Skip to content
 

¿Qué es la disposición de restitución acelerada para los beneficios por discapacidad?

La restitución acelerada (EXR) es una disposición del Seguro Social diseñada para proporcionar una red de seguridad financiera a las personas que dejan de recibir beneficios por discapacidad porque han regresado al trabajo. Con la disposición EXR, los exbeneficiarios pueden volver a iniciar rápidamente los pagos por discapacidad si su enfermedad los obliga a volver a detener o reducir considerablemente la actividad laboral.

La EXR es uno de varios incentivos laborales (en inglés) que el Seguro Social ofrece para ayudar a las personas con discapacidades a ingresar o regresar a la fuerza laboral. A diferencia de muchos de estos programas, está disponible para los beneficiarios de ambos beneficios administrados por el Seguro Social para personas con discapacidades: el Seguro por Discapacidad del Seguro Social (SSDI) y la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI).

Puedes solicitar la restitución de beneficios si, dentro de los cinco años de la finalización de tus beneficios, tus ingresos laborales disminuyen por debajo de los límites establecidos por el Seguro Social para beneficiarios activos. Si se aprueba la solicitud, no tendrás que presentar una nueva solicitud de beneficios, y es posible que puedas volver a recibir los pagos de inmediato.

¿Quién puede obtener una restitución de beneficios?

Dado que el Seguro Social define en gran medida la discapacidad como una enfermedad que te impide trabajar, establece límites estrictos sobre cuánto puedes ganar de un empleo o de un trabajo por cuenta propia mientras cobras beneficios por discapacidad.

Para recibir el SSDI, tus ingresos laborales no pueden superar un nivel que el Seguro Social considera una “actividad sustancial y lucrativa” (SGA). Para el 2022, el límite es de $1,350 al mes, o $2,260 al mes si eres legalmente ciego.

La SSI tiene reglas de ingresos más complicadas que implican numerosas excepciones y toman en cuenta el dinero de fuentes no laborales, como rendimientos de inversiones o beneficios del Gobierno. La conclusión en el 2022 es que perderás la SSI si tus ingresos laborales superan los $1,767 al mes. (Puede haber límites diferentes si tuviste ingresos laborales y no laborales).

Para ser apto para la restitución acelerada, debes cumplir con todos estos criterios:

Perder tu SSDI o SSI en los últimos cinco años debido a que tus ingresos superaron el límite del programa correspondiente.

Una vez más no puedes trabajar lo suficiente para superar el límite de la actividad sustancial y lucrativa debido a una enfermedad que cumple con la definición de discapacidad del Seguro Social.

La discapacidad que te impide trabajar es la misma por la que te otorgaron beneficios inicialmente o es una enfermedad relacionada.


Venta del Día de la Recordación: Únete a AARP por solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años. Únete hoy y recibe un REGALO.


Cómo restituir los beneficios por discapacidad

Para solicitar una restitución acelerada, debes llenar un paquete de formularios que varían según tus circunstancias. Los formularios SSA-371 y SSA-372 son solicitudes para restituir los beneficios del SSDI y la SSI, respectivamente. También es posible que necesites presentar documentación que detalle tu historial laboral y tu enfermedad, entre otros documentos.

Comunícate con el Seguro Social para averiguar qué formularios se aplican a tu situación. La agencia puede enviártelos por correo o ayudarte a completarlos electrónicamente.

Después de que solicites una EXR, es posible que recibas hasta seis meses de beneficios provisionales, o temporales, mientras que el Seguro Social determina si cumples los requisitos para la restitución. Estos podrían comenzar tan pronto como el mes posterior al que presentaste una solicitud de restitución acelerada, y por lo general no se tienen que reembolsar, incluso si tu solicitud de la EXR se niega en última instancia.

Los beneficios provisionales pueden terminar en menos de seis meses si el Seguro Social toma una decisión sobre tu solicitud de restitución acelerada, si tus ingresos exceden el límite de la actividad sustancial y lucrativa o si alcanzas la edad plena de jubilación.

Cómo funciona la restitución acelerada

Si tu solicitud se aprueba, ingresarás a lo que se conoce como el período inicial de restitución (IRP). Durante ese período, puedes recibir hasta 24 meses de pagos por discapacidad durante los meses en los que tus ingresos estén por debajo de los límites de ingresos. Los meses no tienen que ser consecutivos, lo que significa que tus ingresos pueden estar por encima del límite en algunos meses y por debajo de él en otros.

Una vez que hayas recibido 24 meses de pagos por discapacidad, el IRP termina. En ese momento, si todavía tienes derecho a los beneficios del SSDI, cumples los requisitos para un nuevo período de prueba del trabajo, una oportunidad para intentar trabajar al nivel de la actividad sustancial y lucrativa de manera consistente sin perder tus beneficios. Durante el período de prueba del trabajo, puedes ganar por encima del límite de la actividad sustancial y lucrativa por hasta nueve meses durante un período de cinco años sin perder tus beneficios. (El trabajo de prueba es un incentivo solo para el SSDI; no está disponible para las personas que reciben la SSI). 

El final de un IRP también reinicia el reloj de la restitución acelerada: si tus beneficios terminan una vez más debido a tus ingresos laborales, recibes un nuevo período de derecho de cinco años para una restitución prolongada.

Ten en cuenta que

  • Solo puedes obtener una restitución acelerada de beneficios si tu derecho anterior a los beneficios terminó porque estabas trabajando. No está disponible si los beneficios terminan porque tu enfermedad mejora hasta el punto en el que el Seguro Social ya no te considera discapacitado.
  • La cantidad de pago de un beneficio reiniciado podría diferir de lo que obtendrías si presentaras una nueva solicitud por discapacidad, dependiendo de tus ingresos durante el período en que no recibiste beneficios. Comunícate con el Seguro Social para hablar con un especialista en solicitudes sobre lo que podrías recibir en cada situación.
  • Si se te niega la restitución acelerada, tienes 60 días para presentar una apelación y que se vuelva a considerar la solicitud. No puedes apelar la denegación de los beneficios provisionales.

Publicado el 15 de diciembre del 2021