Skip to content
 

Preguntas clave sobre DOMA

Cómo afecta a los cónyuges del mismo sexo el fallo de la Corte Suprema. Respuestas a las preguntas más apremiantes.

Dos mujeres lesbianas

Kevork Djansezian/Getty Images

Junio de 2013: Los californianos celebran la decisión de la Corte Suprema sobre DOMA.

In English | Cómo afecta a los cónyuges del mismo sexo el fallo de la Corte Suprema.  Respuestas a las preguntas más apremiantes.

Históricamente, a los matrimonios del mismo sexo se les han negado muchos beneficios y derechos de los que gozan los matrimonios tradicionales. Pero ahora que la Corte Suprema de Estados Unidos ha derogado una cláusula clave de la Defense of Marriage Act (DOMA, Ley de Defensa del Matrimonio), algunas de estas cuestiones dejarán de existir. La norma —de que los estados, y no el Gobierno federal, regulan debidamente el matrimonio— afectará a más de 1,000 estatutos y normas federales.

Tal vez, muchos detalles no se resuelvan por un largo tiempo, en especial, aquellos relacionados con los beneficios que estarán a disposición de las parejas que residen en estados que no reconocen sus matrimonios. Mientras tanto, conoce algunos detalles a raíz de lo que sería el fallo.

¿La resolución de la Corte Suprema significa que el Gobierno federal debe reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo?

Sí, por lo menos para aquellas parejas que han estado casadas y actualmente residen en estados que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo, denominados “estados reconocedores”.

¿Todas las parejas homosexuales ahora tienen derecho constitucional a contraer matrimonio?

No. Cada estado todavía tiene la opción de decidir si le permitirá casarse a las parejas homosexuales. Si bien 13 estados y el Distrito de Columbia expresamente permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo, en 35 estados, las leyes o enmiendas constitucionales prohíben el matrimonio homosexual. El estado de Nuevo México no emite licencias matrimoniales a las parejas del mismo sexo, pero reconoce los matrimonios legales celebrados en los estados reconocedores.

Si una pareja ha contraído matrimonio en un estado o país que admite el matrimonio entre personas del mismo sexo, ¿los demás estados deben reconocer su matrimonio?

No. El fallo de la Corte Suprema en el caso DOMA solamente se aplica al reconocimiento federal del matrimonio entre personas del mismo sexo. La corte únicamente derogó la Sección 3 de la Ley de Defensa del Matrimonio, que definía el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer. La Corte no consideró la Sección 2 de dicha ley, que deja a criterio de cada estado el determinar si reconocerá los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en otros estados.

¿Todas las agencias federales deberán reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo?

Esto es algo más complejo. Ciertos sectores del Gobierno federal, como las fuerzas armadas, respetarán su matrimonio si ha sido celebrado en un estado reconocedor, independientemente de dónde resida en la actualidad. Otras agencias, como el IRS (Servicio de Impuestos Internos) y la SSA (Administración del Seguro Social), por ley, otorgan beneficios según el lugar donde usted viva, o “estado de residencia”, al momento de solicitarlos. Por lo tanto, si tú vives en un estado “no reconocedor”, puede ocurrir que no tengas derecho a recibir determinados beneficios, aun cuando te hayas casado en un estado que contemple dicho beneficio.

¿Pueden las parejas del mismo sexo presentar las declaraciones de impuestos como “casados”?

Como muchas personas sabrán por experiencia, nada referido a los impuestos es sencillo. Joseph Cassaza, de 60 años, casado con el sacerdote episcopal Frank Gasque Dunn, de 68, en Washington D. C., en el 2011, cuenta lo siguiente:  “Para el 2011 y el 2012, tuvimos la compleja tarea de presentar declaraciones impositivas conjuntas (en nuestro caso, casados, con declaraciones por separado) ante el Distrito de Columbia, e individuales ante el Gobierno federal. Esto significó declaraciones impositivas por duplicado y vernos obligados a mentir en la declaración federal respecto de nuestro estado matrimonial, para evitarnos el problema de decir una verdad que el Gobierno se negaba a reconocer. Queda por ver si este año nos ofrecerá algún beneficio impositivo o no, pero, sin dudas, será una declaración más sencilla”.

Por el momento, no está claro cómo tratará exactamente el IRS a los matrimonios del mismo sexo. Podemos tener casi la certeza de que las parejas homosexuales casadas legalmente que viven en los estados reconocedores podrán identificarse como “casados que presentan declaraciones conjuntas” o “casados que presentan declaraciones por separado”, al igual que lo hacen las parejas heterosexuales. Declarar hijos como dependientes o detallar ciertas clases de deducciones será mucho más sencillo. Sin embargo, las parejas que viven en estados no reconocedores de los matrimonios de personas del mismo sexo, probablemente, deban identificarse como “solteras” en sus declaraciones de impuestos federales, debido a que el IRS emplea el “estado de residencia” para determinar si alguien está casado o no.

Si se enferma uno de los cónyuges, ¿el esposo (o esposa) puede ausentarse del trabajo para cuidarlo?

En virtud de la Federal Family and Medical Leave Act (FMLA, Ley de licencias familiares y médicas), los empleados de las compañías suscritas pueden tomarse hasta 12 semanas sin goce de sueldo para cuidar de sus cónyuges. Por lo tanto, si tú estás casado y vives en un estado reconocedor, tú y tu cónyuge tienen derecho a las licencias contempladas en dicha ley. Sin embargo, si te haz casado en un estado reconocedor, pero vives en un estado que no reconoce el matrimonio homosexual, puede ocurrir que no puedas gozar de los beneficios de la FMLA, a menos que seas empleado federal.

