Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Todo lo que necesitas saber sobre los seguros de la vista

Te puede ayudar a protegerte de enfermedades oculares serias.

Ilustración de un ojo y una sombrilla

Chad Hagen

In English | Pete Hastert tiene diabetes y un buen motivo para preocuparse por su vista. “Mi abuela se quedó ciega por complicaciones de la diabetes”, dice. Sin embargo, Hastert no se ha hecho un examen de la vista en más de treinta años. El jubilado, de 71 años, de Tupelo, Misisipi, no tenía seguro de la vista y, como el dinero era escaso, evitó visitar al oftalmólogo. Luego, se enteró de que hay oftalmólogos voluntarios que hacen exámenes completos sin costo a través del Seniors Program de EyeCare America. Hastert hizo una cita, y sus ojos resultaron estar sanos. “Finalmente estoy tranquilo”, señala.

Es importante hacerse un examen anual completo de la vista con dilatación; evalúa tu capacidad de ver, detecta problemas de la vista relacionados con la edad e incluso ayuda a detectar enfermedades crónicas, como la diabetes. Casi el 2% de las personas de 40 años o más tienen glaucoma. En adultos mayores de 50 años, la degeneración macular relacionada con la edad (DMRE) es la causa principal de la pérdida grave de la vista.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Sin embargo, un buen seguro de la vista no es algo que pueda darse por sentado. “El costo es una de las razones clave por las que las personas no se hacen exámenes de la vista”, afirma Julian Roberts, director ejecutivo de la National Association of Vision Care Plans. Pero hay opciones, incluso para aquellos con presupuestos muy ajustados.

Los dos tipos de cobertura

Ten en cuenta que hay dos tipos de cuidado de la vista: uno que se encarga de tu vista diaria, principalmente los anteojos o lentes de contacto, y el otro trata las enfermedades oculares y lesiones en los ojos.

Seguro médico

Tu seguro médico regular cubrirá el costo del diagnóstico y del tratamiento de una lesión o enfermedad en los ojos que requiera la ayuda de un médico —al igual que con la fractura de un hueso o una enfermedad cardíaca—, aunque se seguirán aplicando los copagos y deducibles usuales.

El seguro médico no cubre el costo de los anteojos, lentes de contacto u otros costos relacionados con el apoyo diario de la vista. Pero hay un terreno poco definido. Aunque, por lo general, no cubre un examen refractivo simple (que se usa para determinar la receta de los anteojos), si tu oftalmólogo te diagnostica un problema médico, como glaucoma o cataratas, la visita completa podría facturarse bajo el seguro médico, señala el Dr. Josh Ehrlich, profesor adjunto de Oftalmología y Ciencias de la Visión de University of Michigan en Ann Arbor. (Consulta con tu médico para conocer las políticas específicas del consultorio).

Eso genera un pequeño problema, ya que los exámenes no tienen cobertura, a menos que te diagnostiquen una enfermedad. Pero la mejor manera de diagnosticarla es mediante un examen.

Seguro de la vista

Este paga los servicios como exámenes de la vista de rutina, además de un porcentaje alto del costo de los anteojos o lentes de contacto. Las mejoras, como revestimiento antirreflejo en los cristales y anteojos de transición, no suelen tener cobertura, pero lee la letra pequeña para ver si algo del costo sí la tendrá.

Muchas personas obtienen seguro de la vista a buen precio por medio de su empleador: pagas un par de dólares al mes, como un beneficio adicional a tus beneficios de salud actuales, y tu empleador paga el resto, explica Danielle Kunkle Roberts, cofundadora de la agencia de seguros Boomer Benefits.

Incluso si eres uno de esos afortunados cuya vista sigue sana, es buena idea aprovechar el plan de visión proporcionado por el empleador, porque es muy probable que necesites una corrección de la vista en el futuro cercano.

“Realizamos un estudio en adultos de 65 años o más, y encontramos que el 92% usaban anteojos para corregir la vista de lejos o de cerca”, señala Josh Ehrlich, profesor de Michigan quien fue coautor del estudio publicado en el 2018 en la revista médica JAMA Ophthalmology. La Dra. Charlotte Yeh, directora médica de AARP Services, recomienda que toda persona mayor de 50 años se haga un examen anual completo de la vista con dilatación. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Encontrar cobertura independiente

Si no tienes acceso a un seguro de la vista proporcionado por tu empleador, puedes comprar un plan de una aseguradora privada. Pero eso requiere que una buena estrategia de comparación de precios.

