Skip to content
 

Cuidado diurno para adultos: lo que deben saber los cuidadores familiares

Cómo encontrar el mejor centro diurno para adultos que atienda las necesidades de tu ser querido.

Mujeres mayores jugando cartas

ANNE RIPPY/AGE FOTOSTOCK/GETTY IMAGES

In English

Los programas de cuidado diurno para adultos pueden proporcionar a los cuidadores un descanso necesario, a la vez que brindan a los adultos mayores la oportunidad de socializar con sus pares y remediar el aislamiento y la soledad que muchos sienten.

Aunque los centros comunitarios tradicionales para adultos mayores pueden ser un lugar excelente para que las personas mayores relativamente saludables hagan ejercicio o tomen clases, los centros de cuidado diurno para adultos atienden a las personas con discapacidades físicas o cognitivas que podrían necesitar más supervisión y servicios. Más de la mitad de los asistentes mayores en centros de cuidado diurno para adultos tienen deterioro cognitivo, según la National Adult Day Services Association (NADSA), un grupo de la industria.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Planificar que un ser querido pase tiempo en un centro de cuidado diurno para adultos también puede beneficiar al cuidador. Un estudio del 2021 (enlace en inglés), publicado en la revista Aging & Mental Health, descubrió que tanto los pacientes con demencia como sus cuidadores dormían mejor, con menos interrupciones, en las noches previas al día de la visita a las instalaciones. Otras investigaciones han demostrado que usar el cuidado diurno para adultos tiene un efecto positivo en el estado de ánimo, la salud y las relaciones de los cuidadores de personas con demencia, y reduce su sentido de “sobrecarga de responsabilidades”, según un análisis del 2017 (enlace en inglés) realizado por un investigador en la Facultad de Trabajo Social de St. Catherine University en Minnesota.

¿Quién proporciona cuidado diurno para adultos?

En el 2018, el año más reciente para el que se dispone de cifras, alrededor de 4,200 centros de cuidado diurno para adultos en el país atendieron a más de 251,000 participantes, según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS).

Casi el 58% de los centros de cuidado diurno para adultos no tienen fines de lucro, según una encuesta federal del 2018; el resto son empresas con fines de lucro. Los operadores no lucrativos incluyen Gobiernos locales, universidades, hospitales, grupos nacionales (como Easterseals y la Alzheimer’s Association), organizaciones religiosas y tribus de nativos estadounidenses. Entre los principales proveedores con fines de lucro se encuentran Active Day, Sevita y SarahCare (enlaces en inglés).

Los servicios de cuidado diurno para adultos están regulados por los estados, que generalmente exigen que los operadores obtengan una licencia o una certificación, para mantener una proporción mínima entre el personal y los participantes y para brindar un conjunto estándar de servicios, que incluyen monitorear la salud de los clientes y ayudarlos con actividades de la vida diaria. Los requisitos en ámbitos como los servicios especializados y la capacitación del personal varían de un estado a otro, y algunos tienen disposiciones específicas para brindar servicios a las personas con demencia.

Servicios disponibles de cuidado diurno para adultos

Los programas y servicios de los centros de cuidado diurno varían, según NADSA, pero la mayoría ofrecen ejercicio terapéutico, estimulación cerebral para los clientes, actividades sociales adecuadas para su enfermedad y ayuda con el cuidado personal, como el aseo personal y el uso del baño. Los centros a menudo ofrecen comidas y refrigerios, incluso para dietas especiales para quienes las necesitan, así como transporte de puerta a puerta.

Algunos se enfocan en áreas específicas de atención:

  • los centros sociales focalizan la atención en comidas y recreación, a la vez que brindan ciertos servicios relacionados con la salud;
  • los programas médicos y de salud brindan servicios de salud y terapéuticos más intensivos, además de las actividades sociales; y
  • los centros especializados aceptan a aquellos que solo tienen una enfermedad en particular, como demencia.

Los centros de cuidado diurno para adultos normalmente operan de lunes a viernes, durante el horario normal de atención, aunque algunos ofrecen servicios de fin de semana o por la noche.

El costo de los cuidados diurnos

Los precios pueden variar según factores como la región geográfica y la variedad de servicios. El costo promedio en todo el país es de $1,690 al mes, o $78 al día, según la encuesta del 2021 “Cost of Care” (el costo de la atención - enlace en inglés) realizada por Genworth, una aseguradora de cuidados a largo plazo.

Servicios de cuidado diurno para adultos

Entre los programas más comunes que se ofrecen en las guarderías para adultos se cuentan:

  • Asesoramiento
  • Educación
  • Cuidado vespertino
  • Hacer ejercicio
  • Exámenes de salud
  • Comidas
  • Atención médica
  • Administración de medicamentos
  • Terapia física
  • Recreación
  • Cuidado de relevo
  • Actividades sociales
  • Supervisión
  • Transporte

Fuente: Administración de Asuntos sobre el Envejecimiento (AoA) de Estados Unidos.

Aunque Medicare generalmente no cubre los honorarios, es posible recibir asistencia financiera a través de otros programas gubernamentales, como Medicaid, la Administración de Salud de Veteranos y las agencias estatales. Esto significa que, para los cuidadores que buscan ayuda y descanso, el cuidado diurno de adultos puede ser una opción más asequible que contratar una persona para que brinde cuidado en el hogar.

