Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

¿Te gusta viajar en crucero? A estas personas les encanta

Algunos no ven la hora de volver a embarcarse a pesar de que sigue la amenaza de la COVID-19.

Crucero en el puerto

Glowimages / Getty Images

In English | Patty Monegan planea pasar siete días navegando por la costa de California en septiembre, luego otra semana surcando las aguas de la costa mexicana en noviembre. Monegan (de 59 años) y su esposo, Philip Keeping (de 62), viajarán en dos cruceros Princess que saldrán de Los Ángeles. La pareja, de Temecula, California, ha navegado con Princess más de 55 veces desde 1986, y están ansiosos por abordar sus barcos nuevamente, a pesar de la pandemia y la mala prensa que recibió la empresa el año pasado. ¿Quién no recuerda esas inquietantes imágenes televisadas de miles de pasajeros atrapados a bordo del Diamond Princess y el Grand Princess cuando los brotes de COVID-19 afectaron a ambos barcos y provocaron 10 muertes?

"Debido a lo que sucedió, van a tomar todas las precauciones que puedan", dice Monegan, que no se deja intimidar. "Todo el mundo va a estar en alerta máxima, por lo que es probable que navegar sea más seguro ahora que nunca".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


De hecho, cuando ocho miembros de la tripulación completamente vacunados recientemente dieron positivo en la prueba de detección de COVID-19 antes del crucero inaugural del Odyssey of the Seas de Royal Caribbean, la línea pospuso su salida durante casi un mes por extrema precaución —aunque seis de los empleados no tenían síntomas y los otros dos tenían síntomas leves—. (Las vacunas no son 100% eficaces en la prevención de la COVID-19, pero si la contraes después de la vacunación, los expertos dicen que es muy probable que experimentes algo parecido a un resfriado leve). Y cuando dos pasajeros asintomáticos y completamente vacunados en el Celebrity Millennium dieron positivo, fueron aislados para someterlos a un control médico.

Muchas líneas de cruceros exigen que todos los pasajeros y miembros de la tripulación estén vacunados.

Incluso si se demuestra que Monegan está equivocada y ocurre lo peor, insiste en que no se arrepentirá —su pasión por los cruceros es así de profunda—. "Soy una mujer espiritual y religiosa a la que le gusta su copa de vino todos los días, y cuando te toca, te toca". Si llega mi hora en un crucero con una copa de vino en la mano, ten la seguridad de que moriré feliz".

Las preocupaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) sobre los cruceros durante la pandemia (ver recuadro) no han frenado el entusiasmo por zarpar de algunos viajeros, especialmente el de los más leales a los cruceros en tiempos antes de la COVID. Una encuesta reciente de University of Florida determinó que el 30% de las personas en Estados Unidos considerarían la posibilidad de viajar en crucero el próximo año. Entre los cruceristas ávidos, el 30% dijeron que estaban dispuestos a navegar el pasado mes de abril, y el 46% dijeron que navegarían el próximo año.

Las sólidas ventas de cruceros concuerdan con la encuesta, como lo ilustran estas estadísticas de ventas de Cruise Planners, un representante de viajes de American Express. Desde enero hasta mayo del 2021, las ventas de cruceros de la compañía para las salidas del 2022 aumentaron un 60% con respecto al mismo período del 2019 para las salidas del 2020. Y Michelle Fee, directora general, dice que en el 2019 la empresa registró un año récord de ventas de cruceros.

Las ofertas atractivas y las políticas de cancelación flexibles ciertamente juegan un papel importante para atraer a los pasajeros ahora que las líneas de cruceros finalmente comienzan a recuperarse después de la prohibición extendida de los CDC. Aun así, es probable que muchos fanáticos de los cruceros regresen de todos modos. Aquí te explicamos por qué.

Norma Starr y Mitchell Schneidkraut

CORTESÍA DE NORMA STARR Y MITCHELL SCHNEIDKRAUT

Norma Starr y Mitchell Schneidkraut en un crucero de Nueva York a Islandia con Regent en el 2018.

Retornar al mar abierto

Norma Starr y su esposo, Mitchell Schneidkraut, ambos de 72 años y residentes de Birmingham, Alabama, han realizado unos 30 cruceros en los últimos 15 años. Pero no han navegado desde agosto del 2019 debido a la COVID-19. Es la primera vez que pasan más de un año sin navegar.

"¡Quiero salir al mar abierto! Birmingham es bonito, pero estoy cansada de mirar cuatro paredes", dice Starr. "Le sigo diciendo a mi esposo que lo primero que voy a hacer cuando embarque es besar el suelo. No lo haré porque se vería realmente de mal gusto, pero estaré muy feliz".

La pareja cuenta los días hasta enero, cuando tienen reservado un crucero por el mundo de 120 días con Regent Seven Seas Cruises, que zarpa de San Francisco. Aun así, están tan ansiosos por regresar al mar que han reservado un par de cruceros en el ínterin: un crucero de 7 días por las Bahamas en julio con Crystal Cruises y un crucero Regent de 27 días en noviembre desde Grecia a Miami.

Nina Yablok junto a su esposo

Cortesía de Nina Yablok

Nina Yablok y su esposo se volvieron a casar en un crucero por la riviera mexicana en el 2014.

Todos vacunados

"No me preocupa en absoluto nuestro crucero", dice Nina Yablok, de 73 años, de Nemo, Texas. "Estoy vacunada, y también lo estarán todos los demás en el barco. Si me contagio de COVID, no será un caso grave", dice. "Elijo no dejar que el miedo dirija mi vida".