¿Qué ocurre con los beneficios conyugales del Seguro Social?

Una vez más, la respuesta dependerá de dónde vivas actualmente. El Seguro Social usa la ley del estado donde tú residas al momento de solicitar tus beneficios para determinar si estás casado y tienes derecho a recibir los beneficios. Si el estado en el que resides en la actualidad reconoce los matrimonios celebrados en otro estado, puede que tengas derecho a percibir beneficios conyugales.

¿Se verá afectada la cobertura de seguro médico?

En muchos casos, sí. Para mayor exactitud, consulta a tu empleador. A continuación, planteamos algunos posibles cambios de envergadura:

  • Si bien muchos empleadores privados ya han permitido a los trabajadores agregar a los cónyuges del mismo sexo a su plan de salud, con mayor razón lo harán ahora, incluido el Gobierno federal. Pero no está claro aún si los podrán incorporar en forma inmediata.
  • Si un cónyuge figura en un plan de seguro médico de la pareja, el valor de la cobertura del cónyuge ya no estará sujeto a impuestos federales, y podrá emplearse el dinero “antes de impuestos” para costear la cobertura. En el 2013, el dinero gastado hasta entonces a ese efecto debería quedar sujeto a ajustes.
  • Los trabajadores que tengan arreglos de gastos flexibles a través de sus empleadores podrán agregar a los cónyuges del mismo sexo.

¿Qué ocurre con los beneficios de militares y veteranos? ¿Un cónyuge del mismo sexo tiene derecho a recibirlos?

El día en que la Corte dio el fallo, el Secretario de Defensa Chuck Hagel afirmó que el Pentágono iniciará el proceso para extender la atención médica, vivienda y otros beneficios a los cónyuges del mismo sexo del personal militar. “Tal es la ley ahora, y es lo que debe hacerse”, señaló Hagel. Toda pareja casada en un estado reconocedor se considera casada a los efectos militares, independientemente de dónde resida hoy. Los beneficios de los veteranos son más complicados y podrían tomar en cuenta si tú actualmente vives en un estado reconocedor o no reconocedor de los matrimonios homosexuales.

Al momento de elegir lugares para jubilarse, ¿debería un cónyuge homosexual considerar si un estado reconoce o no su matrimonio?

Según Tiffany Palmer, abogada de Filadelfia especializada en asuntos de derecho de familia de la comunidad LGBT (gay, lesbiana, bisexual y transexual), definitivamente, debe sconsiderar elegir un estado que reconozca tu matrimonio. “Los estados tradicionales para jubilados, como Florida y Arizona, no reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo”, explica. Esto significa que las parejas del mismo sexo en esos estados no tienen derecho a recibir muchos de los beneficios federales.

Las profesoras de Harvard Dorothy Austin, de 69 años, y Diana Eck, de 68, unidas en matrimonio, coinciden en lo mismo. Si bien ambas tienen asuntos y conexiones con Montana, planean permanecer en Massachusetts toda su vida, en parte, porque ese estado reconoce su matrimonio, celebrado en el 2004.

Por supuesto, las parejas que aún no se han jubilado deberían considerar que la ley está en proceso de cambio; pronto habrá más estados que reconozcan el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Edie Windsor, parte denunciante en el caso DOMA, objetó la ley, debido a que los impuestos sobre la sucesión y el monto hereditario que tuvo que pagar tras la muerte de su cónyuge homosexual no hubieran sido exigidos si se hubiera tratado de un cónyuge del sexo opuesto. ¿Significa el fallo de la Corte que ningún cónyuge del mismo sexo deberá pagar estos impuestos?

“Los matrimonios del mismo sexo tal vez alberguen una errónea sensación de seguridad después de este fallo...  Aún deben asegurarse de dejar testamentos, poderes y apoderados de salud, es necesario que continúen sus planificaciones patrimoniales como si no estuvieran casados”.

Sí y no. Hoy, que la Sección 3 de la ley DOMA ha perdido validez, los cónyuges sobrevivientes del mismo sexo que residan en estados reconocedores de su matrimonio no deberán pagar impuestos patrimoniales federales. Sin embargo, muchos estados tienen sus propios esquemas de impuesto sucesorio, y es probable que un cónyuge que resida en un estado que no reconozca los matrimonios homosexuales aún deba pagarlos.

Las parejas homosexuales, ¿deberían tener testamentos, o el cónyuge sobreviviente heredará la propiedad, incluso cuando no sea heredero formal?

Al igual que para los matrimonios de sexo opuesto, es importante que los matrimonios del mismo sexo planifiquen la distribución de su patrimonio. De hecho, observa Tiffany Palmer, “los matrimonios del mismo sexo tal vez alberguen una errónea sensación de seguridad después de este fallo. Si viven en un estado no reconocedor, no heredarán por sucesión intestada. Aún deben asegurarse de dejar testamentos, poderes y apoderados de salud, es necesario que continúen sus planificaciones patrimoniales como si no estuvieran casados”.

¿Qué otros recursos ofrecen información sobre el fallo y sus consecuencias en el matrimonio homosexual?

SAGE (Services and Advocacy for Gay, Lesbian, Bisexual and Transgender Elders) es un sitio web bastante informativo que cubre los asuntos del matrimonio homosexual para la tercera edad. El sitio Freedom to Marry ofrece un serie de índices de las leyes de cada estado y los derechos de matrimonio homosexual.

 

 También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO