Skip to content
 

Combate la inflación con bonos de la serie I

Gana un 9.62% hasta octubre y protégete contra la alta inflación en el futuro.

Bonos del tesoro de Estados Unidos

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English

Las cuentas de ahorro y los certificados de depósito bancarios suelen rendir entre el 1 y el 2.5% anual, lo que significa que cuando la inflación es del 8.5%, como ha ocurrido en los últimos 12 meses, pierdes poder adquisitivo. Si ya estás jubilado, eso sencillamente no es una opción. En términos generales, si quieres ganar más intereses, tendrás que asumir más riesgos. Y para muchos jubilados, esa tampoco es una buena opción. Pero con los bonos de la serie I, un tipo de bono de ahorro emitido por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, puedes obtener una tasa de interés más alta y protegerte contra los temores de una alta inflación en el futuro, con poco riesgo.   

Conceptos básicos de los bonos de la serie I

Los bonos de la serie I son bonos de ahorro protegidos contra la inflación, emitidos y garantizados por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Debido a la alta inflación reciente, los bonos de la serie I adquiridos antes de finales de octubre del 2022, rendirán un 9.62% durante los próximos seis meses. Si la inflación se mantiene alta, también lo hará el rendimiento.  

Un bono de la serie I tiene un vencimiento de 30 años, lo que significa que pagará intereses durante los próximos 30 años. Paga un tipo de interés fijo, que se mantiene igual durante esos 30 años. El interés fijo es actualmente del 0%. Pero los bonos de la serie I también pagan un ajuste por inflación que se restablece dos veces al año, en mayo y noviembre. La tasa de inflación se basa en el índice de precios al consumidor para todos los consumidores urbanos, o CPI-U. Esto incluye sus componentes más volátiles de alimentos y energía.

No es necesario que mantengas los bonos de la serie I durante 30 años. Pero sí tienes que conservarlos durante al menos un año. Si mantienes tu bono I entre uno y menos de cinco años y lo canjeas, te cobrarán una pequeña penalización equivalente a tres meses de intereses. Después de cinco años, puedes canjearlo sin penalización.

En el peor de los casos, si compras antes de finales de octubre, la inflación será nula durante el segundo semestre. Si lo canjeas al año, obtendrás una tasa de interés anual del 4.81%. Eso es mucho mejor que cualquier tasa de ahorro garantizada por el Gobierno. Y esa tasa de inflación del 0% es poco probable. Si alcanzamos una inflación de dos dígitos, obtendrás un rendimiento de dos dígitos. 

Hablé con Mel Lindauer sobre los bonos de la serie I. Lindauer es el fundador y expresidente del John C. Bogle Center for Financial Literacy (divulgación: soy un exmiembro de la junta directiva) y uno de los autores de I Bond Manifesto. Ha sido un defensor de los bonos de la serie I desde que se introdujeron por primera vez en 1998. Algunos puntos clave:


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Complejidad (el único inconveniente)

Ninguna inversión es perfecta y la complejidad de esta es su única desventaja. Más adelante en la vida, todos somos vulnerables al deterioro cognitivo, y simplificar la cantidad de cuentas ayuda a proteger nuestros ahorros. Desafortunadamente, es probable que necesites una cuenta de Treasury Direct, lo que aumenta los pasos. No envían estados de cuenta ni formularios 1099-Int, así que asegúrate de que tu cónyuge y tus herederos sepan que tienes esta cuenta. Muchos albaceas descubren las cuentas de los fallecidos al revisar los estados de cuenta y las declaraciones de impuestos, y estos bonos de la serie I no aparecen en esos documentos. Y, por supuesto, mantén segura tu contraseña de Treasury Direct.

Una protección contra la inflación para la persona promedio

Comprar hasta $45,000 en bonos de la serie I es una inversión significativa para la mayoría de nosotros, pero no vale la pena para las personas muy adineradas. Lo mejor que pueden hacer estas es comprar algo similar conocido como los bonos de Tesorería indexados a la inflación (TIPS), o fondos TIPS. Si bien son más líquidos que los bonos de la serie I, estos últimos tienen ventajas clave sobre los TIPS.

En conclusión

Si quieres obtener un rendimiento sin riesgos y protegerte contra la posibilidad de una alta inflación en el futuro, entonces los bonos de la serie I pueden ser la respuesta para ti. Cuando algo parece demasiado bueno para ser cierto, casi siempre lo es. Pero, de vez en cuando, algo sí es lo que parece y hoy pongo los bonos de la serie I en esta categoría poco común. 

Un vistazo a los bonos de la serie I

Tasa actual

9.62% para los bonos emitidos entre mayo y octubre del 2022

Compra mínima

Bono electrónico: $25. Bono en papel: $50

Compra máxima por año

Bonos electrónicos: $10,000. Bonos en papel: $5,000

Denominaciones

Bonos electrónicos: de $25 en adelante. Bonos en papel: $50, $100, $200, $500, $1,000

Método de emisión

Bonos electrónicos: en línea en TreasuryDirect

Bonos en papel: por correo después de comprarlos con tu reembolso de impuestos

Fuente: Departamento del Tesoro de Estados Unidos

Impuestos

Los bonos de ahorros están extentos de impuestos por parte de cualquier estado o subdivisión política de un estaod, excepto cuando se trata de los impuestos de sucesión o sobre la herencia. Las ganancias por intereses están sujetas al impuesto sobre la renta federal.

Allan Roth es un planificador financiero en actividad que ha enseñado finanzas y finanzas conductuales en tres universidades y ha escrito para publicaciones nacionales, entre ellas The Wall Street Journal. A pesar de sus muchas credenciales (planificador financiero certificado [CFP], contador público certificado [CPA], maestría en Administración de Empresas [MBA]), sigue estando convencido de que aún puede mantener la simplicidad a la hora de invertir.