Impacto de la COVID-19

La pandemia afectó a los centros de cuidados diurnos para adultos, según datos recopilados por el National Center for Health Statistics. Entre enero del 2020 y marzo del 2021, casi tres cuartas partes de los centros tuvieron que cerrar temporalmente o limitar sus horarios. En ese período, hubo 12,272 casos de COVID-19 y 1,494 muertes entre los clientes, así como 6,181 casos y 38 muertes entre los empleados y el personal contratado de los centros de cuidados diurnos. 

Como resultado, los centros se volvieron más atentos a la seguridad, y el 72% realizaron exámenes diarios de detección de COVID-19, en un esfuerzo por reducir la propagación de la enfermedad. Alrededor de ocho de cada diez centros limitaron el acceso a familiares, visitantes y voluntarios todo el tiempo. Casi la mitad (46%) proporcionaron la notificación de casos nuevos en un plazo de 24 horas a las autoridades locales de salud pública, y a los cuidadores y las familias de los clientes.

Desde el 2021, los proveedores de cuidado diurno para adultos en algunas partes de Estados Unidos han flexibilizado ciertas precauciones contra la COVID, mientras que otros han mantenido medidas como el uso de mascarillas, en función de lo que exijan sus agencias estatales y locales de salud pública, según Lance Roberts, subdirector de Membresía y Educación para NADSA.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Cuándo considerar una guardería para adultos

La National Adult Day Services Association sugiere que los cuidadores consideren las guarderías para adultos cuando empiecen a ver signos de que un ser querido mayor:

  • tiene problemas para estructurar sus propias actividades diarias
  • se siente aislado o solo y desearía interactuar con otras personas mayores
  • siente ansiedad o depresión y necesita apoyo social y emocional
  • tiene dificultades para comenzar y mantener la concentración en una actividad, ya sea leer, conversar o ver televisión
  • siente incertidumbre o ansiedad al estar solo o parece que ya no está seguro sin compañía.

Los cuidadores familiares también pueden considerar los servicios diurnos para adultos cuando necesitan trabajar o estar fuera de casa la mayor parte del día, o si ellos mismos están sintiendo efectos adversos, como ansiedad, frustración, depresión o problemas de salud.

Cómo encontrar y evaluar los programas

Para encontrar programas de cuidado diurno para adultos en tu localidad, puedes escribir tu código postal en el directorio de búsqueda (en inglés) de la National Adult Day Services Association o comunicarte con la Agencia del Área sobre Envejecimiento de tu zona, que puedes encontrar en el sitio del Gobierno federal Eldercare Locator (buscador de cuidados para adultos mayores, en inglés), o llamando al 800-677-1116..

Una vez que identifiques un centro que parezca cubrir las necesidades de tu ser querido, el siguiente paso es visitar las instalaciones. La asociación recomienda hacer algunas preguntas básicas, como estas:

  • ¿Cuánto tiempo lleva funcionando el centro?
  • ¿Qué licencias, certificaciones y acreditaciones tiene?
  • ¿Cuál es la proporción de personal y participantes (cuanto más baja sea, mejor) y qué tipo de formación reciben los empleados?
  • ¿En qué días y horario está abierto?
  • ¿Cuáles son las reglas de llegadas o salidas tardías si no se utilizan los servicios de transporte que ofrece el centro?

También querrás explorar la gama completa de servicios del centro.

¿Ofrece terapia física, ocupacional o del habla? Casi la mitad de los centros lo hacen. ¿Cuenta con atención especializada para enfermedades como la pérdida de memoria?

Pregunta si el centro crea planes de servicio individuales para los asistentes, con qué frecuencia se actualizan esos planes y si puedes dar tu opinión.

Pasa algún tiempo simplemente observando el centro.

  • ¿Se ve limpio y agradable?
  • ¿Los muebles son cómodos y sólidos? ¿El lugar tiene acceso para sillas de ruedas?
  • ¿Hay una zona tranquila donde tu ser querido pueda relajarse si siente la necesidad de un descanso?
  • ¿Los baños se encuentran convenientemente ubicados y tienen agarraderas y espacio para sillas de ruedas?

Presta atención también a la forma en que el personal y los asistentes interactúan y si parecen sentirse cómodos unos con otros.

Cómo ayudar a tu ser querido a adaptarse

La transición a una guardería para adultos puede ser estresante para una persona mayor con demencia. La Alzheimer's Association sugiere un enfoque gradual.

Una vez que hayas investigado un centro, lleva a tu ser querido a almorzar o a una actividad. Luego comienza a usar sus servicios un par de veces a la semana durante más o menos un mes antes de tomar una decisión final sobre la inscripción.

Tu familiar podría resistirse a la guardería para adultos al principio, pero los participantes a menudo se adaptan después de varias semanas y comienzan a esperar con ansias ver a otras personas en el centro y participar en actividades, dice la NADSA. Si el programa parece no funcionar para tu familiar, puedes sacarlo y volver a llevarlo en otro momento.

Nota de redacción: este artículo, originalmente creado en el 2012, ha sido actualizado con información más reciente.