Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

Directora de los CDC: Cómo proteger a los adultos mayores de 50 años de contagios de la variante ómicron

Walensky da consejos sobre las actualizaciones en el uso de mascarillas y las pruebas en el hogar.

Rochelle Walensky

CDC.GOV

In English

En cuestión de días, la nueva variante de ómicron pasó de causar una pequeña cantidad de casos de COVID-19 en Estados Unidos a convertirse en la versión dominante del virus, con lo que dejó atrás a la variante delta. Y si bien no hay un momento apropiado para la llegada de una variante altamente contagiosa, ómicron surgió en un momento especialmente malo: el comienzo de la temporada festiva, cuando muchas personas en el país viajan y se reúnen con familiares y amigos. 

Los investigadores se están apresurando a conocer más sobre la nueva variante que está causando un aumento en los casos de COVID en todo el país, incluida la forma en que podría afectar la salud de los adultos mayores de 50 años y las poblaciones en riesgo de complicaciones por una infección por coronavirus. La Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), habló con AARP sobre qué esperar durante esta nueva era de ómicron y cómo protegernos mejor ante la llegada de lo que podría ser otro invierno difícil.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Esta entrevista se ha editado por motivos de claridad y espacio.

El riesgo de que las pruebas de detección de COVID-19 sean positivas sigue siendo mucho menor para las personas que están completamente vacunadas, en comparación con las que no están vacunadas, pero las infecciones posvacunación comenzaron a aumentar en noviembre, según datos de los CDC. ¿Podemos anticipar más infecciones posvacunación este invierno, dado lo que sabemos sobre ómicron hasta ahora?

Hemos comenzado a ver datos que indican que nuestras vacunas continúan funcionando contra ómicron, pero no tan bien, por lo que estamos realmente alentando a las personas a optimizar su vacunación y su protección con las vacunas de refuerzo. Con más mutaciones, la variante de ómicron va a requerir un nivel más alto de respuesta inmunitaria; un nivel más alto de protección.

Creemos realmente que con la vacuna de refuerzo, vamos a tener una protección bastante buena contra las enfermedades graves y la muerte. Nuestros datos actuales demuestran que es 20 veces más probable que mueras de COVID si no estás vacunado, en comparación con si tienes los refuerzos, por lo que realmente estamos alentando a las personas a que reciban los refuerzos.

Anticipamos que vamos a ver más y más infecciones posvacunación relacionadas con ómicron. Continuamos animando a las personas a usar una mascarilla en espacios cerrados públicos —incluso si están vacunadas y han recibido los refuerzos— porque ese nivel adicional de protección, además de la mascarilla, debería ayudar a prevenir el contagio en general.

Ahora bien, si resulta que eres una de esas personas que recibieron la vacuna de refuerzo y se infectaron, te diría que te comuniques con tu proveedor de atención médica, porque pueden aconsejarte sobre tus síntomas y tus riesgos subyacentes. Tenemos cosas como anticuerpos monoclonales que tu proveedor podría querer ofrecerte si te enfermas.

¿Hay alguna nueva guía o consejo sobre las mejores prácticas para el uso de mascarillas, de cara al invierno? ¿Deberíamos pasar de las mascarillas de tela a las N95 o las mascarillas quirúrgicas?

No tenemos ninguna razón para creer que necesariamente necesitas actualizar tu mascarilla en este momento. Nuestras recomendaciones siguen siendo que todas las personas de 2 años o más deben usar una mascarilla en espacios cerrados públicos. En nuestro sitio web, siempre hemos dicho que una buena mascarilla es una que tiene dos o más capas, que es lavable, que cubre la nariz y la boca completa y cómodamente, y que tiene un alambre para la nariz que evita que entre el aire.

Si las personas tienen interés en actualizar su mascarilla a una KN95 o N95, creo que eso estaría bien; no nos oponemos. Pero lo que yo diría es que si realmente deseas poder mantener la mascarilla puesta, debes asegurarte de que sea lo suficientemente cómoda para mantenerla ajustada, y eso puede ser más difícil de tolerar durante largos períodos de tiempo. Yo tomaría en cuenta ese cambio. Una mascarilla N95 que usas la mitad del tiempo no es tan bueno como una mascarilla cómoda que puedes usar todo el tiempo.

Las pruebas en el hogar se han vuelto más populares en los últimos meses. ¿Cómo ve que este tipo de pruebas ayude a los esfuerzos para frenar la COVID? ¿Algún consejo para las personas que desean usar una?

