Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

¿Están sujetos a impuestos los beneficios de desempleo durante la crisis del coronavirus?

El IRS dice que sí, pero algunos estados te darán un alivio.

Formularios 1099G, y de impuestos federales debajo de un fajo de billetes de dólar.

ISTOCK/GETTY IMAGES

In English | Si perdiste tu empleo a causa del coronavirus, no estás solo: 10 millones de personas, o el 6.2% de la fuerza laboral de EE.UU., estuvieron desempleadas en febrero. La buena noticia es que si recibiste beneficios por desempleo, es posible que debas menos impuestos federales y estatales sobre la renta por esos pagos en el 2020, que lo debías en años anteriores.  

El desempleo se disparó en el 2020 debido a la pandemia y, debido a eso, muchas personas recibieron beneficios por desempleo que nunca antes habían recibido. Además, la compensación por desempleo fue inusualmente generosa en el 2020.

Esta no es la norma. Muchos estados limitan los pagos de seguro por desempleo a la mitad del salario semanal promedio en el estado, y algunos incluso tienen límites de beneficios más bajos. En febrero del 2020, cuando comenzó la recesión, el promedio a nivel nacional de los beneficios por desempleo era de aproximadamente $387 semanales, pero fluctuaba desde una cantidad baja de $215 en Misisipi hasta $550 en Massachusetts, según el Center on Budget and Policy Priorities, una entidad sin afiliación política compuesta por expertos. Alrededor de 4.1 millones de personas han estado desempleadas durante más de 26 semanas; normalmente, ese período es lo que duran los beneficios estatales del seguro por desempleo. 

Bajo la ley CARES, aprobada el 27 de marzo del 2020, las personas que perdieron sus empleos debido a la pandemia del coronavirus pueden recibir $600 adicionales por semana hasta el 31 de julio del 2020. Este subsidio federal de $600 semanales se extiende a personas que usualmente no estaban cubiertas por el seguro de desempleo estatal. Bajo el llamado programa de Asistencia de Desempleo por la Pandemia (PUA), quienes trabajan por cuenta propia, los contratistas independientes y los trabajadores ocasionales recibieron beneficios de desempleo de hasta 39 semanas si perdieron sus trabajos como consecuencia directa de la pandemia. Otro programa, la Compensación de Emergencia por Desempleo debido a la Pandemia (PEUC), otorgó 13 semanas adicionales de pagos de seguro de desempleo a través de un subsidio federal.

En diciembre del 2020, el Congreso autorizó $900,000 millones para un nuevo rescate económico, que incluyó un beneficio por desempleo de $300 extras a la semana hasta el 14 de marzo, la mitad de lo que se ofreció la ley CARES. El proyecto también extendió por once semanas más los beneficios de PUA y PEUC. Este beneficio por desempleo, los $300 que forma parte del Plan de rescate de Estados Unidos, que se convirtió en ley el 11 de marzo, se extendará hasta el 6 de septiembre. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Disfruta de estos beneficios inesperados, pero no te olvides de los impuestos

Los pagos semanales de $300 de subsidio federal, al igual que los beneficios estatales del seguro por desempleo, están sujetos a impuestos federales. A principios del año, recibiste el formulario 1099-G que te indicará la cantidad de beneficios por desempleo que recibiste en el 2020, y cuánto te retuvieron por impuestos. Deberás reportar ese ingreso en tu declaración de impuestos federal del 2020 (y en la estatal, si aplica).

Sin embargo, para el año fical 2020, el Plan de Rescate de Estado Unidos permite a los contribuyentes solteros con ingresos brutos de menos de $150,000 excluir hasta $10,200 en beneficios por desempleo de sus ingresos. Las parejas casadas pueden excluir hasta $10,200 por persona, o un máximo de $20,4800.

Esta noticia probablemente sorprendió a los 66 millones de contribuyentes que ya habían presentado sus impuestos al 12 de marzo de 2021. El IRS dice que esas personas no deben enmendar su declaración de impuestos: la agencia hará los cambios pertinentes en sus declaraciones y enviará los reembolsos, en caso de que lo hubiera durante la primavera y el verano. Darán prioridad a los reembolsos para aquellos elegibles hasta un máximo de $10,200.

Los beneficios estatales por seguro de desempleo también son gravables. De entre los 41 estados que gravan el ingreso, solo seis —California, Nueva Jersey, Oregón, Pensilvania y Virginia— eximen por completo el pago de impuestos por estos beneficios. Sin embargo, debido a la pandemia, muchos estados están ofreciendo reducciones impositivas limitadas sobre los pagos del seguro de desempleo, así que asegúrese de consultar con el departamento de impuestos local de su estado.

Si actualmente estás desempleado, ten en cuenta que estas exclusiones para el 2020 no necesariamente van a estar disponibles cuando presentes tus impuestos para 2021. "Al solicitar el beneficio, considera seriamente optar por la opción mediante la cual te retienen los impuestos. Así no te llevarás una sorpresa desagradable cuando te toque presentar tu declaración de impuestos", dice Logan D. Howard, un contador público certificado (CPA) de Masontown, Pensilvania. "En la mayoría de los casos, los impuestos retenidos serán suficientes para cubrir tu responsabilidad tributaria".

Tienes la opción de guardar en reserva cierta cantidad tú mismo en vez de pedir que te lo retengan, o de pagar impuestos estimados. "Mantén en mente que el ingreso del 2020 de los contribuyentes puede ser sustancialmente más bajo debido a la pandemia de COVID-19", dice John A. Madison, un contador público de Ashland, Virginia. La Ley de Empleos y Reducción de Impuestos, promulgada en el 2017, aumentó la deducción estándar, lo que significa que muchos contribuyentes de ingresos bajos y medianos que reciben beneficios por desempleo podrían deber poco o ningún impuesto federal.

"Mi recomendación es que evalúes tu propia situación", dice Madison. Si tienes la disciplina para reservar cierta cantidad de tus beneficios de desempleo para el próximo año —y puedes evitar las penalidades por pagos insuficientes— tendrás más flexibilidad que si te retienen todos esos impuestos. De no ser así, haz que te retengan la cantidad mientras buscas empleo, controlas tu presupuesto y te autoaíslas, sugiere Madison.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.