Skip to content
 

5 lecciones del nuevo libro de Michelle Obama 'The Light We Carry'

La ex primera dama ofrece consejos para superar los retos de la vida y encontrar el bien en nosotros mismos y en los demás.

A la izquierda; portada del nuevo libro de Michelle Obama. A la derecha; Michelle Obama

CROWN / TERRENCE ANTONIO JAMES/CHICAGO TRIBUNE/TRIBUNE NEWS SERVICE VIA GETTY IMAGES

In English

Becoming, el libro de memorias de Michelle Obama del 2018, se convirtió rápidamente en un éxito internacional de librería. En él, Obama ofrece un retrato íntimo de su vida, desde la niñez hasta los ocho años que pasó en la Casa Blanca. Ahora regresa con un libro en el que habla, entre otras cosas, sobre forjar conexiones y permanecer fuertes y sinceros con nosotros mismos ante las dificultades.

En The Light We Carry: Overcoming in Uncertain Times ("Con luz propia: vencer en tiempos de incertidumbre"), Obama se muestra irresistiblemente franca sobre sus inseguridades y fallas —a menudo, preguntándose "¿soy lo suficientemente buena?"—, mientras nos ofrece lecciones que ella ha aprendido, por si sirven de algo. Su premisa básica es que todos tenemos herramientas que nos ayudan a "mantenernos derechos y equilibrados", así como una luz ("Creo que cada uno de nosotros tiene un brillo interno") que podemos utilizar para fomentar el bien en el mundo. Estas, según ella, son las cosas que todos cargamos.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


A continuación, algunas lecciones que Obama comparte en su libro:

1. Pensar en pequeño nos puede ayudar con las cosas grandes

Obama cuenta lo desmoralizada que se sintió luego de las elecciones del 2016 y los años subsiguientes de división y tensiones raciales, sin mencionar la pandemia. "Me encontré bordeando el cinismo", escribe. "Nada parecía tener solución ni poder completarse. Entonces, ¿por qué intentarlo?". ¿Qué la ayudó? Encontrar algo sencillo, absorbente y realizable; algo "más pequeño que mis miedos".

Para ella, eso fue tejer. Ordenó por internet agujas de tejer para principiantes, miró varios videos de YouTube para aprender a tejer y comenzó. Y se sorprendió al encontrar que "su mente sintió un poco de tranquilidad". Dice que ahora teje todo el tiempo. El proceso creativo le da "una sensación de conclusión en un mundo que siempre se sentirá caótico e incompleto".

2. Algunos miedos no se pueden vencer, pero podemos seguir adelante a pesar de ellos

Obama discute la idea de sentirse "cómodamente temerosa"; "aprender a lidiar con el miedo de manera sensata, encontrar una manera en la que tus nervios te guíen, en vez de tratar de detenerlos". Evitar lo que nos asusta nos limita, dice. También limita a nuestros hijos si permitimos que el miedo domine nuestra labor de padres. Ella recuerda cuando asistía al kínder, y su madre la dejó por primera vez caminar sola una cuadra y media hasta la escuela. Cuando regresó a casa ese día y vio a su madre esperándola ansiosa frente al hogar, Obama relata que se dio cuenta de que su madre había tenido miedo, "pero el miedo no la había detenido".

Con sus propias hijas, Sasha y Malia, ahora en sus 20 años, ella dice, "Las veo salir y espero a que regresen, aun cuando mis nervios están de punta y el corazón se me quiere salir. Porque lo que mi madre me enseñó es que, si tratas de que tus hijos no sientan miedo, esencialmente, les estás impidiendo que sientan sus capacidades, también".

Ella recuerda a su consejera de la escuela secundaria, quien desechaba sus aspiraciones de asistir a la universidad. Me sugirió "que no perdiera tiempo solicitando a Princeton, pues yo no era 'material de Princeton'". Obama pudo convertir su dolor ante esos comentarios "en energía". "Mi motivación por probarle su error se triplicó". 

3. Puede ser difícil, pero es importante “dejar de observarte a través del espejo de otras personas”.

Ella recuerda a su consejera de la escuela secundaria, quien desechaba sus aspiraciones de asistir a la universidad. Me sugirió “que no perdiera tiempo solicitando a Princeton, pues yo no era ‘material de Princeton’”. Obama pudo convertir su dolor ante esos comentarios “en energía”. “Mi motivación por probarle su error se triplicó”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


4. No te olvides de tu círculo íntimo

"No te enfrentes a la vida sola", Obama les dice a sus hijas, refiriéndose a lo que ella llama su círculo íntimo: su grupo de amigos cercanos, el tipo de personas con las que "te quitas los filtros. ... Mis amigos verdaderos saben cómo me veo sin maquillaje [y] probablemente conocen el olor de mis pies. Pero más importante, conocen mis verdaderos sentimientos, mi yo verdadero, y yo conozco el de ellos".

Puede ser intimidante abrirte a alguien nuevo, lo que puede significar "tragar un poco de miedo" (ver lección 2) y hacerte vulnerable al rechazo. Pero vale la pena el riesgo, dice, para crear tu propio círculo íntimo; "un lugar donde puedas gritar, chillar, maldecir y llorar... y sanar tus heridas y reponer tu fuerza".

5. Es importante comenzar con la bondad

Obama cuenta la historia de su amigo Ron, quien comienza cada día mirándose al espejo y ofreciéndose a sí mismo un saludo fuerte y cálido: "¡Hooola, amigo!". Aunque a Obama y a la esposa de Ron les encanta molestarlo por esto, lo ha llegado a ver como algo más profundo que un simple hábito gracioso. Representa a "alguien que elige comenzar su día con bondad hacia sí mismo". Ella sugiere encontrar tu propia manera para bloquear a tu crítico interno y hacer surgir la alegría.

Christina Ianzito escribe sobre temas de fraude y noticias de última hora para aarp.org, y es la editora de libros de aarp.org y AARP The Magazine. Además, es escritora y editora de viajes desde largo tiempo, y en el 2020 recibió el premio Lowell Thomas de la Sociedad de escritores de viajes de Estados Unidos (Society of American Travel Writers).