Estamos animando a las personas a usar estas pruebas en casa antes de que se reúnan; son realmente excelentes para la detección de casos asintomáticos. Si las personas no tienen síntomas, la prueba te brinda más tranquilidad cuando te das cuenta de que eres negativo para COVID. No son infalibles, no son tan precisas como las pruebas PCR [Reacción en cadena de la polimerasa], pero te dan una indicación muy buena de tu estado.

Si estás haciendo una prueba rápida y no tienes síntomas y resulta positivo, animamos a las personas a que se sometan a una prueba PCR. Y esa es una señal de que no deberías estar en reuniones de grupo; debes estar aislado hasta que tengas esa prueba PCR para confirmar si tienes COVID. Estas pruebas realmente te permiten asegurarte de que estás protegiendo a los demás mientras se reúnen.  

A lo largo de la pandemia hemos escuchado sobre hospitales abrumados y agotamiento entre los trabajadores de la salud. ¿Deberíamos esperar demoras en las cirugías electivas y los cuidados rutinarios a medida que los casos de COVID aumentan con ómicron?  

Todavía no lo sabemos. Lo que diré es que, incluso en parte de la oleada delta, vimos hospitales en áreas del país llenos a capacidad o más. Por lo tanto, es probable que esto dependa de la región.

Desde el punto de vista de la COVID-19, la mejor manera de permanecer fuera del hospital es vacunarte y recibir tu refuerzo. Las personas no vacunadas tienen 12 veces más probabilidades de ser hospitalizadas que las personas vacunadas.  

En términos de atención urgente o de emergencia, estoy realmente alentando a todas las poblaciones a ir al hospital si necesitan atención. Los hospitales son lugares seguros, y queremos asegurarnos de que las personas que necesitan atención urgente o de emergencia reciban la atención que necesitan.

En cuanto a lo que sucederá con las cirugías electivas, eso dependerá de la región. La mejor manera de evitar que nuestros hospitales se vean abrumados es asegurarse de que las personas estén vacunadas y que reciban los refuerzos.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo recientemente que no es necesario un refuerzo específico de ómicron en este momento. ¿Ha cambiado eso en la última semana?

No hemos visto ningún dato en sentido contrario de lo que dijo el Dr. Fauci hace cerca de una semana; no vemos realmente la necesidad de un refuerzo específico de ómicron. No obstante, nos estamos preparando ante esa eventualidad.

(Tanto Moderna como Pfizer-BioNTech han anunciado que están trabajando en un producto específico de ómicron que podría estar disponible en la primavera).  

¿Prevé usted que se necesitará otra dosis de refuerzo en unos meses para ayudar a mantener las defensas fuertes?

Hay muchas vacunas que las personas reciben habitualmente y que requieren dos inyecciones y un refuerzo seis meses después, y esas vacunas realmente te brindan protección de por vida o durante décadas. Tenemos todas las razones para creer que este podría ser el caso de la COVID, pero no estamos seguros. Así que nos estamos preparando en caso de que necesitemos otro refuerzo en algún período de tiempo.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


¿Cuál es su consejo para las personas que están indecisas sobre recibir el refuerzo, que pueden estar esperando para ver cómo se desarrollan las cosas, o que están preocupadas por los efectos secundarios?

Por favor, reciban su vacuna de refuerzo. Especialmente las poblaciones mayores que se vacunaron antes y son más propensas a tener una inmunidad cada vez menor. Para empezar, sabemos que esta variante de ómicron es más probable que necesite un nivel más alto de inmunidad. Todas estas cosas juntas significan que nuestra población mayor realmente necesita esas vacunas de refuerzo. Estamos trabajando duro para asegurarnos de que quienes son más vulnerables a las hospitalizaciones y muertes por esta variante estén bien protegidos.

En cuanto a los efectos secundarios, hemos administrado más de 60 millones de dosis de refuerzo y más de 400 millones de dosis de las vacunas contra la COVID en el último año, y tenemos datos extraordinarios para demostrar su seguridad.

Rachel Nania escribe sobre el cuidado de la salud y sobre políticas de salud para AARP. Anteriormente, fue reportera y editora de WTOP Radio en Washington D.C. Recibió el Premio Gracie y un premio regional Edward R. Murrow. Asimismo, fue becaria para asuntos de demencia de la National Press Foundation.

Cómo protegerte contra la variante ómicron