Skip to content
 

Los bonos de la serie I bajan al 6.89%

El rendimiento de los bonos ligados a la inflación cae casi 3 puntos, pero sigue siendo más alto que el de los certificados de depósito bancarios.

Parte superior de los bonos de la serie I del Tesoro de Estados Unidos

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English

Despídete de los bonos del Tesoro de EE.UU. de la serie I con un rendimiento récord del 9.6%. Saluda a los bonos del Tesoro con un rendimiento del 6.89%.

Es cierto que el nuevo rendimiento de los bonos de la serie I no es tan alto como el anterior, pero sigue siendo más alto que el que obtendrías con otras inversiones ultraseguras.

El Departamento del Tesoro ajusta el rendimiento de los bonos de la serie I semestralmente de acuerdo con los cambios en el índice de precios al consumidor (IPC), el principal indicador de inflación del Gobierno, durante los seis meses anteriores. El Gobierno anuncia el cambio de rendimiento el 1.º de noviembre y el 1.º de mayo de cada año. El rendimiento actual, el tercero más alto desde que se introdujeron los bonos de la serie I en 1998, está disponible hasta abril.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


Una tasa segura y ajustada a la inflación

Al igual que con otros valores del Tesoro, los bonos de la serie I están respaldados por la plena fe y crédito de Estados Unidos, lo que significa que están respaldados por toda la capacidad de endeudamiento del país, el respaldo crediticio más sustancial.

Los bonos de la serie I, bonos de ahorro de EE.UU., también tienen una tasa fija además de la tasa variable ajustada a la inflación. Desde mayo del 2020 hasta octubre del 2022, esa tasa fue cero. Sin embargo, los bonos de la serie I recién emitidos tienen una tasa fija del 0.4%. Los titulares de bonos de la serie I recibirán la tasa fija más el ajuste por inflación para una tasa anualizada total del 6.89%.

Los bonos de la serie I más antiguos tienen tasas fijas de hasta el 3.40%, lo que hace que el aumento de la tasa de inflación sea especialmente beneficioso para sus titulares. Esos inversionistas obtendrán su tasa fija inicial y el ajuste por inflación durante los próximos seis meses. Los rendimientos de los bonos de la serie I nunca pueden ser negativos.

Los aspectos prácticos

Puedes comprar hasta $10,000 en bonos de la serie I por año calendario a través del programa del Gobierno Treasury Direct (en inglés). Para crear una cuenta, debes proporcionar un número de Seguro Social, una dirección de correo electrónico, una cuenta bancaria y números de ruta. También deberás crear una contraseña y varios controles de seguridad (como un recordatorio de contraseña).

Además, puedes comprar otros $5,000 en bonos de la serie I con tu reembolso de impuestos, si así lo deseas. Para comprar bonos de la serie I con tu reembolso, utiliza el Formulario 8888 del IRS (en inglés) en tu declaración de impuestos federales. La compra mínima es de $25; puedes especificar cualquier cantidad al centavo. Por ejemplo, podrías comprar bonos de la serie I por $143.93 si quisieras.

Si compras tus bonos a través de Treasury Direct, serán electrónicos. Solo los bonos comprados a través de un reembolso de impuestos vienen en el antiguo formato de papel.

Los bonos de la serie I vencen en 30 años, pero no es necesario que los mantengas por tanto tiempo. Puedes canjearlos en tan solo 12 meses, pero si lo haces antes de que finalicen cinco años, perderás los últimos tres meses de interés. No tienes que pagar impuestos sobre los intereses hasta que los retires, y los intereses están libres de impuestos estatales. También están libres de impuestos federales si los ingresos se utilizan para la educación superior.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Mayores rendimientos en el futuro

El 2 de noviembre, la Reserva Federal elevó la tasa de fondos federales a corto plazo a un rango del 3.75 al 4%, su sexto aumento de tasas este año. Las tasas de interés más altas tienden a desacelerar la economía y reducir la inflación.

Si bien cualquiera que compre una casa lamentará las tasas hipotecarias más altas, los ahorradores tienen un motivo para celebrar. Por ejemplo, una letra del Tesoro a un año (que puedes comprar a través de Treasury Direct) rindió un 4.66 % el 1.º de noviembre. Una letra del Tesoro a seis meses rindió un 4.58%. Hace un año, rendían un 0.15%. Al igual que con los bonos de la serie I, los intereses de las letras del Tesoro están libres de impuestos estatales y locales.

Las cuentas de ahorro a corto plazo no se han puesto al día con el mercado del Tesoro. Los 100 principales fondos mutuos del mercado monetario rinden un promedio del 2.89%, según Crane Data, que realiza un seguimiento de los fondos. El certificado de depósito bancario a un año rinde solo el 1.05%, aunque algunos ofrecen un 4% o más.


John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para
Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para  USA Today  se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.