Skip to content
 

William Stanford Davis, de ‘Abbott Elementary’, es magistral

La estrella de más edad de la exitosa comedia comparte historias escolares y otros recuerdos de su vida con AARP.

William Stanford Davis sonríe en una escena del programa de ABC "Abbott Elementary".

Scott Everett White/ABC

In English

William Stanford Davis, de 70 años, es el adulto mayor en el deslumbrante elenco del exitoso documental ficticio Abbott Elementary (enlace en inglés), sobre una escuela de Filadelfia que no recibe fondos suficientes pero que lucha por salir adelante.  En lo que The New York Times describe como la “mejor nueva comedia televisiva” de este año, Davis (SnowpiercerRay Donovan) interpreta al señor Johnson, un conserje con opiniones firmes y excéntricas y un modo inexpresivo de comunicarlas.​

En la comedia, el personaje de Davis comparte historias de sus propios días escolares. En la vida real, el actor comparte recuerdos con AARP de sus maestros más inspiradores, sus experiencias en la banda de la escuela secundaria y por qué la actuación se convirtió en su vocación.

William Stanford Davis, de 70 años, parte del elenco del programa de TV Abbott Elementary (enlace en inglés), comparte recuerdos de sus maestros más inspiradores.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


¿Qué recuerdos tiene de sus días escolares?

Yo fui a la escuela primaria en St. Louis, una escuela con alumnos negros solamente. Se la consideraba subfinanciada, pero los maestros se esforzaban mucho para asegurarse de que tuviéramos la mejor experiencia posible: coro, grupo musical, muchas actividades extracurriculares. Fue una experiencia fantástica. En quinto grado pasé a mi primera escuela integrada. Los libros eran más nuevos y había más recursos, pero allí no recibí la atención que había recibido en mi primera escuela.

​En el diagrama de Venn de los estudiantes —nerdos, deportistas, hostigadores, payasos, etc.—, ¿dónde se encontraba usted?

Yo era más como el payaso de la clase, esa era mi manera de encajar. No era deportista en absoluto. Tampoco era el maleducado de la clase. Trataba de respetar a las personas, pero más que nada, trataba de hacerlas reír. Cuando era pequeño quería ser cantante. En la escuela primaria eso era parte del proceso, al menos tenías que hacer una audición para el coro. Cuando fui a la escuela nueva, decidí no llamar la atención así.

Pero terminó integrando una banda...

Sí, la Fabulous Paramount Revue. En los dos últimos años de la secundaria realmente despegamos. No éramos lo que se dice una banda de garaje. Fuimos el acto de apertura para los O’Jays y para muchos artistas importantes.

¿Por qué se disolvió la banda?

Nos hicimos mayores. Cada uno tenía aspiraciones diferentes. Algunos terminamos yendo a la misma universidad. Yo fue a Lincoln University en Misuri, una universidad HBCU (históricamente negra); algunos de mis amigos fueron al extranjero, nos desparramamos por todo el mundo y cada uno hizo lo suyo. Era en la época de Vietnam, y a un par de muchachos los reclutaron. Simplemente, se disipó la efervescencia. Muchos de ellos formaron otras bandas. 

William Stanford Davis como Mr. Johnson en "Abbott Elementary".

Raymond Liu/ABC

William Stanford Davis protagoniza al señor Johnson en "Abbott Elementary".

Entonces, en vez de sumarse a una nueva banda... ¿usted se hizo actor?

Siempre había querido ser actor, pero no sabía cómo lograrlo. Siempre sentí que eso estaba en mí. La música era una parte tan grande de mi vida, soy de St. Louis, donde la música está en todos lados. Formar parte de una banda realmente me ayudó a sentirme cómodo en el escenario, y los aplausos no estaban mal. Eso alimentó mi confianza. Terminé trabajando en una estación de radio de música country, y cuando dejé ese empleo me dije: si no vas a Los Ángeles, te arrepentirás el resto de tu vida. Cuando vi por primera vez a Sidney Poitier en The Defiant Ones, algo se quedó grabado en mí. No podía ignorarlo. 

¿Cuáles fueron sus primeras impresiones cuando llegó a Los Ángeles?

Pensé “¡oh, Dios mío! ¡Palmeras!” Hacía 85 grados. Llamé a casa y dije: “Quemen todas mis cosas, no pienso volver”.

¿Tuvo algún maestro realmente memorable?

Tuve un par de ellos. Mi tía Helen Flagg fue mi maestra en tercer grado, la persona más cercana a mí en todo el mundo. No me perdonaba nada. El primer día en su clase me dio un reglazo por una pequeña ofensa, pero fue su manera de decirme: “Tú no eres mejor que nadie. No vas a recibir ningún tratamiento especial”. Muchos de sus buenos amigos eran maestros allí y todos me brindaron mucho apoyo. En segundo grado yo leía al nivel que se consideraba de cuarto grado. Me llevaban a otras clases para que me vieran los niños mayores: “Miren lo que hace Davis”. Y yo pensaba: “Un momento, yo tengo que estar en el patio con estos niños”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


​¿La bondad de su tía le recuerda a la protagonista de Abbott Elementary, la maestra de segundo grado Janine Teagues (Quinta Brunson)?

Sí, el personaje de Quinta en la comedia me la recuerda. Le dije un par de veces que ella me recuerda a mi tía Helen. Mi tía no era tan menuda como Quinta, pero me recuerda su corazón y el modo en que se preocupaba.

¿Recuerda otros maestros memorables?

El señor Mays se aseguró de que yo participara en la feria de ciencias. “No quiero participar en la feria de ciencias.  ¿De qué está hablando?, le dije yo. Él insistió y llamó a mi madre. Y ganamos una cinta azul. A mi maestra de literatura inglesa, la señora Leathers, le llevaba poemas de Don L. Lee, Sonia Sanchez y Amiri Baraka, y ella me dejaba ponerme de pie y leer. Decía: “Davis, ven aquí: siéntate, siéntate, siéntate. Realmente te encantan esas palabras, ¿verdad?”. Nunca olvidaré eso.

​Los últimos años han sido difíciles para los maestros, y no es que alguna vez haya sido fácil para ellos. ¿Cree que su serie les ofrece una forma de mostrar su situación poco valorada?

Espero que así sea. El mensaje más importante de la comedia es exponer lo que tienen que vivir los maestros, no solo para que les alcance el dinero sino para ganarse la vida. Yo opino que los maestros y los policías deberían ser quienes más ganan. Deberían ganar tanto como los médicos.

¿Cuál es su serie favorita ambientada en una escuela o sobre una escuela?

Glee, y nunca me perdí un episodio de Welcome Back, Kotter. Lo que es tan diferente de todas las otras series es que Abbott Elementary entra en la vida personal de los maestros. Hay algo especial sobre esta serie. Afecta a todos: a los maestros, a los estudiantes, a las personas que miran la serie y no son maestros.

¿Y qué hay en su lista de cosas pendientes que le gustaría hacer en cuanto a actuación? ¿Le queda algo sin realizar?

Hay una obra llamada Jitney, de August Wilson. Siempre quise interpretar al padre, Becker. Quiero hacerlo en Broadway. He actuado bastante en el teatro, pero no eso, y no en Broadway.

Gayle Jo Carter, exeditora de entretenimiento de la revista USA WEEKEND, ha entrevistado a muchas celebridades para AARP, USA WEEKEND, USA Today, Parade, Aspire y Washington Jewish Week.