Skip to content
 

Lugares donde saborear la variedad culinaria de Estados Unidos

Clásicos o extravagantes, no te pierdas estos platos regionales en tu próximo viaje por el país.

Pollo frito con wafles

Cortesía de Wolfie’s Hot Chicken

In English

Todo el mundo sabe que Chicago es famosa por la pizza de masa gruesa (deep-dish) y Nueva Inglaterra por sus excelentes bocadillos de langosta, pero hay muchos otros lugares donde abundan los platos deliciosos que, en algunos casos, solo conocen los residentes locales. Te presentamos algunos de nuestros favoritos del país.

Los Ángeles

Si te apetece un plato de comida caliente y reconfortante, prueba… las sopas coreanas. Los comensales que buscan comida coreana en Los Ángeles suelen ir a restaurantes que sirven barbacoa, pero la cocina coreana ofrece mucho más. Prueba la sopa de espinazo de cerdo en Yangji Gamjatang (aunque yo aún no he encontrado una sopa o guiso coreano que no me guste). —A.Z.

Si prefieres no comer carne los lunes, prueba… la comida vegana. En Los Ángeles hay una amplia selección de menús sin carne, con opciones que abarcan desde las hamburguesas Impossible en Monty’s Good Burger hasta las alternativas al pollo frito en Wolfie’s Hot Chicken y las “alitas” de coliflor en Jackfruit Cafe. —K.O.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Si te gusta el chili, prueba… la birria de chivo. Los restaurantes, los camiones de comida y los puestos de venta de comida mexicana han proliferado las variantes de la birria, el popular guiso hecho con carnes y especias. Esta versión, que se prepara con carne dulce y suave de chivo cocida a fuego lento durante horas, es muy popular en locales como El Parian. El famoso crítico culinario de Los Ángeles Jonathan Gold, ya fallecido, una vez la elogió como el mejor plato mexicano en la ciudad. —K.O.

Sánduche de salchicha goetta

Steve Paszt

Goetta

Cincinnati

Si te gustan las salchichas del desayuno, prueba… la goetta. También conocida como “el caviar de Cincinnati”, esta salchicha —cuyo nombre se pronuncia “guera”— se cocina en una hogaza de pan y luego se corta en rebanadas y se fríe. Las de Eckerlin Meats son las mejores que he probado. —A.Z.

Si te gustan las hamburguesas con queso, prueba… las hanky-panky. Son pequeños bollos de pan integral de centeno que se cubren con una montaña de carne con queso y se hornean. Pruébalas en KnockBack Nats o en Tavern on the Bend. —K.O.

Si te gustan las papitas fritas, prueba… las de Grippo. Estas sabrosas papitas picantes y dulces, ahumadas y muy condimentadas, se han elaborado localmente durante un siglo.  —K.O.

Washington, D.C.

Mujer sostiene un plato vegetariano en un restaurante etíope

Scott Suchman

Comida etíope en Chercher.

Si te gusta la comida india, prueba… la cocina etíope. No te puedes perder una de las mejores cocinas del mundo cuando estás en la capital del país, que cuenta con muchos restaurantes auténticos. Los platos que debes probar: doro wat (un tipo de pollo al curri), kitfo (carne molida de res, cruda o poco cocida), costillas de res y el magnífico injera (un pan sin levadura esponjoso). Sugerencia: ¡no pidas demasiado poco! —A.Z.

Si te gustan las salchichas, prueba… un half-smoke. El plato distintivo de Washington D.C. es como un perro caliente, pero más condimentado; a veces se parte a lo largo por la mitad y por lo general se ahúma antes de ponerlo en la parrilla. Estas salchichas (mitad cerdo, mitad res) están envueltas en un pan blanco calentado al vapor y a menudo se cubren con cebolla, queso y salsa de chili. Ben’s Chili Bowl las sirve en varios locales distribuidos por toda la ciudad. —K.O.

