Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

AARP une fuerzas con Wish of a Lifetime

La organización ayuda a hacer realidad los sueños de los adultos mayores.

In English | AARP se une a Wish of a Lifetime (en inglés) para ayudar a los adultos mayores a realizar sus sueños de toda la vida.

La organización fue creada hace 12 años por el exesquiador olímpico de EE.UU. Jeremy Bloom. Desde entonces, miles de adultos mayores en Estados Unidos han tenido la oportunidad de ver un sueño hecho realidad. Tom Wagenlander, el director ejecutivo del programa, dice que provee “oportunidades que facultan a nuestros participantes para redescubrir su propósito y sus pasiones en la vida”.

Ahora, como filial benéfica de AARP, Wish of a Lifetime "ayudará a reanudar un sentido de propósito y de pertenencia en los adultos mayores a quienes este programa sirve”, expresa la presidenta de la junta directiva de AARP Annette Franqui.

Estas son algunas historias de personas que participaron en el programa.

Un paracaidista solitario a la par de dos paracaidistas tándem en caída libre

Cortesía de Marguerite Miller

Marguerite Miller, de paracaidas en Florida.

Marguerite Miller, 92 años

Fort Lauderdale, Florida

Cuando el ejército alemán invadió Francia en 1940, Miller era una niña de 12 años que pronto sería separada de su padre, quien fue capturado por los Nazis. Ella y su madre ayudaron a esconder a pilotos aliados derribados en Francia. Luego conoció y se casó con un hombre cuya vida fue salvada al saltar en paracaídas después de ser derribado durante la guerra. Esas experiencias despertaron su aspiración de toda la vida de saltar en paracaídas, lo que Wish of a Lifetime la ayudó a hacer. “Fue una experiencia maravillosa”, dice, “poder volar como un ave”.

Señora mayor platicando y comiendo galletas con Santa Claus

CAPTURA DE PANTALLA DE YOUTUBE/CREST

Bertha Nunn, de protagonista en un comercial para la pasta de dientes Crest.

Bertha Nunn, 87 años

Waldorf, Maryland

Nunn siempre había soñado con ser actriz. Esos sueños se dejaron a un lado mientras criaba a su familia, incluidos sus dos hijos y seis nietos. Pero a través de Wish of a Lifetime, Nunn pudo aparecer en un comercial de televisión para la pasta dental Crest. En el anuncio, que se transmitió el pasado diciembre, ella comparte una galleta con Santa y le dice, “Bueno, amigo mío, soy noctámbula”. Nunn dice que estaba “tan agradecida” por la oportunidad, y le gustaría que otras personas también la tuvieran. “Cuando nos volvemos mayores, somos descartables”, dice. “Pero esto es algo que podemos hacer hasta después de los 80 años”.

Pelotero posa en medio de dos fanáticos en el estadio de los Yankees en NY

Cortesía de Salvatore Reale

Salvatore Reale (derecha) posa con su hijo (izquierda) y un jugador de beisbol de los New York Yankees.

Salvatore Reale, 90 años

Seminole, Florida

Reale creció en el Bronx y tiene recuerdos que datan de 1936 en los que veía a los New York Yankees con su padre. Él trabajó como bombero de la ciudad por 21 años, y luego se jubiló y se mudó a Florida. Pero nunca perdió su afición por los Yankees. Su deseo: volver a visitar la ciudad de Nueva York y ver un juego de los Yankees. Wish of a Lifetime ayudó a Reale a regresar a su antigua estación de bomberos, Ladder 136, y a pasar un día en el parque. Incluso hizo el primer lanzamiento en el juego.

“Siempre quise ser un receptor para los Yankees”, dice Reale. “Cuando estaba en el plato, le pregunté al árbitro si podía moverse y le expliqué que eso haría realidad mi sueño de pararme detrás del plato. Lo hizo”.

Hugh McNaughton throwing a flower wreath into the pacific ocean

Cabo Zachary ORR/DVIDS (el que aparezca información visual del Departamento de Defensa (DOD) de EE.UU. no implica ni constituye un respaldo del DOD).

Hugh McNaughton lanza una ofrenda en la bahía de Kaneohe Bay para honrar las vidas de los seis compaéros de tripulación durante su visita a la base militar, Marine Corps Base Hawaii, el 19 de julio del 2019.

Hugh McNaughton, 94 años

Altamonte Springs, Florida

Era el Día de Navidad de 1944, y McNaughton, de 18 años en aquel entonces, era uno de 12 tripulantes de un hidroavión PBM-5 Mariner que se estrelló mientras aterrizaba después de una patrulla de rutina en la campaña del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial. McNaughton fue uno de seis sobrevivientes. Se recuperó de sus lesiones en Oahu, Hawái. McNaughton siempre quiso regresar, y Wish of a Lifetime le dio esa oportunidad. “Fue muy emotivo”, dice, mientras recuerda lanzar una corona al agua para conmemorar a los miembros fallecidos de su tripulación. “Significó mucho para mí estar ahí de nuevo”.

Conoce más en wishofalifetime.org (en inglés).

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.