Skip to content

In English

Medicare Original cubre la acupuntura solo para los beneficiarios con dolor lumbar crónico. Si has tenido dolor en la parte inferior de la espalda durante al menos doce semanas y el dolor no está relacionado con otra causa (como una enfermedad infecciosa, una operación quirúrgica o un embarazo), puedes recibir 12 sesiones de acupuntura en un período de 90 días.

Medicare podría pagar sesiones adicionales si tu dolor disminuye: hasta 8 sesiones más, por un máximo de 20 en un año. Si tu problema no mejora, Medicare no pagará servicios de acupuntura más allá de las 12 visitas.

El proveedor puede ser un médico que cumpla con los requisitos estatales correspondientes para realizar acupuntura, o un asistente médico, enfermero u otro personal que cuente con un título en acupuntura o medicina oriental a nivel de maestría o doctorado otorgado por una institución educativa acreditada, y cuente con la licencia estatal para practicar la disciplina.

La acupuntura consiste en estimular puntos específicos del cuerpo, por lo general mediante la inserción de agujas finas a través de la piel, para aliviar el dolor. Hasta enero del 2020, Medicare no cubría la práctica en ningún caso, y tú deberás pagar el 100% del costo de servicios de acupuntura para tratar problemas que no sean el dolor lumbar. Medicare no cubre otras formas de medicina alternativa, como la naturopatía, la homeopatía o —con excepción de la manipulación espinal médicamente necesaria— la atención quiropráctica.

Los planes Medicare Advantage de seguro privado pueden incluir cobertura más amplia para la acupuntura. Consulta con tu proveedor del plan Medicare Advantage sobre tratamientos específicos. Probablemente necesites acudir a un acupunturista que esté en la red de tu plan para aprovechar al máximo este beneficio.

Nota de redacción: este artículo se publicó originalmente el 24 de octubre del 2019; se ha actualizado para reflejar cambios en la política de Medicare sobre la acupuntura.