Si te gusta la salsa de barbacoa, prueba… la salsa mambo. Se cree que esta salsa roja de tomates, con sabor dulce y picante, se originó en la década de 1960 en Wings-n-Things. Puedes combinarla con pollo frito o con comida china para llevar, sobre una salchicha half-smoke o usarla como una salsa para mojar las papas fritas. Prueba esta delicia en Wings N’ More Wings o en Henry’s Soul Café (donde la llaman “Mumbo sauce”). —K.O.

Pizza de San Luis

Ashley Gieseking

St. Louis

Si te gusta la pizza —¿y a quién no?— prueba… la pizza estilo San Luis. Se trata de una masa de pizza prefabricada, fina como una oblea, untada con salsa de tomate dulce y cubierta con Provel, un queso procesado que se derrite fácilmente y que sus entusiastas insisten está hecho con queso suizo, provolone y cheddar. Aunque yo no puedo detectar ningún rastro de esos sabores en la mezcla, debo decir que esta comida pringosa, y difícil de comer sin ensuciarse, es adictiva. Ve a una taberna de barrio, ocupa una mesa y pídete una cerveza helada y una de estas pizzas. —A.Z.

Si te gustan los postres sustanciosos, prueba… la torta gooey butter cake. Las reposterías en toda la ciudad tienen su propia versión de este postre icónico. Cuenta la leyenda que esta torta se inventó accidentalmente hace más o menos un siglo, cuando un chef le agregó demasiada mantequilla a la masa. Se trata de una masa parecida a una galleta de mantequilla cubierta con una capa de crema pastelera espesa y superdulce —hecha básicamente con mantequilla, azúcar y huevos— que luego se espolvorea con azúcar en polvo. Es una verdadera delicia que se acompaña perfectamente con un café. —K.O.

Loco Moco

Romulo Yanes/The New York Times

Loco Moco.

Hawái

Si te gustan los desayunos abundantes, prueba… el loco moco. Esta es la comida reconfortante más famosa de Hawái, y a mí me encanta para el desayuno (y después me salto el almuerzo). El loco moco comienza con arroz blanco, al que se le agregan una hamburguesa (o dos) y un huevo frito. Se completa con una salsa de carne. —A.Z.

Si te gusta el sushi, prueba… el poke. No debe confundirse con el plato casual y rápido que se encuentra en el territorio continental. El poke hawaiano incorpora solo unos pocos ingredientes locales: ahi crudo (atún), limu (algas), inamona (pasta de nuez de kukui) y pa’akai (sal marina hawaiana). —K.O.

Si te gustan las donas, prueba… las malasadas. Estos pasteles de levadura, dulces y fritos, pueden estar espolvoreados con azúcar y rellenos de una crema pastelera espesa o hacerse con poi, una pasta hecha con raíz de malanga púrpura. —K.O.

Chef haciendo un sánduche

louisville-hot-brown.jpg William Widmer

Hot Brown.

Louisville, Kentucky

Si te gusta el sándwich de queso a la parrilla, prueba… un hot brown. Este sándwich abierto de pavo y tocino, con salsa Mornay y rebanadas de tomate, supuestamente fue creado para satisfacer a los clientes fiesteros y trasnochadores del Hotel Brown en Louisville.  —A.Z.

Si te gustan los bocadillos, prueba… la crema benedictina. Esta crema de queso hecha con pepinos se atribuye a Jennie Carter Benedict, una chef pionera. Se utiliza para preparar pequeños sándwiches. —K.O.

Persona sostiene varios filetes de carne

Peter Guttman

Pitchfork Fondue.

El salvaje Oeste

Si te gusta combinar lo dulce con lo salado, prueba… panecillos de canela con chili. Las personas en esta región empiezan a comer este plato reconfortante a una edad temprana: los panecillos son un elemento regular en el menú de las escuelas. La combinación de un bol de chili robusto y picante con un rico panecillo cubierto con queso crema es sorprendentemente deliciosa (para disfrutar al máximo, prueba a arrancar un pedazo y mojarlo en la salsa). —K.O.

Si te encanta la carne, prueba… una fondue con horquillas. Reúne unos bistecs, unas salchichas, algo de pollo y cerdo, y calienta unos barriles de aceite. Busca varias docenas de horquillas, carga las carnes en las púas y comienza a cocinar. Algunas familias hacen sus propias reuniones de fondue con horquillas, o puedes visitar restaurantes que han adoptado la práctica, entre ellos Pitchfork Fondue en Pinedale, Wyoming, y Pitchfork Steak Fondue en Medora, Dakota del Norte. —A.Z.

Plato con carne y algunos acompañantes

Jeffery Salter

Fritanga.

Miami

Si te gusta la comida mexicana, prueba… la cocina nicaragüense. Esta cocina no recibe el crédito que se merece. Visita Fritanga Montelimar para comer carne asada, perfectos maduros fritos, gallo pinto (arroz y frijoles) y un nacatamal sublimemente delicioso (similar a un tamal mexicano). —A.Z.

Si te gustan las empanadas, prueba… los pastelitos. Hay docenas de panaderías cubanas que venden estos populares pasteles de masa hojaldrada rebosantes de rellenos salados o dulces, desde carne de res hasta guayaba y queso. —K.O.

Si te gustan los trozos de pollo empanados, prueba… el caimán.  Es delicado, blanco y jugoso y está delicioso con especias y empanizado. —K.O.

Pizza cortada en triángulos

Jason Varney

Nueva Jersey

Si te gustan los sándwiches de tocino, prueba… un sándwich con jamón Taylor/rollo de cerdo. Este embutido salado y de sabor intenso, que existe desde antes de la Guerra Civil, está hecho con cerdo molido curado; puede cortarse en tajadas y comerse frío, pero por lo general se cocina a la parrilla hasta que está crocante. Puedes incluirlo en un sándwich de desayuno, usarlo en lugar de tocino en un sándwich BLT (tocino, lechuga y tomate), usarlo para preparar un bocadillo con una barra de pan crujiente con queso y cebollas, o simplemente comerlo tostado como fiambre de desayuno o almuerzo. Es realmente algo que solo se encuentra en Nueva Jersey y que no te puedes perder. —A.Z.

Si te gusta la pizza sencilla, prueba… la pizza de tomate. La diferencia principal entre esta pizza y una pizza al estilo neoyorquino es el orden de los ingredientes: primero va el queso, y la salsa —hecha con los tomates de alta calidad del estado— va por encima. —K.O.

Plato de colas de pez globo

Rey Lopez

Blowfish Tails.

Carolina del Norte

Si te gustan los camarones fritos, prueba… las colas de pez globo. En primavera, prácticamente todos los puestos de mariscos fríen estas colas de pez globo en grandes cantidades; por lo general pesan unas pocas onzas cada una y tienen un sabor delicado a pescado blanco. —A.Z.

Si te gusta el spam (una carne enlatada que se suele cortar en rodajas y freír), prueba… el livermush. Sabe mejor de lo que su nombre podría sugerir. Hecho con cerdo molido condimentado e hígado triturado con pasta de harina de maíz, se moldea en bloques, se corta en rebanadas y se fríe. —K.O.

Si te gusta el pastel, prueba… el sonker. Este postre caliente de frutas, que comían los inmigrantes escoceses de principios del siglo XVIII, lleva encima una masa azucarada crujiente. Normalmente contiene arándanos azules, aunque a veces se utilizan otras frutas jugosas o incluso batatas. Si visitas el sendero Sonker Trail en el condado de Surry, encontrarás ocho lugares (entre ellos, varias panaderías y restaurantes y una tienda general) donde puedes probarlo. —K.O.