Planes de descuento

Paga una cuota mensual para tener acceso a exámenes completos de la vista y anteojos con descuentos en una red específica de médicos y centros de visión. “Esta es una excelente opción si estás buscando obtener un poco de ayuda con el costo de los servicios rutinarios de la vista”, dice Kunkle Roberts. Consulta las membresías que ya tengas: AARP Vision Discounts provided by EyeMed, AAA y comercios como Costco podrían ofrecer ahorros en los costos.

Paquetes de beneficios de la vista

Estos planes funcionan muy parecido a la cobertura de seguro tradicional. Pagas una cantidad fija, así como un copago por el examen, los anteojos y los lentes de contacto. Busca estos paquetes a través de un agente de seguros, cómpralos en línea o comunícate con el departamento de seguros de tu estado para obtener información. También es posible que puedas agregar una póliza de seguro de la vista a tu plan de seguro dental.

“Todas las redes tienen opciones significativas para los consumidores, desde optometristas independentes hasta tiendas como LensCrafters o For Eyes, e incluso Costco, Sam’s Club y Walmart”, afirma Roberts. Pero, en definitiva, puede que sea mejor ahorrar el dinero que gastarías en seguro y destinarlo al costo de los anteojos. Llama a unos cuantos centros de visión y hazles estas preguntas: Si pago en efectivo, ¿cuánto costaría un examen completo de la vista? ¿Cuál es el costo de los lentes de contacto, anteojos y mejoras como revestimiento antirreflejo? ¿Hay algún descuento por pagar en efectivo? Podría sorprenderte lo mucho que pueden variar los precios. Luego, compara eso con lo que pagarías por un plan de visión, y toma una decisión con esos elementos en mente.

¿Qué sucede si no tienes seguro?

Incluso si no tienes seguro a través de Medicare, tu empleador o el mercado de seguros, deberías intentar hacerte un examen de la vista de referencia.

El Glaucoma Program de EyeCare America es una opción para las personas que no tienen seguro y corren un mayor riesgo de tener glaucoma. Dichas personas reciben un examen gratuito para detectar glaucoma (una enfermedad que con frecuencia no presenta síntomas). Los adultos de 65 años o más cumplen con el requisito para solicitar un examen médico gratuito de la vista bajo el Seniors Program de EyeCare America, y a quienes les diagnostiquen una enfermedad ocular recibirán hasta un año de atención de seguimiento.

Jessica Migala ha escrito para Prevention, Self y más de otras 30 revistas.

Ilustración semi abstracta estilizada de un escudo con anteojos

CHAD HAGEN

Conviértete en tu propio seguro de la vista

Evita las enfermedades oculares y mantén la salud de tus ojos con estas sencillas mejoras nutricionales y de estilo de vida.

  • Opta por el verde oscuro. Las verduras verdes, como la col rizada y la espinaca, están repletas de luteína y zeaxantina, denominadas en un estudio del 2019 como “los antioxidantes más potentes” para prevenir y reducir el riesgo de enfermedades oculares, como la degeneración macular relacionada con la edad (DMRE)
  • Mantente en movimiento. El ejercicio durante al menos tres horas a la semana estuvo asociado con hasta un 41% menos de riesgo de padecer ciertos tipos de DMRE, en comparación con un estilo de vida más sedentario, según el análisis de un estudio del 2017.
  • Usa gafas de sol. Esté soleado o nublado, sea verano o invierno, usar gafas de sol “es una de las maneras más simples de prevenir las enfermedades oculares”, dice el Dr. Edward Manche, oftalmólogo de Stanford University. La exposición a los rayos ultravioleta está asociada con las cataratas, la DMRE y el cáncer de piel en los párpados, entre otros trastornos, según investigaciones.
  • Pide atún. Un metaanálisis en la revista Nutrients, que observó a aproximadamente 130,000 personas, encontró que comer atún regularmente reduce el riesgo de la DMRE en un 42%. El pescado, especialmente aquellos altos en grasa como el atún, están repletos de ácidos grasos poliinsaturados, como DHA y EPA, que reducen la inflamación y la exposición a los radicales libres.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.