Skip to content
 

11 maneras de reducir la factura de electricidad en el verano

Estas pequeñas medidas pueden sumar grandes ahorros.

Techo de varios colores y un ventilador en el centro en forma de flor

IMAGE SOURCE/GETTY IMAGES

In English

1. Quítales los colmillos a los vampiros de energía

Los dispositivos electrónicos de hoy, como las computadoras, las cafeteras y otros, siguen usando electricidad aun cuando están apagados. Existen dos tipos de vampiros de energía: los ladrillos y las "verrugas" de pared. Los ladrillos son los cables eléctricos para computadoras que tienen una caja amplia. Las verrugas de pared son los cargadores con un enchufe grande. Ambos gastan electricidad, aunque la computadora portátil y el cargador no se usen. ¿Cuánto puedes ahorrar si los desenchufas? Hasta el 20% de tu factura de electricidad, según Duke Energy.

2. Instala un termostato programable

Si puedes dejar que la casa se vuelva un poco más calurosa cuando no estás y refrescarla cuando vuelves, podrás ahorrar hasta el 20% de tu factura de refrigeración y calefacción, según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. Incluso, tienes la opción de obtener termostatos que puedes controlar a distancia con tu celular. Si dejas a tus mascotas en la casa durante el día, no permitas que la temperatura sobrepase los 80 °F; si tu mascota tiene pelaje largo, la temperatura debe ser algo más baja. Y mantén las lámparas y los televisores lejos del termostato.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


3. Cierra las cortinas durante el día

Alrededor del 76% de la luz solar que reciben las ventanas entra a tu hogar y genera calor, según el Departamento de Energía de Estados Unidos. Un estudio reciente halló que el 75% de las cortinas permanecen en la misma posición durante el día. El mismo departamento dice que las cortinas de colores medios con revestimiento de plástico blanco en la parte posterior pueden reducir el aumento térmico hasta un 33%, de modo que cierra las cortinas cuando el sol da contra las ventanas.

4. Si tienes un ventilador de techo, úsalo

El Departamento de Energía dice que si usas aire acondicionado, un ventilador de techo te permitirá subir el termostato unos 4 °F (al menos en las habitaciones donde hay ventilador) durante el verano. Los ventiladores con la etiqueta Energy Star mueven el aire con un 20% más de eficiencia que los que no llevan esa clasificación. En el verano debes configurar los ventiladores de techo para que giren en sentido contrario a las agujas del reloj, según Home Depot..

5. Limpia el acondicionador de aire que está a la intemperie

De seguro ese viejo refrigerador ha funcionado desde 1953. Pero probablemente usa mucha electricidad mientras enfría las cervezas. Los electrodomésticos nuevos con la etiqueta de Energy Star son más eficientes que los que no la llevan. Por ejemplo, los televisores Energy Star usan 3 vatios o menos cuando están apagados, lo cual es un 50% menos que el promedio. La Agencia de Protección Ambiental tiene una lista de los electrodomésticos que son más eficientes en términos de energía.

6. Reduce la temperatura en el tanque de agua caliente

El agua caliente es fantástica, pero representa alrededor del 18% del consumo de energía. El agua no debería calentarse a más de 120 °F para evitar quemaduras. Si tienes el agua a una temperatura más alta, bájala. Además, probablemente no quieras una ducha caliente a todo vapor en pleno julio.

7. Usa luces LED 

Las bombillas que son diodos emisores de luz (LED) usan un 75% menos de energía que las bombillas incandescentes. También duran hasta 25 veces más. Puedes encontrarlas en una variedad de tamaños, intensidades de luz y colores. Y aunque son un poco más costosas que las bombillas incandescentes, su precio ha bajado mientras más personas las usan.

8. Sal de la casa

Específicamente, sal y usa la parrilla. El horno de la cocina puede aumentar la temperatura hasta unos 10 °F. Recuerda no dejar la puerta abierta cuando estés cocinando afuera. No querrás suplirle aire acondicionado a todo el vecindario.

9. Pide descuentos

Puede que la compañía de electricidad ofrezca descuentos a las personas de bajos ingresos o con discapacidades. También puede ofrecer incentivos para que reduzcas tu uso de energía en los días de verano cuando la demanda es más alta (normalmente, entre las 12 del mediodía y las 8 p.m.). Florida Power & Light, por ejemplo, ofrece una tarifa que depende de la hora del día en que uses electricidad y es más cara durante las horas pico y el precio baja fuera de esas horas. Esto anima a los clientes a usar menos electricidad en las horas pico.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


10. Usa los electrodomésticos grandes en forma sensata

Llena la lavadora para cada lavado y usa agua fría siempre que puedas. Haz funcionar el lavaplatos solo cuando esté lleno y usa el ciclo de secado por aire en vez de secar con calor. Si tienes un horno eléctrico y no puedes utilizar una parrilla, usa el microondas. Y no olvides limpiar el filtro de pelusa de tu secadora de ropa. Una secadora puede perder un 75% de su eficiencia si el filtro está lleno de pelusa. Límpialo luego de cada uso y ahorra hasta $288 al año en el costo anual de operar una secadora.

11. Ponle sombra a un lado de la casa

Hay una razón por la cual es más fresco en la sombra. Siembra árboles y arbustos en al lado sur y oeste de tu casa (o cerca del acondicionador de aire que está afuera), y puedes hacer que los sistemas de climatización sean un 10% más eficientes, según Northeast Energy Efficiency Partnerships.

 

John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.