Skip to content
 

¿Qué es el período fijo de incapacidad del Seguro Social?

Es muy probable que tus ingresos sufran un revés si una enfermedad o una lesión te impiden trabajar durante un tiempo prolongado. Y los años sin ingresos o con escasos ingresos pueden reducir o incluso eliminar los futuros beneficios de jubilación del Seguro Social, que se basan en tu historial de ingresos de por vida.

Por este motivo, la Administración del Seguro Social (SSA) instituyó un mecanismo llamado “período fijo de incapacidad”, que mitiga el impacto que la incapacidad de hoy tiene sobre los beneficios del mañana.

Durante este período fijo o de congelamiento, el Seguro Social no cuenta tus ingresos durante los años en los que un problema médico restringe tu capacidad de trabajar. Esos años no se incluyen en el cálculo de los beneficios, así que no se te penaliza por el período de tiempo durante el cual no puedes trabajar. 

¿Cómo funciona el período fijo de incapacidad?

Es necesario entender cómo se calculan los beneficios de jubilación para comprender cómo funciona este período de congelamiento de ingresos por incapacidad. El Seguro Social utiliza los 35 años en los que recibiste los ingresos más elevados, los ajusta según el incremento histórico y genera un promedio de ingresos mensuales. (El Seguro Social solo incluye ingresos hasta un límite máximo ajustado anualmente, que en el 2022 es $147,000).

El Seguro Social aplica entonces una fórmula a ese promedio mensual para determinar el beneficio básico; es decir, la cantidad a la que tienes derecho si lo reclamas a la edad plena de jubilación (66 años y 2 meses para las personas nacidas en 1955, 66 años y 4 meses para las nacidas en 1956 y aumenta de graduamentel hasta 67 años para las personas nacidas a partir de 1960). Si cumples con los requisitos para el Seguro por Incapacidad del Seguro Social (SSDI), también se utilizan los años de mayores ingresos para calcular los pagos.

Los años de más altos ingresos generan mayores beneficios. Del mismo modo, los años de incapacidad podrían reducir los beneficios, porque lo más probable es que no ganes mucho durante ese tiempo. Incluso si continúas trabajando, el Seguro Social establece límites estrictos sobre cuánto puedes ganar y aun así cobrar el SSDI (a menos que estés participando en un programa de incentivos del Seguro Social para reintegrarte a la fuerza laboral). 

Dado que el historial de trabajo también desempeña un papel al determinar si reúnes los requisitos para los beneficios en primer lugar, un período largo de incapacidad puede poner en peligro tu derecho a recibir pagos de jubilación.

El período fijo de incapacidad garantiza que los años sin ingresos o de escasos ingresos no te cuesten beneficios futuros. En la mayoría de los casos, reúnes los requisitos para el período fijo de incapacidad si cumples con estos criterios:

  • Has trabajado y pagado lo suficiente en impuestos del Seguro Social para tener derecho al SSDI.
  • Has solicitado el SSDI, bien sea durante un período de incapacidad o no más de 12 meses después de que terminara la incapacidad (lo que significa que el Seguro Social determinó que podías volver a trabajar). En este último caso, el período fijo de incapacidad cubrirá el período anterior durante el cual no pudiste trabajar.
  • Cumples (o cumpliste) con la definición de incapacidad del Seguro Social: un problema médico que impide realizar la mayoría de los trabajos durante al menos un año, o que causará la muerte.

Si se aprueba la solicitud de SSDI, el Seguro Social aplicará de manera automática el período fijo de incapacidad a partir de la “fecha de comienzo”, es decir, la fecha en la que determine que comenzó la incapacidad según las pruebas médicas que presentaste. El período fijo de incapacidad concluye dos meses naturales después del mes en que cesa la incapacidad o el mes antes de que cumplas la edad plena de jubilación, lo que suceda primero.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Ten en cuenta que

  • Es posible que tengas derecho al período fijo de incapacidad en algunas circunstancias muy específicas, incluso si no te corresponde recibir el SSDI. Este es el caso, por ejemplo, si eres legalmente ciego, pero ganas ingresos por encima del límite del Seguro Social, o si trabajas para el sistema ferroviario de Estados Unidos, que tiene su propio programa de beneficios por incapacidad.
  • El período fijo de incapacidad no está disponible para las personas que cobran Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), el otro beneficio administrado por el Seguro Social para las personas incapacitadas. A diferencia del SSDI, el derecho a la SSI no se basa en el historial de trabajo o de ingresos.

Actualizado el 30 de diciembre del 2021