quirúrgico o quirúrgico para controlar la infección, así como la inflamación, que podría tener consecuencias más generalizadas para la salud.

Esto se debe a que la inflamación crónica que afecta las encías "puede aumentar los niveles de marcadores inflamatorios en el torrente sanguíneo", explica la American Dental Association, lo que podría provocar la aparición de otras enfermedades en zonas distantes del cuerpo. Algunos estudios epidemiológicos muestran una relación convincente entre infecciones orales como la enfermedad periodontal y la hipertensión arterial (en inglés), las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.  

"De forma parecida a cuando vas al dermatólogo y te dice que cuanto más te expongas al sol, más probabilidades tendrás, potencialmente, de padecer cáncer de piel, probablemente te diríamos que, si tienes periodontitis, seas consciente de que puedes tener un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares", dice Karimbux.

No pases por alto los dolores de cabeza ni las molestias dentales

¿Otra razón por la que Zamora presta mucha atención a la boca de sus pacientes? A veces, los síntomas desconcertantes, como los dolores de cabeza persistentes, pueden deberse a una caries o a algún otro problema relacionado con los dientes que está causando neuralgias. Los signos de rechinamiento de los dientes también pueden sugerir estrés o ansiedad.

Por último, si tu dentadura postiza te causa dolor, es importante que avises a tu médico o dentista. Una prótesis dental mal ajustada puede dificultar la alimentación. También puede aumentar el riesgo de atragantamiento.

"Todo el mundo tiene derecho a poder masticar su comida y disfrutar del proceso de masticación", dice Zamora. "Y creo que deberíamos ser más conscientes de que esto se puede perder fácilmente si no cuidamos de la boca, la lengua y los dientes".

Rachel Nania escribe sobre atención médica y políticas de salud para AARP. Anteriormente fue reportera y editora de WTOP Radio en Washington, D.C. Recibió un Premio Gracie y un Premio Regional Edward R. Murrow, y también participó en un programa sobre demencia con la National Press Foundation.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.