Plato con frijoles y carne molida

Heather Ainsworth

Rochester, Nueva York

Si te gustan los platos muy abundantes que tengan de todo, prueba… el Garbage Plate (plato de basura). Puedes debatir todo lo que quieras sobre dónde encontrar la mejor versión de este monstruoso plato, o qué debe incluir, pero baste decir que esta pila de papas fritas caseras, tiritas de pollo, hamburguesas, perros calientes rojos o blancos, salsa de carne, ensalada de macarrones, cebollas, huevos y cualquier otra cosa que el restaurante o la taberna decidan incluir, puede sonar terrible. Pero si te sientas con amigos y una jarra de cerveza y atacas esta comida, verás cuán genial es la idea de poner todo en un plato. El Garbage Plate nació en Nick Tahou Hots, un restaurante de Rochester que abrió en 1918. Puedes encontrarlo también en otros restaurantes locales, pero Nick Tahou registró el nombre. —A.Z.

Si te gustan los perros calientes, prueba… los white hots. Si un “plato de basura” es demasiado, puedes encontrar fácilmente uno de sus componentes usuales, el white hot, por sí solo. Este pálido perro caliente alemán no ahumado, que popularizó el restaurante de propiedad familiar Zweigle’s en 1880, está hecho con cerdo sin curar y ternera y res sin ahumar. Pídelo en uno de los locales que encontrarás a lo largo de la “hot dog row” (ruta de los perros calientes), un recorrido de 20 minutos en auto que rodea el lago Ontario. Allí encontrarás Don’s Original, donde estos perros calientes icónicos aparecen en el menú como simplemente “hots”). —K.O.

Si te gusta la piccata de pollo, prueba… el chicken French. A veces llamado chicken Francese fuera de Rochester, se dice que este elegante plato de pequeños trozos de pollo rebozados con huevo y cocidos a fuego lento en vino blanco o en una salsa de mantequilla con limón y jerez, se originó en el restaurante local Nate’s Brown Derby, que ya no existe. Todavía está en el menú de prácticamente todos los restaurantes italianos de la ciudad, incluidos Phillips European y Mr. Dominic’s at the Lake. —K.O.

Salchicha boudin de Luisiana

Getty Images

Luisiana

Si te gustan las salchichas, prueba… las boudin. Esta combinación de distintas partes del cerdo, arroz, verduras y abundantes condimentos que se coloca dentro de una envoltura tiene todo un sendero —el Soutwhest Louisiana Boudin Trail— dedicado a ella. Si la idea te horroriza, prueba una bola de boudin: viene sin la envoltura y se fríe, lo que la hace más apetecible para muchos. B&O Kitchen & Grocery en Sulphur las prepara bien. —K.O.

Si te gustan las salchichas picantes, prueba… las chaudin. También llamado hog ponce (estómago de cerdo relleno), este plato —uno de mis favoritos en Estados Unidos— sigue siendo, afortunadamente, el orgullo de la región cajún. Poche’s Market, Restaurant & Smokehouse, una institución de casi 60 años en Breaux Bridge, rellena la piel del estómago del cerdo con una salchicha casera picante, ahúma todo y luego lo asa o lo cocina a fuego lento durante horas. Este plato, que se sirve en rodajas que a veces se fríen, es un manjar que destaca el arte de la cocina sureña para preparar las carnes. —A.Z.

Si te gustan los mariscos, prueba… las ancas de rana. La ciudad de Rayne, con una población de alrededor de 7,200 habitantes, al oeste de Lafayette, se conoce como la “capital mundial de las ranas”, e incluso ha organizado un festival anual de ranas en los últimos 50 años. Restaurantes como el Chef Roy’s Frog City Cafe y Gabe’s Cajun Food también honran al anfibio con platos de ancas (o patas) de rana (que son más largas de lo que podrías anticipar) condimentadas, rebozadas y fritas a la perfección. —K.O.


Andrew Zimmern es un famoso chef que presenta el programa Family Dinner en Magnolia Network; anteriormente fue anfitrión de Bizarre Foods en el Travel Channel.

Kelsey Ogletree escribe regularmente sobre comida en AARP The Magazine; también ha escrito para Better Homes & Gardens, Southern Living y Travel + Leisure.