Skip to content
 

5 mitos de la bandera

Conoce la verdad sobre el símbolo más usado del país.

Pintura de Betsy Ross con la bandera americana al lado de George Washington

Foto: Biblioteca del Congreso/Corbis

Betsy Ross en 1777, con George Washington a la izquierda, de una pintura de Jean Leon Gerome Ferris, c. 1920.

In English | Los estadounidenses amamos a nuestra bandera. La exhibimos en conciertos y en estadios para celebrar y en situaciones de tragedia nacional para demostrar nuestra capacidad de decisión . Los niños que asisten a la escuela prometen lealtad a la bandera; la hemos consagrado en nuestro himno nacional; tenemos un feriado, Día de la bandera, para honrarla cada 14 de junio y la exhibimos en un lugar destacado para celebrar el 4 de julio.

No obstante, la iconografía e historia de la bandera estadounidense, especialmente los albores de su historia, están llenos de mitos y tergiversaciones. A continuación se mencionan cinco de los mitos más conocidos.

1. Betsy Ross creó la primera bandera estadounidense.

La historia de Betsy Ross es la fábula más persistente en relación con la bandera. Simplemente no existe ninguna prueba histórica fehaciente, como cartas, diarios, noticias en periódicos, contratos de venta, de que Ross (entonces conocida como Elizabeth Claypoole) haya confeccionado o participado en el diseño de la bandera estadounidense antes de su presentación en 1777.

La historia surgió en 1870, casi 100 años después de la confección de la primera bandera, cuando William Canby, el nieto de Ross, le dijo a la Historical Society of Pennsylvania (en inglés) en Filadelfia que su abuela había confeccionado la bandera a petición de George Washington.

La única prueba de Canby: las declaraciones de sus parientes. La pintura representativa de 1893 de Ross sentada en su salón de Filadelfia con los rayos de sol iluminando la bandera sobre su falda es una escena inventada por Charles H. Weisgerber (en inglés), el artista y empresario que se aprovechó de la leyenda de Betsy Ross.

A pesar de que Ross confeccionó banderas en Filadelfia a fines de la década de 1770, no cabe duda de que esta historia sobre la creación de la bandera estadounidense es un mito.

Se dice que el Presidente Woodrow Wilson, quien presidió el primer acto oficial por el Día de la bandera el 14 de junio de 1916 respondió cuando le preguntaron sobre esta historia: "Ojala fuera verdad".

2. Los colores rojo, blanco y azul simbolizan el sacrificio estadounidense.

No existe ninguna ley federal, resolución o decreto que justifique los colores de la bandera o su significado. Lo más cercano a una explicación son las palabras de Charles Thomson, el secretario del Congreso Continental, quien contribuyó en el diseño del Gran Sello de Estados Unidos.

El informe de Thompson al Congreso el 20 de junio de 1782, el día en que se aprobó el sello, contenía una descripción de los colores, los mismos que los de la bandera: "El blanco significa pureza e inocencia. El rojo fortaleza y coraje y el azul... significa vigilancia, perseverancia y justicia".

Varios documentos y declaraciones oficiales, incluso una del presidente Ronald Reagan en la que señaló a 1986 como el "Año de la bandera" se hizo eco de este razonamiento.

Pero los colores no tienen, ni jamás han tenido ningún permiso oficial de impresión. Los historiadores creen que el uso del rojo, blanco y azul en la bandera se debe al simple hecho de que eran los colores de la primera bandera de las colonias estadounidenses, los Colores Continentales. Y no caben dudas respecto del origen de los colores rojo, blanco y azul de los Colores Continentales: la bandera del Reino Unido.

3. El Juramento de lealtad se ha recitado en el Congreso y en otros organismos gubernamentales por mucho tiempo.

El editor de revistas Francis Bellamy redactó el Juramento de lealtad en 1892 para una celebración de las escuelas públicas del país por el 400.º aniversario del desembarco de Cristóbal Colón. En 1898, durante la Guerra entre España y Estados Unidos, Nueva York se convirtió en el primer estado en establecer que los alumnos de las escuelas públicas debían recitar el Juramento de lealtad al inicio de cada día de clase. Muchos estados hicieron lo mismo y el Juramento de lealtad se mantuvo como una rutina diaria en muchas escuelas hasta 1988, cuando se convirtió en un tema de la campaña presidencial.

