Skip to content
 

Trucos para adelgazar de un chef profesional

Agrega sabor a la comida, sin añadir una tonelada de calorías.

Ilustración donde se muestran diferentes alimentos

PHOTOGRAPHS BY CAITLIN BENSEL / ILLUSTRATIONS BY LIANA JEGERS

In English

Los chefs de restaurantes a menudo dependen de la sal y la grasa (principalmente de la mantequilla) para distinguir su comida de la tuya. Pero puedes obtener un sabor comparable en casa sin las calorías asociadas con los platos de un restaurante. He comido en todos los rincones del mundo y viajado más de un millón de millas en busca de recetas sorprendentes. Estos son algunos de los trucos para promover el sabor de manera saludable que he obtenido de los mejores chefs del mundo.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Carameliza las verduras

Las zanahorias, la coliflor, las batatas y las coles de Bruselas contienen azúcares naturales, pero cuando están crudas o cocinadas al vapor todavía conservan su sabor vegetal. Sin embargo, si las expones a un calor intenso, los azúcares se caramelizan y estas verduras se transforman en dulces adictivos. Ásalas a la parrilla a temperatura alta o en el horno a 425 °F, entre 20 y 30 minutos, o hasta que se doren.

Incorpora sabores intensos y bajos en calorías

La ralladura y el jugo de cítricos, el jengibre fresco, las hierbas frescas y los chiles pueden añadir interés a un plato. El vinagre balsámico, la pasta de miso, las anchoas, la mostaza de Dijon, la salsa de soya, el queso parmesano y la salsa harissa aportan un sabor más rico y profundo.

Convierte los restos de la sartén en una salsa

Agrega un poco de vino o caldo y unos pocos condimentos a los restos que quedan en el fondo de tu sartén, reduce el líquido a fuego bajo durante unos minutos y tendrás una sabrosa salsa al instante.

Cuela los purés

Un colador chino es un utensilio en forma de cono de malla metálica superfina. Úsalo para colar un puré y creerás que se trata de una sopa hecha con crema de leche espesa.

Prueba y ajusta el condimento durante la cocción

Es una regla muy simple, pero los cocineros caseros a menudo se distraen mientras desempeñan múltiples tareas y se olvidan de probar la comida. Esto les roba la oportunidad de ajustar el punto de sal, la dulzura, el nivel de picante y la acidez de un plato.

Un plato con verduras y salmón y unas manos dibujadas simulan que le echan sazón

PHOTOGRAPHS BY CAITLIN BENSEL / ILLUSTRATIONS BY LIANA JEGERS

Preséntalo como un profesional

Los chefs se acercan a un plato vacío como un lienzo en blanco y disponen la comida sobre él como si fuera un cuadro. Usa guarniciones y una presentación ingeniosa para que las porciones delicadas parezcan más grandes y atractivas.

Reserva lo mejor para el final

Sazona las verduras y las proteínas con un chorrito moderado de tu mejor aceite de oliva y una pizca de sal marina gruesa. Agregar un poco de sal y grasa en el último momento te permitirá usar mucho menos de ambos ingredientes mientras cocinas.

Bob Blumer es escritor y expresentador de Food Network. Su último libro es Flavorbomb: A Rogue Guide to Making Everything Taste Better.