Skip to content
 

3 tipos de cáncer raros que amenazan cada vez más

Conócelos y toma los pasos necesarios para tomar medidas preventivas.

Cuando hablamos de “el cáncer”, en realidad, deberíamos hablar de “los cánceres”, en plural. Existen más de 200 tipos de cáncer que afectan al ser humano y a los animales. Cada tejido del cuerpo puede originar un tipo específico de cáncer.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

La clasificación actual de los tipos de cáncer se hace de acuerdo con el órgano que le da nacimiento, cáncer de seno, de próstata, de colon, etc. La oncología moderna ha comenzado a clasificar al cáncer de acuerdo con el tipo de célula cancerosa que le da origen. Un tipo de variedad genética de cáncer que crece en el ovario, por ejemplo, puede crecer también en el pulmón, por lo que ese tumor ya no será ni de ovario ni de pulmón y permitirá tratamientos más dirigidos y personalizados.

Hoy veremos algunos tipos de cáncer que, por su frecuencia, pueden considerarse raros, sin embargo, los estudios actuales demuestran que están en rápido crecimiento.

Uñas del pie con cáncer

Istock

Melanoma debajo de las uñas

El melanoma es uno de los tipos de cáncer de piel con un comportamiento muy agresivo. Se presenta como manchas o lunares muy oscuros, con bordes irregulares, crecen muy rápido y pueden sangrar al rascarlos. Los melanomas se presentan en cualquier parte del cuerpo, pero son más frecuentes en el tronco, sobre todo en el pecho, espalda y abdomen.

Sin embargo, el melanoma se puede presentar en las manos, los pies y algunas veces debajo de las uñas. Esta variedad de la enfermedad se llama melanoma acral y por su extraña localización, puede pasar desapercibida y mucha gente lo deja crecer por algún tiempo antes de buscar ayuda médica. Ese fue el caso del famoso cantante jamaiquino de reggae Bob Marley, a quien le descubrieron un melanoma acral en uno de los dedos del pie durante el verano de 1977. Marley rehusó tratamiento médico y murió a causa de este cáncer en 1981.

A diferencia del melanoma cutáneo, el melanoma acral es más frecuente en personas de piel oscura, incluyendo a los hispanos. Su pronóstico no es tan bueno como la primera variedad. La lección es que cualquier tipo de lunar en manos o pies, incluyendo debajo de las uñas, merece una consulta médica preventiva.

Médico examina la garganta de una mujer mayor

Istock

Cáncer de garganta relacionado al virus papiloma humano (VPH)

En general, el cáncer de la garganta es raro y se presenta en personas mayores de 50 años. Con el descubrimiento del virus papiloma humano (VPH), causante del cáncer del cuello del útero, de la vagina, del ano y del pene, se ha visto que aproximadamente 70% de casos de cáncer de la garganta es consecuencia de una infección persistente por alguna variedad de alto riesgo del VPH.

Los VPH son una familia de más de 200 tipos, los cuales —por su capacidad de causar cáncer— se clasifican en grupos de alto y bajo riesgo. Los dos tipos de VPH de alto riesgo más comunes son el 16 y el 18, los cuales causan el 70% de casos de cáncer del cuello del útero. Se considera que la manera en que el VPH llega a la garganta y causa cáncer es por la práctica del sexo oral.

Un reciente estudio indicó que los síntomas de los cánceres de la garganta, asociados al VPH, son diferentes de los que no están asociados a este. El estudio reveló que los cánceres asociados al VPH se presentan en gente más joven y que el dolor de garganta es menos frecuente que en cáncer no asociados al VPH. Un signo muy característico es que el cáncer de la garganta se presenta generalmente con un bulto en el cuello.

Lamentablemente, no hay ninguna prueba que el médico pueda hacer para descubrir si una persona tiene el VPH en la garganta. Las revisiones anuales son importantes para tratar de descubrir a tiempo la enfermedad.

Persona siendo sometida a un estudio médico

Istock

Cáncer del hígado

El cáncer del hígado era raro hasta los años 70. Este tipo de cáncer, cuya mortalidad se ha duplicado desde los años 80, se ha convertido en el cáncer cuya mortalidad ha tenido un mayor aumento comparado con otros tipos de cáncer en Estados Unidos, según un estudio de la Sociedad Americana Contra el Cáncer del 2017.

Este cáncer está relacionado a varios factores prevenibles. La infección crónica por los virus de la hepatitis B y C son causa importante de la enfermedad. El abuso del alcohol está también relacionado al cáncer del hígado. Se calcula que por cada trago de alcohol que se consume al día se eleva el riesgo en un 10%. El uso del cigarrillo también aumenta el riesgo de cáncer del hígado en un 50%. Además, la diabetes y la obesidad están relacionadas a un mayor riesgo de este cáncer.

La relación de cáncer del hígado con hepatitis C, una enfermedad relativamente frecuente en personas mayores de 50 años, merece mención especial. Se calcula que el 2.6% de los baby boomers sufren de esa enfermedad. El problema es que aproximadamente el 70% de los casos de este tipo de hepatitis no se cura y se convierte en una enfermedad crónica, que puede ocasionar cirrosis y cáncer del hígado.

La hepatitis B, aunque no tan frecuente, causa cáncer del hígado por el mismo mecanismo. Conociendo que los virus de la hepatitis B y C se transmiten por las relaciones sexuales, es importante prevenir el contagio usando condones. La hepatitis B tiene una vacuna, que ahora es obligatoria al nacimiento.

Si bien es cierto que en Estados Unidos los cánceres más frecuentes son el de mama, pulmón y colon en mujeres, y próstata, pulmón y colon en varones, existen formas más raras de cáncer a las que debemos estar siempre atentos.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.