El Vicepresidente George H.W. Bush criticó a su oponente, el demócrata Michael Dukakis, por vetar un proyecto de ley como gobernador de Massachusetts que establecía que el Juramento de lealtad debía recitarse en las escuelas públicas. Dukakis dijo que lo hizo después de que le advirtieran que la ley era inconstitucional.

En el punto más álgido de la campaña el 13 de septiembre de 1988, se recitó el Juramento de lealtad en la Cámara de Representantes por primera vez. Los integrantes republicanos de la Cámara, que eran minoría, ofrecieron una resolución en ese sentido y fue aceptada por el presidente de la Cámara de Representantes, Jim Wright, un demócrata. Wright resolvió que a partir de entonces, el Juramento de lealtad se recitaría al inicio de cada sesión de la Cámara.

El Senado no incorporó el recitado diario del Juramento de lealtad hasta el 24 de junio de 1999. Desde entonces, el Juramento de lealtad ha sido parte de los rituales de apertura de casi todos los organismos gubernamentales locales y estatales.

4. Quemar la bandera de Estados Unidos es un delito.

Fue un delito hasta 1989, cuando la Corte Suprema resolvió por 5 votos a 4 en Texas contra Johnson que quemar la bandera es una forma de discurso simbólico protegido por la Primera Enmienda.

El caso involucraba a Gregory Lee Johnson, miembro de la Brigada de la Juventud Comunista Revolucionaria que quemó la bandera en una protesta en la Convención Nacional Republicana de 1984. Fue condenado por violar la ley de profanación de la bandera de Texas, tuvo que pagar $2.000 y lo condenaron a un año de prisión. El Tribunal de Apelaciones de Texas revocó la condena y resolvió que Johnson estaba ejerciendo su derecho a la libertad de expresión consagrado en la Primera Enmienda.

La decisión de la Corte Suprema derogó una ley nacional de profanación de la bandera de 1968, como así también otras leyes similares en 48 estados (con excepción de Wyoming y Alaska). En respuesta a esta situación, el Congreso sancionó la Ley de Protección a la Bandera, pero la Corte Suprema impugnó y anuló esta ley. En 1990 la Corte confirmó el fallo anterior y declaró que cualquier ley que prohíba quemar la bandera violaba la libertad de expresión.

Estas decisiones impulsaron un movimiento nacional para enmendar la Constitución y hacer que la profanación de la bandera constituya un delito. La voz destacada que lideraba este esfuerzo fue la de la Citizens Flag Alliance (En inglés), fundada en 1994 por la American Legion (Legión Estadounidense). Desde entonces se han presentado diversas propuestas de enmienda en la Cámara de Representantes y en el Senado pero aún no cuentan con el apoyo necesario.

5. ¿Está bien exhibir la bandera en la ropa?

El Código de la bandera de EE. UU. desaprueba el uso de la bandera "con fines publicitarios". Tiene como fin prevenir la venta o exhibición de cualquier "artículo... sobre el que se haya impreso, pintado o colocado de cualquier otro modo una representación" de la bandera para "promocionar, llamar la atención, decorar, marcar o distinguir el artículo o sustancia sobre el que se la colocó".

En otras palabras, cuand te pones una camiseta o sombrero con la bandera mientras te recuestas en una toalla de playa con la bandera de EE. UU. junto a su silla de campamento con la bandera de EE. UU., tú estás infringiendo el Código de la bandera. El código, que fue redactado en la primera Conferencia Nacional de la Bandera en Washington en 1923, es parte de las leyes del país. Pero no se implementa ni se exige su cumplimiento. Es meramente un conjunto de lineamientos que les permite a los estadounidenses saber qué pueden hacer y qué no con nuestro emblema nacional rojo, blanco y azul.

No existe una fuerza de seguridad que controle estas cuestiones. No podrán arrestarte por vestir una camiseta con la bandera estampada el Día de la Independencia ni en cualquier otro día del año.

Marc Leepson es el autor de  Flag: An American Biography (La bandera: una biografía estadounidense) y, más recientemente, Lafayette: Lessons in Leadership From the Idealist General (Lafayette: lecciones sobre liderazgo del general idealista).

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO