Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

5 preguntas para plantear en los centros de vida asistida durante la pandemia de COVID-19

Debes conocer la cantidad de casos confirmados, el plan de comunicación y otros asuntos.

Una mujer habla por teléfono y luce preocupada

RUSSELL UNDERWOOD/GETTY IMAGES

In English | En Estados Unidos, los centros de cuidados a largo plazo son el epicentro de la crisis del coronavirus, y representan más de un tercio de las muertes por COVID-19 de la nación. Si bien los hogares de ancianos han recibido el peor golpe, los centros de vida asistida también han reportado una serie de casos y muertes.

Con el cierre de estos centros al público y la rápida propagación del virus, los residentes y sus seres queridos y representantes están ansiosos por obtener información actualizada. Sin embargo, puede ser difícil lograrlo. Cuando se trata de datos oficiales y noticias sobre los casos y las muertes, los centros de vida asistida con frecuencia se agrupan en la categoría de “cuidados a largo plazo” o “convivencia grupal” con los hogares de ancianos, las comunidades para el cuidado de la memoria, los establecimientos de vida independiente y otros centros.

Si tienes a un ser querido en un centro de vida asistida, aquí hay algunas preguntas clave que los expertos recomiendan plantear. (Aquí hay otra lista de preguntas para plantear en hogares de ancianos). Para conseguir respuestas “debes ser muy insistente”, señala Eric Carlson, abogado de Justice in Aging, una organización nacional de defensa jurídica sin fines de lucro.

Ilustración de una partícula del coronavirus

Infórmate sobre la COVID-19

Vacunas, tratamientos, fraudes y más.

“Llama con frecuencia”, agrega. Si no puedes comunicarte por teléfono, intenta enviar un correo electrónico. Si así tampoco lo logras, comunícate con la oficina del defensor de cuidados a largo plazo, de tu estado, que te puede ayudar con las quejas y derivarte a la agencia reguladora apropiada de tu estado.

1. ¿Han tenido casos confirmados de COVID-19 en el centro?

Pregunta sobre los residentes, el personal, los proveedores y toda otra persona que tenga acceso al centro. Si se detectó COVID-19, pregunta cuántas personas recibieron resultados positivos para tener una idea del nivel del brote.

También debes preguntar a quiénes les están haciendo pruebas de detección y con qué frecuencia. Para identificar los casos positivos, los centros deben estar haciendo pruebas con regularidad. Sin embargo, en este momento es probable que los centros de vida asistida tengan menos acceso a las pruebas de detección que los hogares de ancianos, según Carlson. Es importante hacer preguntas de seguimiento para conocer el panorama completo.

2. ¿Cuál es el plan de comunicación del centro?

La regulación de los hogares de ancianos está a cargo del Gobierno federal, más específicamente de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS). Estos establecimientos están obligados a alertar a los residentes y a su familia o representante cuando hay un caso positivo de COVID-19 antes de las 5 p.m. del día después de la detección. Sin embargo, es probable que no sea así para los centros de vida asistida que están regulados a nivel estatal, ya que los requisitos varían según el estado.

“Los reglamentos de los centros de cuidado no se aplican en absoluto”, advierte Carlson. “Los CMS no tienen jurisdicción. Por lo tanto, debes preguntar cuál es su protocolo para informarte cuando tienen un caso positivo de COVID-19”. Pregunta cómo y cuándo se comunicará contigo el centro si se confirma un caso.

3. ¿Qué está haciendo el centro para prevenir infecciones?

Pregunta cómo se examina a los miembros del personal; cómo se desinfecta el establecimiento; cómo se les enseña a los residentes el modo de lavarse las manos y toser; y qué medidas de distanciamiento social han puesto en práctica.

Pregunta sobre la reserva de equipo de protección personal (PPE) que tienen —mascarillas, protectores faciales, batas y guantes— ya que hay escasez en todo el país. Si el centro no tiene un nivel adecuado de PPE para mantener a los residentes a salvo, pregunta cuál es el plan para obtener PPE y qué medidas de seguridad han tomado para protegerse hasta entonces. También debes preguntar si le han enseñado al personal a usar el PPE de forma adecuada.

Pregunta también sobre las visitas. Si bien los CDC recomiendan (en inglés) que los centros de vida asistida cumplan con la prohibición federal de visitas no esenciales que se aplica a los hogares de ancianos, las regulaciones estatales pueden no ser tan estrictas.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


4. ¿Qué nivel de atención médica puede brindar el centro?

Los hogares de ancianos tienden a prestar más servicios médicos que los centros de vida asistida, en particular de enfermería especializada.

“En términos generales, los residentes de los centros de vida asistida tienen menos necesidades de atención que los residentes de los hogares de ancianos, por lo que usualmente hay menos personal disponible”, explica Lori Smetanka, directora ejecutiva de Consumer Voice, que representa a los consumidores en temas de cuidados a largo plazo. “Con frecuencia, los niveles de capacitación del personal son inferiores a los del personal de los hogares de ancianos”, agrega. Además, al no tener que cumplir normas federales, para los centros de vida asistida tal vez no sea requisito tener un enfermero titulado en el establecimiento, a diferencia de los hogares de ancianos.

Por lo tanto, es importante evaluar la atención médica que puede ofrecer, ya sea para tratar la COVID-19 o algún otro trastorno mientras el centro está cerrado al público, según Smetanka. Si el centro tiene personal médico, pregunta también cuánto costarán los servicios adicionales. “Ten presentes los términos de tu contrato”, recomienda Smetanka.

Si es necesario que el residente reciba atención especializada fuera del centro, pregunta cuál es el protocolo para volver a ingresar. “Regresar a un centro es mucho más difícil que irse”, señala Carlson. “Sin duda debes conversar sobre ese tema para no encontrarte con una sorpresa cuando el centro te diga que no van a volver a admitir a tu madre o a tu padre”.

Pregunta también sobre el personal, recomienda Chris Corrigall, vicepresidente de Aegis para el enriquecimiento de la vida, y propietario y administrador de 32 comunidades de vida asistida y cuidado de la memoria. Asegúrate de que haya niveles adecuados de personal y un plan para retenerlo. Señala que “Están trabajando en la primera línea de esta pandemia con la población más vulnerable del país. El modo en que una empresa se interesa por su equipo es una buena indicación del modo en el que se interesará por sus residentes”.

5. ¿Cómo se mantienen los programas de vida saludable?

Amy Goyer, experta de AARP en la prestación de cuidados, recomienda que también preguntes cómo se han adaptado al distanciamiento social las actividades comunales habituales como la comida, el ejercicio, la socialización y el entretenimiento. “Averigua también si se han suspendido servicios, ya sea la terapia física, ocupacional o del habla, las visitas de los trabajadores sociales o el personal a cargo de actividades”, señala, ya que esto puede afectar la salud y el bienestar de los residentes.

Pregunta qué está haciendo el centro para posibilitar las conexiones sociales dentro y fuera del establecimiento. “El aspecto social es realmente difícil debido al distanciamiento social”, indica Corrigall. “Sin embargo, la socialización es realmente muy importante”. Pregunta de qué modo te puedes comunicar regularmente con tu ser querido por teléfono o por videollamada, y si se pueden disponer visitas a través de una ventana.

No dejes de preguntar cómo recibir actualizaciones frecuentes sobre cómo están viviendo la situación en el establecimiento, señala Corrigall. Por supuesto que un plan de comunicación sobre el coronavirus debe centrarse en los datos actuales sobre las infecciones por COVID-19, pero también debe incluir información sobre otros aspectos importantes.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO