Skip to content
 

4 cosas que debes saber antes de recurrir a tu plan de jubilación

Si necesitas dinero, puede haber alternativas menos costosas.

Nota a mano que dice IOU encima de una canasta llena de paja

ISTOCK/GETTY IMAGES

In English

La vida puede estar llena de sorpresas financieras. Imagínate que tienes que cambiar la calefacción y el tejado, y que tu automóvil requiere reparaciones costosas. Por si fuera poco, tu cónyuge ha dejado de trabajar por enfermedad y las facturas médicas siguen acumulándose.

Desafortunadamente, ya has agotado tu pequeño fondo de emergencia. O no llegaste a crear uno. Sea cual sea la razón, necesitas conseguir dinero en efectivo ahora mismo.

Muchas personas en el país se encuentran en una situación similar. Según "Inside the Wallets of Working Americans", una encuesta reciente de Salary Finance, el 45% de los 3,000 encuestados informaron que se sienten estresados por motivos económicos, el 55% dijeron que han tenido menos dinero disponible en los últimos 12 meses que en el año anterior y el 68% informaron que no tienen dinero ahorrado para emergencias.

Es posible que tu primer impulso sea recurrir a tu fondo de jubilación. En el estudio de Salary Finance, el 18% de los encuestados dijeron que lo habían hecho.

Después de años de contribuir a tu plan 401(k), 403(b) o 457, has acumulado buenos ahorros para la jubilación. Pero ¿deberías tomar prestado de tu fondo? ¿Cómo funcionan estos préstamos?


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Si bien hay algunas ventajas, B. Kelly Graves, planificador financiero certificado (CFP) y vicepresidente ejecutivo de Carroll Financial Associates en Charlotte, Carolina del Norte, no lo recomienda. "Estarás retirando dinero de inversiones que pueden generar un buen retorno. Y es demasiado fácil no devolver un préstamo, lo que a la larga perjudicaría tu jubilación".

¿Y si en lugar de eso retiras el dinero que necesitas? Las decisiones que tomes ahora, cuando te enfrentas a una crisis de liquidez temporal, afectarán tu futuro financiero.

1. Una distribución anticipada es la opción más costosa

Simplemente retirar fondos de tu cuenta de jubilación sería muy costoso si aún no has cumplido los 59 años y medio, dice Chris Chen, CFP de Insight Financial Strategists LLC en Lincoln, Massachusetts. "Tendrías que pagar impuestos federales y estatales sobre esos fondos, además de una multa por retiro anticipado del 10%. El costo real dependería de tu categoría impositiva".

Por ejemplo, si tu categoría impositiva federal es del 22%, la multa haría que fuera del 32%. Si a esto le añadimos el impuesto estatal del 5% en Massachusetts, o el impuesto estatal del 13% en California, por ejemplo, el impuesto ascendería al 37% o al 45%, respectivamente. Eso es mucho dinero.

Hacerlo también puede perjudicarte en el futuro, dice Chen. "Las personas justifican que repondrán el dinero en su cuenta de jubilación cuando su flujo de efectivo sea mejor. Pero ¿cuándo será eso?".

2. Los préstamos de los planes de jubilación tienen costos, riesgos y pocos beneficios

Si, en cambio, decides pedir un préstamo, el monto estará limitado a $50,000 o al 50% del saldo de tu cuenta con derechos adquiridos, lo que sea menor. Venderás acciones para generar efectivo, con cinco años para devolver el préstamo. Al hacerlo, volverás a comprar acciones, probablemente a un precio más alto. "Puedes perder los mejores días y años para invertir en el mercado", dice Paresh Shah, CFP de PareShah Partners LLC en Hicksville, Nueva York.

También pagarás intereses, pero te los estarás pagando a ti mismo. Puedes devolver fácilmente el préstamo a través de la deducción de la nómina, pero lo harás con fondos que ya han pagado impuestos. Volverás a pagar impuestos cuando realices distribuciones calificadas durante la jubilación.

Además, es probable que no tengas suficiente dinero para seguir haciendo aportaciones periódicas a tu cuenta. De hecho, algunos planes requieren que dejes de contribuir durante un tiempo después de recibir el préstamo.

Si dejas tu trabajo, voluntariamente o no, tendrás que pagar cualquier saldo pendiente en el plazo de un año. De lo contrario, el IRS lo considerará una distribución y tendrás que pagar impuestos sobre esa cantidad. Si tienes menos de 59 años y medio, pagarás una multa del 10% además del impuesto sobre los ingresos.

¿Cuáles son los beneficios? El dinero no estará sujeto a impuestos si sigues las normas y el plan de pagos. "Además, puede ser una alternativa de menor costo a otras fuentes de efectivo, ya que la tasa de interés puede ser más baja", dice Nicole Sullivan, CFP de Prism Planning Partners en Libertyville, Illinois. "Y no afectará tu informe de crédito". Pero es mejor que crees un plan para pagarlo y lo cumplas, dice Chen. "Cuanto más aplazas el pago, a más crecimiento renuncias".

3. Si puedes jubilarte antes, considera la Regla de los 55

Tal vez te interese aprovechar la "Regla de los 55". Si tienes entre 55 y 59 años y medio, y has decidido dejar de trabajar, esta disposición te permite retirar dinero de tu cuenta 401(k), sin pagar la multa del 10%.

"Para cumplir los requisitos, tendrás que dejar tu trabajo durante o después del año calendario en el que cumplas los 55 años", dice Mark Charnet, fundador y director ejecutivo de American Prosperity Group en Pompton Plains, Nueva Jersey. "Sin embargo, no puedes dejar tu trabajo a los 50 años y solicitar las distribuciones anticipadas a los 55, a menos que tengas derecho a los retiros por dificultad económica".

Consulta con tu empresa para ver si ofrece este beneficio. No todas las empresas lo hacen.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


4. Tu asesor puede sugerirte mejores alternativas

Afortunadamente, hay formas más económicas de conseguir dinero en efectivo, como una línea de crédito con garantía hipotecaria (HELOC) o un préstamo bancario contra el valor en efectivo de tu póliza de seguro de vida, dice Shah.

Sullivan sugiere recurrir a tu Roth IRA. Puedes retirar el capital sin pagar multas en cualquier momento. Y si tienes 59 años y medio o más, puedes acceder a las ganancias de la cuenta Roth libre de impuestos y sin penalización por retiro anticipado después de un período de tenencia de cinco años. Chen dice que un préstamo con garantía hipotecaria puede ser atractivo. Las tasas de interés suelen ser bajas, y evitarás los impuestos y las multas que conlleva un préstamo de tu cuenta 401(k). "Aun así, los préstamos con garantía hipotecaria suelen tener tasas de interés variables. El aumento de las tasas puede ser una sorpresa desagradable".

Nota personal: crear un fondo de emergencia

Una vez que mejore tu situación financiera, prioriza ahorrar dinero, dice Peter Casciotta, propietario de Asset Management & Advisory Services en Cape Coral, Florida. "Reducirá tu estrés personal porque tendrás los fondos para cubrir cualquier gasto imprevisto".

 

¿Debo hacer un retiro temprano?

(Haz clic en el botón CC del video para seleccionar los subtítulos en español)

 

Patricia Amend es autora y editora de estilos de vida desde hace 30 años. Ha sido redactora de planta en la revista Inc., periodista en Fidelity Publishing Group y redactora principal en Published Image, una empresa de educación financiera que fue adquirida por Standard & Poor's.