Skip to content
 

¿Ha llegado el momento de cambiar tu televisor por un proyector?

Las imágenes de 100 pulgadas son un incentivo para dejar de lado el televisor de pantalla plana.

Mano de una persona busca un tazón de palomitas de maíz

Getty Images

In English

Has decidido sustituir tu viejo televisor y te paseas por los pasillos de tu tienda favorita de aparatos electrónicos, maravillándote con las filas interminables de televisores de pantalla plana.

Puede ser difícil elegir el más adecuado. Todos se ven iguales.

Tal vez no necesites un nuevo televisor. Puede que la respuesta sea un proyector de video que pueda reproducir la experiencia del cine.

Experiencia de inmersión con una imagen más grande

"Sin duda, la razón número uno para cambiar una televisión por un proyector es el tamaño de la imagen", dice Rob Sabin, jefe de redacción de ProjectorCentral, un sitio web que se autodenomina "el recurso más grande de proyectores del mundo". "A menudo se subestima el impacto de una imagen de 100 pulgadas o más en comparación con la del televisor promedio en una sala de televisión".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


La diferencia es lo que llena tu visión periférica, dice. En casa, ves más la habitación que el televisor.

"En la mayoría de los casos, mirar un televisor de 65 pulgadas desde el lado opuesto de la habitación es como ver duendes bailando a través de una ventana", dice. La pantalla grande de un cine te da una sensación de inmersión a la que es fácil acostumbrarse.

Más baratos que un televisor

El costo por pulgada es otra consideración, dice M. David Stone, redactor colaborador de la revista PC Magazine. Puedes comprar un proyector láser 4K de buena calidad para exhibir imágenes en una pantalla de 100 a 120 pulgadas en tu pared por un 20 o 25% del precio de los televisores de 100 pulgadas más baratos, que generalmente cuestan entre $8,000 y $10,000.

6 características importantes

Un proyector, según Sabin y Stone, debe tener:

1. Suficientes puertos HDMI para que puedas conectar dispositivos.

2. Funciones de televisor inteligente para que puedas transmitir tus programas favoritos, o tener la posibilidad de añadir un dispositivo de transmisión para tener esas funciones.

3. Una luminosidad mínima de 2,400 lúmenes ANSI. El American National Standards Institute (ANSI) es la unidad estándar del sector para la potencia luminosa total de los proyectores. Cuanto más alta sea la intensidad de luz, mejor, sobre todo si vas a usar el proyector en una habitación que no esté oscura.

4. Resolución 4K para que puedas disfrutar de la mayor calidad de imagen en los servicios de transmisión.

5. Sonido integrado para que no tengas que comprar una barra de sonido.

6. Una marca establecida. Lee los comentarios sobre el modelo que te interesa, comprueba si el proyector de distancia ultracorta incluye una pantalla ALR, así como la claridad de la imagen proyectada.

Los televisores de gran tamaño también son más difíciles de montar debido a su peso y volumen. Un proyector láser 4K de distancia ultracorta de alta calidad ofrece una imagen de 100 pulgadas o más a partir de unos $3,000. Un proyector de primera calidad cuesta unos $5,000, dice Sabin.

A diferencia de un proyector de bombilla montado en el techo, con un proyector láser de distancia ultracorta no es necesario cambiar nunca la lámpara. Puede funcionar como un televisor en una habitación luminosa y, por lo general, se coloca en el piso o en un mueble a solo unas pulgadas de la pantalla o de la pared. Eso significa que puede utilizarse en habitaciones más pequeñas.

"Antes, era un gran problema tener que montar el proyector en el techo o en otro lugar y pasar los cables por la pared y el techo", dice Stone. Pero con los modelos de distancia ultracorta "puedes colocar el proyector en una superficie plana, más o menos donde pondrías un televisor, y llenar una pantalla de 100 o 110 pulgadas colgada justo encima en la pared".

Más versátiles y portátiles que los televisores

"Desde las noches de cine en familia en el patio trasero hasta las sesiones de juegos en línea y los deportes en pantalla grande con una imagen proyectada de 120 pulgadas, las familias disfrutan viendo contenido de una forma que el televisor tradicional de pantalla plana no puede ofrecer", afirma Rodrigo Catalan, director de productos del grupo de proyectores de Epson.

Con frecuencia, los evaluadores clasifican los productos de la compañía entre los mejores que puedes comprar. Otros fabricantes de proyectores que han recibido buenas evaluaciones son BenQ, Hisense, LG, Optoma y Samsung.

Los proyectores son más flexibles, dice Catalan. El tamaño de la pantalla no tiene por qué ser siempre el mismo y un proyector se puede empacar fácilmente para viajar. Muchos de los proyectores actuales son lo suficientemente brillantes como para proyectar una película en la pared o el techo sin necesidad de una pantalla y, en algunos casos, en el patio trasero contra la pared de una casa para disfrutar de una noche de cine con los vecinos.

Tipos de proyectores de televisión

Los proyectores de televisión se dividen en tres categorías:

• De techo. Generalmente tienen bombillas, son más grandes y se montan en la parte posterior de una habitación. Sus lámparas se vuelven más tenues con el paso del tiempo, los repuestos pueden costar cientos de dólares y reemplazarlas no es tan fácil como cambiar una bombilla corriente.

• Láser de distancia ultracorta. Estos proyectores más pequeños pueden colocarse en el suelo, sobre una mesa pequeña o en un mueble contra la pared. Tienen menos cables, pero pueden ser más caros que los de techo.

"La instalación del proyector es más sencilla, porque se coloca sobre un mueble delante de la pared donde está la pantalla", dice Sabin, que es un fanático de estos proyectores. "La pantalla es relativamente ligera y simplemente se monta en la pared con un par de soportes".

• Portátiles. Estos proyectores realmente pequeños son ideales para llevarlos de una habitación a otra, o de la casa de verano a la casa de un amigo, o incluso a una tienda de campaña para una noche de campamento lujoso. Pueden funcionar con baterías. Aunque su precio puede ser de tan solo unos $200, generalmente son menos luminosos y no pueden producir una imagen tan grande.

Desventajas de los proyectores de televisión

Si no quieres o no necesitas una imagen enorme, comprar un televisor es mucho más asequible. Un televisor 4K de 70 pulgadas de una marca prestigiosa puede costar $700 o incluso $500 si se trata de una marca menos conocida.

Y debido al gran tamaño de la imagen, ningún proyector puede ofrecerte todo el efecto de alto rango dinámico de un televisor de pantalla plana. Además, con un proyector necesitarás espacio en la pared, lo que podría ser un obstáculo para usarlo en un apartamento o un condominio. Pero ya no es necesario tener una sala oscura para la proyección, dice Stone.

"Actualmente, muchos proyectores [...] combinan una buena calidad de imagen con una gran luminosidad", dice. "Y las pantallas con rechazo de luz ambiental (ALR) pueden dirigir toda la luz del proyector hacia ti, a la vez que difuminan la luz procedente de las ventanas o de la iluminación superior o la alejan de donde estás sentado".

Consejo de expertos: el paquete de algunos proyectores a veces incluye una pantalla ALR.

Marc Saltzman es un colaborador que cubre temas de tecnología personal. Sus artículos también se publican en USA Today y otras publicaciones nacionales. Presenta la serie de pódcast Tech It Out y es autor de varios libros, entre ellos Apple Watch for Dummies.