Skip to content
 

Sexo, mentiras y criptomonedas

En un nuevo giro, los estafadores de romance intentan obtener bitcóin y otras monedas virtuales de las víctimas.

billete de 100 dólares y un corazón rojo roto encima

Getty Images

In English

Tras recibir un diagnóstico de cáncer, un hombre de Illinois planeaba llevar a su esposa de campamento en octubre para celebrar su 49.º aniversario de bodas. El plan se esfumó a causa de una grave revelación. Ella confesó haber enviado dinero en efectivo, tarjetas de regalo y bitcóin a un pretendiente virtual que le dijo una serie de mentiras e incluso le envió un certificado de matrimonio falso de las Naciones Unidas.

“Me arruinó la vida”, dice el jubilado de 69 años sobre el pretendiente, quien se describe a sí mismo como un oficial del Ejército en una “misión secreta” en Afganistán.   

No es nada nuevo que los estafadores se hagan pasar por oficiales militares, ya que eso les da un aire de grandeza, fortaleza y patriotismo, y una excusa para estar a miles de millas de distancia y no poder encontrarse en persona.

Algo nuevo —y preocupante— es lo que el FBI advierte (en inglés) sobre el aumento de estafadores de romance que convencen a las víctimas para que supuestamente inviertan o comercien en criptomoneda. A menudo llamadas “cripto”, estas unidades monetarias digitales se negocian electrónicamente mediante carteras privadas y mercados públicos, y pueden ser difíciles de rastrear.

Hasta julio de este año, se reportaron más de 1,800 casos de estafas de romance con criptomonedas al Centro de Quejas de Crímenes por Internet del FBI (en inglés), con pérdidas que ascendieron a $133.4 millones.

“Este individuo te va a sacar hasta el último centavo que pueda, bloqueará tu número y nunca más volverás a saber de él”.

“Este individuo te va a sacar hasta el último centavo que pueda, bloqueará tu número y nunca más volverás a saber de él”.

— Un hombre texano confronta a su madre por un pretendiente virtual sospechoso

Comunicación con AARP  

Algunos estafadores solicitan directamente la moneda digital, señala Amy Nofziger, quien supervisa la línea de ayuda gratuita de la Red contra el Fraude, 877-908-3360.

El hombre de Illinois llamó a la línea de ayuda, habló en una entrevista posterior y su nombre no se menciona en este artículo. Ya era bastante grave que su esposa enviara dinero en efectivo y tarjetas de regalo dirigidas a su falso pretendiente a direcciones en Indiana y Virginia, advierte. El hecho de que ella le comprara bitcóin en septiembre fue una peligrosa evolución, ya que la pareja —ambos empleados estatales jubilados— nunca antes había comprado moneda virtual. Ella desembolsó al menos $12,750 en bitcóin, según el hombre, quien sospecha que su mujer le dio al pretendiente un total de $50,000 para cubrir supuestas necesidades que él, como veterano del Ejército, encuentra difícil de creer. No fue posible comunicarse con ella para que hiciera comentarios.


Venta del Día de la Recordación: Únete a AARP por solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años. Únete hoy y recibe un REGALO.


Un hombre texano preocupado por su madre

Un hombre de Texas, de 30 años, también llamó a la línea de ayuda de AARP después de que su madre, quien enviudó en el 2020, comenzó a enviar dinero a hombres que conoció en el sitio de citas Zoosk. El último interés amoroso de ella es alguien que dice ser de Texas y que trabaja en un proyecto de construcción en África. Su madre ha declarado su amor por él, y le asegura a su hijo que los dos se casarán cuando él regrese a Estados Unidos.

A su hijo le sorprendió mucho un mensaje reciente de su madre en el que le pedía ayuda para instalar la aplicación de Coinbase, una gran bolsa de criptomonedas que permite la compra y venta de monedas virtuales como bitcóin, ethereum y dogecoin. “Tienes casi 70 años, no necesitas comerciar con criptomonedas”, le dijo.

Aunque no sabe si ella ha regalado criptomonedas, está preocupado por su bienestar emocional y financiero e “indignado” de que alguien se aproveche de la soledad y el dolor de una viuda.

Él dice que su madre se defiende de las objeciones sobre su último pretendiente con el argumento de que su hijo y sus mejores amigos simplemente no quieren que se vuelva a casar. Eso no es cierto, dice él. “De hecho, me encantaría que volvieras a casarte, pero esta no es la forma de hacerlo”, le dijo. “Esta persona te va a sacar hasta el último centavo que pueda, bloqueará tu número y nunca más volverás a saber de él”.

La guía de seguridad (en inglés) en línea de Zoosk indica que no efectúa verificaciones de antecedentes de los miembros y advierte a los usuarios: “En última instancia, su seguridad en línea y en persona es su responsabilidad y debe ser su máxima prioridad”. “Los procedimientos habituales de los estafadores”, dice, incluyen solicitudes de dinero.

La pandemia suscita denuncias

Nofziger señala que observó que la línea de ayuda estaba recibiendo denuncias sobre estafas de romance que ocasionaron pérdidas de criptomonedas unos meses después de comenzar la pandemia el año pasado. Las víctimas dijeron que sus pretendientes virtuales las incitaban a enviarles criptomonedas por internet para que pudieran permanecer a salvo en casa. Los estafadores siempre “actualizan su estrategia” y descartan las tácticas más antiguas y conocidas, señala Nofziger, y las víctimas de estas estafas no suelen darse cuenta de que no queda nada en sus cuentas de moneda digital hasta que es demasiado tarde. Para entonces, el “delincuente hace tiempo que ha pasado a otra víctima”, señala.

Nofziger advierte que quienes usan sitios y aplicaciones de citas deben ser conscientes de que en ellos acechan delincuentes que “te esperan a ti y a tu billetera”. Por lo tanto, cuando alguien que conoces en una plataforma de citas te ofrezca ayuda para invertir, huye. Su consejo coincide con lo que declaró Interpol —la organización policial internacional más grande del mundo— en un aviso de enero a sus 194 países miembros.

Un predicador brinda su apoyo

El hombre de Illinois, quien padece de cáncer de próstata, dice que ahora pasa las noches en su caravana estacionado en el camino de entrada de la casa de su hermana, y que a menudo habla de sus problemas con su predicador.

En retrospectiva, desearía haber prestado más atención a las finanzas de la pareja para no haber sido sorprendido por la obsesión de su esposa con un hombre que conoció participando en un juego virtual de palabras, advierte. Él comparte su historia para que otros puedan aprender de su angustia y evitar convertirse en víctimas.

Todavía ve a su esposa con frecuencia debido a una enfermedad que requiere su ayuda. Piensa que se van a divorciar. Dice que su esposa todavía le expresa su amor, aunque a medias. Al referirse al estafador a larga distancia, dice: “Ella sigue diciéndome que me ama, pero luego cambia y me dice cuánto lo ama a él”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Consejos para usar las criptomonedas

(Haz clic en el botón CC del video para seleccionar los subtítulos en español)

 

Anatomía de una estafa de inversión en criptomonedas

El FBI describe los ocho pasos que suele tener una estafa de inversión en criptomonedas:

1.  El contacto inicial del estafador generalmente se produce en aplicaciones de citas y otros sitios de las redes sociales.

2.  El estafador se gana la confianza de la víctima al establecer una relación virtual, y luego afirma tener conocimiento de oportunidades de inversión o comercio de criptomonedas que producirán ganancias considerables.

3.  El estafador conduce a la víctima a un sitio web fraudulento o a una aplicación para aprovechar una oportunidad de inversión.

4.  Después de que la víctima ha invertido una cantidad inicial en la plataforma y ve una supuesta ganancia, los estafadores le permiten a la víctima retirar una pequeña cantidad de dinero y así ganarse aún más su confianza.

5.  Después de que la víctima logra retirar dinero, el delincuente le indica que invierta sumas más grandes y suele expresar la necesidad de “actuar con rapidez”.

6.  Cuando la víctima está lista para volver a retirar fondos, los estafadores inventan razones por las que no es posible hacerlo. Se le informa a la víctima que se deben pagar otros impuestos o tarifas o que no se ha cubierto el saldo mínimo de la cuenta para permitir retirar dinero.

7.  Este argumento induce a la víctima a aportar más fondos. A veces interviene un “grupo de atención al cliente”, que también es parte de la estafa.

8.  Las víctimas no pueden retirar dinero, y los estafadores a menudo dejan de comunicarse con ellas después de que dejan de enviar más fondos.

Consejos para protegerte:

  • Nunca envíes dinero, comercies ni inviertas por confiar en los consejos de alguien que hayas conocido únicamente en línea.

  • No reveles tu situación financiera actual a personas desconocidas y no confiables.

  • No compartas tu información bancaria, tu número de Seguro Social, copias de tu identificación o pasaporte ni ninguna otra información confidencial con nadie en internet ni en un sitio que no te conste que es legítimo.

  • Si un sitio virtual de inversión o comercio promociona ganancias increíbles, lo más probable es que no sea creíble.

  • Ten cuidado con las personas que afirman tener oportunidades exclusivas de inversión y te exigen que actúes con rapidez.

Katherine Skiba cubre temas de estafas y fraudes para AARP. Anteriormente, fue periodista con el Chicago Tribune, U.S. News & World Report y el Milwaukee Journal Sentinel. Recibió la Beca Nieman de Harvard University y es la autora del libro Sister in the Band of Brothers: Embedded with the 101st Airborne in Iraq.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.