Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

‘Viva’, la nueva Cuba

Una oda a La Habana que desafía las nociones de masculinidad e identidad.


DIRECTOR: Paddy Breathnach
GUION: Mark O’Halloran
ELENCO: Héctor Medina, Jorge Perugorría, Luis Alberto García, Laura Alemán y Paula Alí
DURACIÓN: 100 minutos

La película Viva abarca en su sencillo título el sentido más profundo de su historia: una afirmación de vida que se abre paso entre un sistema agonizante que ya dio su mejor batalla. Siguiendo al joven protagonista, un homosexual que lucha por establecer su identidad ante un padre autoritario y machista, el filme desafía las nociones de masculinidad e identidad. Sin aludir directamente al “elefante blanco en la habitación”, Viva nos presenta una panorámica más completa de la situación política en la isla de lo que hubiera podido hacer el mejor de los documentales. Si la película Fresa y chocolate (Dir., Tomás Gutiérrez Alea) anunció en 1993 la apertura en Cuba al tema de la homosexualidad en el cine y la llegada de una nueva estrella (Jorge Perugorría), Viva podría hacer lo mismo tanto por su protagonista (Héctor Medina), como por señalar el nuevo rumbo al que inexorablemente se dirige la nación.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Jesús (un excelente Medina), es un homosexual que trabaja peinando y manteniendo las pelucas de los artistas transexuales de un cabaret en La Habana. El joven sueña con que también algún día podrá subirse al escenario y transformarse en una apasionada cantante de boleros vestida con lentejuelas. Mama (Luis Alberto García), el dueño del miserable club, es también una de sus estrellas. Mientras que Jesús es de apariencia delicada y andrógina, Mama es a todas luces un hombre rollizo y robusto que necesita kilos de maquillaje para medio esconder su masculinidad. Pero, ni detrás de su vulgar lenguaje y voz sonora, Mama logra esconder su gran corazón y el cariño que siente por el dulce muchacho.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

spinner image Jorge Perugorría y Héctor Medina en una escena de la película 'Viva'
Jorge Perugorría y Héctor Medina en una escena de la película 'Viva'.
Cortesía de Magnolia Pictures

A pesar de que no está muy convencido de que Jesús tenga talento para el lip sync, Mama al fin le da la oportunidad de que intente hacer un acto. Aunque torpe y titubeante en su primera oportunidad, Jesús descubre que estar arriba de un escenario es lo único que lo hace sentir vivo y escoge como nombre artístico el título de la cinta. La alegría de su descubrimiento se viene abajo cuando una noche se aparece entre el público su padre (Perugorría), quien había desaparecido desde su infancia. Ángel es un exboxeador alcohólico que pasó varios años en prisión por el asesinato de un hombre durante una riña. Ya entrado en copas, Ángel golpea a su hijo y hace un escándalo en el cabaret gritando toda clase de insultos homofóbicos. Sin embargo, el diminuto y derruido departamento que habita Jesús le pertenece a Ángel y los dos se ven obligados a vivir juntos. Imponiendo a grito su autoridad paterna, Ángel le prohíbe a Jesús que regrese al cabaret.

La convivencia entre padre e hijo es difícil, pero Jesús no le guarda rencor a Ángel; el joven solo piensa en el futuro y en la ilusión de su recién descubierta vocación. Ángel vive de sus glorias pasadas como boxeador, pero es evidente que ya no puede valerse por sí mismo. El mísero sueldo que Jesús ganaba en el cabaret  por lo menos servía para que los dos mal comieran, pero sin él, la situación es desesperada. La ironía es que tratando de imponerle un estilo de vida a su hijo que le parece el correcto, el autoritario padre más bien lo orilla a denigrarse vendiendo la única posesión que tiene: su cuerpo. Como tantos otros de sus contemporáneos, a Jesús no le queda de otra más que prostituirse con los turistas que llegan a la isla.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

En el trasfondo de la historia está —evidentemente— la difícil situación económica que atraviesa Cuba y las desesperadas medidas que sus habitantes tienen que tomar para sobrevivir. El triunfo de la película, sin embargo, es el mismo que el de sus protagonistas: ver hacia adelante y no regodearse en la amargura. La absoluta falta de distracciones materiales hace que la única riqueza sean las relaciones humanas que se viven al límite, con los sentimientos a flor de piel, en el mismo tono arrebatado de las canciones de amor y desamor que interpretan los travestis arriba del escenario. En el repertorio están boleros clásicos de Blanca Rosa Gil, Gina León y Rosita Fornés, y también melodías actuales como "Como cualquiera", interpretada por Annia Linares, muy popular entre los gays de La Habana.  

Viva es finalmente una película edificante. En su forzada convivencia, padre e hijo aprenden a respetarse y a encontrar puntos de coincidencia en medio de sus profundas diferencias. Jesús no tiene resentimientos y solo piensa en realizarse arriba del escenario donde encontró su verdadera esencia. A pesar de sus brutales modos, Ángel está convencido de que le está haciendo un bien a su hijo y demuestra estar tan o aún más desamparado que Jesús. A pesar de la sordidez del ambiente, Viva es vibrante y descarnada como la misma decrépita y elegante Habana, verdadera protagonista de la historia.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.