Skip to content
 

Las inversiones de jubilación más populares fracasan en un mercado bajista

Los fondos que tienen una fecha específica o fija, un gran éxito en los planes 401(k), no lograron su objetivo este año.

Mujer mayor con preocupación al mirar un análisis que sostiene en la mano.

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English

En un momento en el que invertir para la jubilación parece cada vez más complicada, los fondos de jubilación que tienen una fecha específica o fija son sumamente populares. Se trata de una forma sencilla de contar con una cartera diversificada de acciones y bonos que poco a poco se torna más conservadora. Cuanto más cerca estés de la jubilación, menos riesgo asumirá el fondo; es una estrategia sensata que ha captado $3.27 billones, o el 42% de todos los fondos de los planes 401(k)

Sin embargo, la estrategia no ha dado buenos resultados en lo que va del año para las personas cuyos fondos con fecha meta apuntan a la jubilación en los próximos años. Al 1.º de julio del 2022, Morningstar informa que el fondo promedio con fecha meta del 2025 ha bajado un 14.64%. Esa cifra es casi tres veces superior a la caída del peor año completo de la última década. Si bien los fondos con fechas de jubilación más tardías tuvieron resultados aún peores, al menos esos inversores deberían tener tiempo para que los mercados se recuperen antes de tener que retirar los fondos. Si se combinan estas pérdidas con la rápida disminución del poder adquisitivo debido a la inflación del 8.6% del último año (en inglés), la jubilación no parece muy favorable. ¿A qué se debe?


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Morningstar informa que las cinco familias más importantes de fondos que tienen fecha fija son T. Rowe Price, Vanguard, Fidelity, American Funds y BlackRock. Los fondos del 2025 tienen entre un 48 y un 58% de acciones. No resulta muy sorprendente que tengan pérdidas durante un mercado bajista para las acciones, pero lo que sí me sorprende es la magnitud de las pérdidas.

Considero que esto se debe a los bonos. Por lo general, los bonos actúan como amortiguadores en un mercado bajista. Pero esta vez no fue así. Según Morningstar, el fondo promedio de bonos básicos a mediano plazo perdió un 9.99% este año hasta el 1.º de julio. Jason Zweig informó en The Wall Street Journal que se trata del peor inicio del mercado de bonos desde 1842. (Los precios de los bonos bajan cuando suben las tasas de interés; nadie quiere un bono que rinda un 2% cuando los bonos de nueva emisión rinden un 3%. En el primer semestre del 2022, el rendimiento del bono del Tesoro de referencia a diez años casi se duplicó).

¿Qué significa esto para el futuro?

Todos los mercados bajistas son diferentes. Los tres últimos se debieron a una burbuja puntocom, a una crisis financiera y a una pandemia. Este mercado bajista se ha producido por la inflación y el aumento de las tasas de interés. La elevada inflación tiene un alcance mundial debido a problemas en la cadena de suministro a causa de la pandemia y la invasión rusa de Ucrania.

La opinión generalizada es que nadie puede predecir el mercado de valores, que tiene una larga tradición de dejar en ridículo a quienes lo intentan. Sin embargo, comprobé que muchos creen que pueden predecir el mercado de bonos. Pero resulta que los economistas no pueden predecir la inflación, las tasas de interés ni tampoco la economía. La Reserva Federal controla la tasa de interés a un día, pero los mercados controlan las tasas a mediano y largo plazo. Esas tasas intermedias y a plazos más largos subieron con las expectativas de una mayor inflación.

El aspecto positivo del aumento de las tasas de interés es que la parte de los bonos de estos fondos con fecha meta está rindiendo mucho más que a principios de este año. Se trata de ingresos con los que podemos vivir. Por lo tanto, si bien ha sido bastante difícil para los fondos que tienen fecha fija, creo que la extinción de las carteras equilibradas de acciones y bonos, como las de los fondos que tienen fecha fija, se ha exagerado bastante.

Está garantizado que el dinero en efectivo pierde poder adquisitivo en períodos inflacionarios, y no recomiendo inversiones alternativas como las criptomonedas, el oro o las materias primas.

Ventajas y desventajas de los fondos que tienen fecha fija

Los fondos que tienen fecha fija simplemente utilizan la fuerza más poderosa del universo: la inercia. Con un simple fondo, puedes tener una cartera diversificada que se reajustará automáticamente entre acciones y bonos, y que además se tornará más conservadora cuanto más te acerques a la jubilación. Lo único que tienes que hacer es esperar.

Sin embargo, también hay algunas desventajas. Las comisiones de los fondos que tienen fecha fija son más elevadas que las que se aplican solo a las inversiones subyacentes. La asignación global puede no ser la que quieres o necesitas, aunque puedes ajustarla con tan solo elegir un año meta que sea anterior o posterior al año en que planeas jubilarte. Por último, si tienes una cartera considerable sujeta a impuestos además de una cuenta de jubilación con impuestos diferidos, puede ser mucho más rentable desde el punto de vista tributario si tienes más fondos de acciones en tu cuenta sujeta a impuestos y fondos de bonos en tus cuentas con impuestos diferidos.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Cómo elegir un fondo que tiene fecha fija

Si en este momento estás empleado y mantienes tu fondo con fecha meta en tu plan 401(k), tal vez no puedas elegir la familia de fondos que vas a utilizar. Algunos planes 401(k) permiten hacer transferencias internas a cuentas IRA y todos te permitirán hacerlo cuando ya no estés en la empresa.

Cuando puedas elegir, procura escoger un fondo con comisiones bajas. Este sitio web de Morningstar (en inglés) indica los índices de gastos anuales. Cuanto más pagues en comisiones, menor será el rendimiento. Fidelity, State Street y Vanguard tienen algunos fondos que cobran un 0.12% anual o menos. Luego estudia las asignaciones entre acciones y bonos y asegúrate de estar conforme. Si bien los bonos registran su peor comienzo desde la Administración de Tyler, siguen rindiendo mucho más que las acciones.

No olvides nunca que las acciones perdieron más de un 20% en un solo día, el Lunes Negro de 1987. Sigo sosteniendo que las acciones corren más riesgo en un día que los bonos en un año. 

Una vez que hayas elegido el fondo que tiene fecha fija, es fundamental que lo mantengas. A partir de ahí, lo único que debes hacer es esperar.

 

Allan Roth es un planificador financiero en actividad que ha enseñado finanzas y finanzas conductuales en tres universidades y ha escrito para publicaciones nacionales, entre ellas The Wall Street Journal. A pesar de sus muchas credenciales (planificador financiero certificado [CFP], contador público certificado [CPA], maestría en Administración de Empresas [MBA]), sigue estando convencido de que aún puede mantener la simplicidad a la hora de invertir.