Yablok y su esposo, que han tomado 17 cruceros desde el 2005, también estarán a bordo de un crucero Crystal por las Bahamas este verano, que ella reservó minutos después de que saliera a la venta a la medianoche del 16 de marzo. Normalmente, Yablok no estaría despierta a esas horas, pero se moría de ganas de volver al mar y no podía esperar a conseguir un camarote. "¡Estoy listísima para esto!", dice. "Estoy muy emocionada por volver a navegar".

¿Qué tan emocionada? Ya ha comenzado a hacer la maleta; ya se le antoja su postre favorito de Crystal, un suflé dulce llamado "Salzburger Nockerl"; y ya ha planeado la parada en Bimini, donde espera que mucha gente baje del barco. Se quedará a bordo con su esposo y se instalará en una butaca junto a la piscina. "Me pondré con mi Kindle, que estará cargado de toneladas de misterios acogedores que no requieren de mucha concentración, y luego no leeré ni una palabra. Observaré a la gente", dice.

La seguridad y sanidad de los barcos son reconfortantes

"Todas las líneas de cruceros están tomando todas las precauciones y hacen todo lo posible para mantener a todos a salvo", dice Craig Savela, un ávido crucerista de San Antonio. Él y su esposa, Sheryl, ambos de 70 años, han tomado 45 cruceros desde el 2010 y tienen varios más reservados, incluido un crucero por el río Rin con AMAWaterways en agosto y un crucero por México desde Galveston, Texas, con Royal Caribbean International en noviembre. Y ya tienen reservado un crucero por el Caribe para la próxima primavera, un viaje transatlántico a España y un crucero por las islas griegas que luego navegará a Dubai y a Ciudad del Cabo, en Sudáfrica.

"Somos conscientes de que la COVID es un virus potencialmente devastador", dice Craig, "pero hemos estado en tantos cruceros y nunca hemos tenido ningún problema". Y ahora, con la gran cantidad de personas que se están vacunando, y el hecho de que estamos bastante sanos, realmente no vemos un mayor problema con este asunto".

"Hemos vivido una buena vida y simplemente no vamos a vivir con miedo", agrega Sheryl.

“Si llega mi hora en un crucero con una copa de vino en la mano, ten la seguridad de que moriré feliz". 

—Patty Monegan

Aprovechar cada día

"Hemos perdido dos años de cruceros", dice la veterana crucerista Linda Beilstein. "Tengo 72 años y mi esposo 83. ¿Cuánto tiempo más nos queda para poder físicamente hacer esto?". Los Beilstein, de Edgewater, Maryland, han estado navegando desde el 2008, y calculan que han realizado al menos 30 cruceros, y tienen más planeados. Ya han reservado un crucero por el río Duero con Emerald Cruises para noviembre y tienen cuatro cruceros —a Islandia, los Grandes Lagos, las Islas Británicas y Canadá/Nueva Inglaterra— en varias otras líneas reservados para el próximo año.

Tomar precauciones

No creas que estos fanáticos de los cruceros están dejando de lado las precauciones; la mayoría planea tomar sus propias medidas de precaución. Por ejemplo, en el pasado, Monegan en ocasiones ha reservado camarotes interiores porque ella y su esposo suelen pasar muy poco tiempo en sus camarotes. "Pero desde la pandemia y esas fotos que vimos del Grand Princess, siempre hemos reservado como mínimo un balcón, pero la mayoría de las veces una suite pequeña, sin importar el precio. Si algo sucediera y nos pusieran en cuarentena en nuestra habitación, quiero asegurarme de que todavía podré respirar un poco de aire fresco y ver la luz del día", dice.

Aunque Amit Mazumdar, de 63 años, no tiene ninguna preocupación por hacer un crucero por el Mediterráneo con su familia este septiembre en Royal Caribbean, dice que tomarán medidas para mantenerse seguros. "No vamos a correr riesgos innecesarios", dice Mazumdar.

Es probable que paguen más por comer más comidas en restaurantes de especialidades, ya que piensan que estarán menos llenos y que las mesas estarán más separadas. Tampoco les interesan los bares abarrotados; más bien, dice, buscarán mesas tranquilas en los alrededores. También usarán las escaleras con más frecuencia que los ascensores, y por esa razón, dice, un camarote en algún lugar en el medio les atrae más que uno en un nivel más alto.

En lo que respecta a las excursiones en tierra, muchos cruceristas se quedarán con su línea de cruceros. "Ahora mismo, no tomaría una excursión en tierra que no sea a través del propio barco", dice Linda Beilstein. "Siento que los guías turísticos y las compañías de viajes que utilizan las líneas de cruceros serán examinados con el mismo nivel de estándares de limpieza que va a utilizar el barco".

Pautas de los CDC

Ten en cuenta que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han reducido su nivel de advertencia para los cruceros del nivel 4 (el riesgo de COVID-19 es muy alto) al nivel 3 (el riesgo de COVID-19 es alto), y actualmente no advierten explícitamente a quienes están completamente vacunados que eviten los viajes en crucero. No obstante, todavía se recomienda que las personas que no están completamente vacunadas contra la COVID-19 eviten viajar en cruceros.

Los CDC sugieren que incluso quienes están completamente vacunados se hagan una prueba viral de COVID-19 de uno a tres días antes de la salida, y recomiendan que todos usen mascarillas en los espacios públicos en los cruceros, así como en otros medios de transporte público (como en aviones y trenes).

Consulta más información sobre las pautas de los CDC en línea (en inglés).

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.